Menú Portada
Joan Laporta será el vicepresidente de la nueva asociación hasta final de la presente temporada

Los clubes muestran a la UEFA el camino: “Acuerdos o rompemos la baraja”. Y hubo acuerdo

Enero 23, 2008

El G-14 ha muerto. Viva la Sociedad Europea de Clubes. O sea, el mismo perro con distinto collar. Nos habían vendido la burra como una desaparición del grupo opositor a la UEFA y la FIFA, pero no se trata más que de un cambio de nombre que escenifique mejor lo que representa la asociación: un grupo de más de 100 clubes europeos que no están por la labor de seguir mangoneados por las dos instituciones internacionales dueñas del balón, que engordan comiendo de lo ajeno.

pq_438_platini.jpg

¿Recuerdan que les dijimos desde estas páginas que si el presidente del Barça hablaba no era gratis, con motivo de la cesión de jugadores a las selecciones que regresan lesionados? No lo era, no. De momento el presidente blaugrana ha sido elegido vicepresidente de la nueva Asociación Europea de Clubes, cuya ejecutiva permanecerá en ejercicio hasta que, al final de temporada, la asamblea general elija a un nuevo equipo. El catalán ya está colocado. Para defender los intereses de todos los clubes, pero en primera línea se defienden mejor los propios. Karl-Heinz Rummenigge, presidente de Bayern Munich, será el presidente.
Dice la UEFA por boca de su presidente Michel Platini que estamos ante una nueva era que recupera los cauces de armonía. Si él lo quiere ver así… la realidad es que ahora es cuando la UEFA debe ir pensando que o actúa conforme a los clubes piden, o que se prepare para ser un organismo muerto, como lo es a día de hoy la FIBA Europa (baloncesto), que se limita a organizar torneos de selecciones nacionales y que no tiene bajo su control lo que da dinero, los torneos de clubes.
La AEC está compuesta, en principio, por 103 clubes, aunque el número de equipos por cada federación europea será establecido cada dos años al final de las competiciones europeas en función del ránking de la UEFA de acuerdo con el siguiente cupo: del primero al tercero en la lista, cinco clubes; del 4 al 6, cuatro; del 7 al 15, tres; del 16 al 26, dos, y del 27 al 53, uno.

Un mal acuerdo mejor que un buen juicio

El primer paso ya está dado. Esta asociación ya es reconocida como interlocutor por la UEFA y de momento han llegado a un acuerdo en varias de las pretensiones legítimas de los clubes: indemnización por la cesión de sus internacionales a las selecciones, disputar los partidos de selecciones en sábado y martes, y sólo ceder una vez al año a jugadores para amistosos si los partidos son en continentes diferentes a donde actúan los jugadores.
Pero esto no ha sido una concesión de buena gana sino con una serie de demandas judiciales por medio en las que los clubes reclaman indemnizaciones millonarias por lesiones de jugadores con sus selecciones. Los clubes e han comprometido a retirarlas. La UEFA y la FIFA han visto que con el canon de 4.000 euros por día de cesión les sale barato. Ya veremos quién paga las cesiones de los jugadores africanos a selecciones de federaciones que no tienen ni para las botas. Esa será otra historia.
La UEFA se comprometió a entregar a los clubes 97,5 millones de euros en los próximos cuatro años para compensarlos por las Eurocopas de 2008 y 2012. Pero esto no ha hecho más que empezar. Como dice el sabio refranero español, ´mejor un mal acuerdo que un buen juicio´.