Menú Portada

Los cambios de Lopetegui: mayor trabajo táctico, presión alta y más hombres en el centro del campo

Octubre 10, 2016
lopeteguiitaesp

Finalmente, Julen Lopetegui aprobó con nota su primer examen serio al frente de la selección española. El combinado nacional sacó un meritorio empate de su visita a Italia que, aunque supo a poco en un principio por el mayor dominio de los nuestros, se revalorizó con la victoria del domingo en Albania, el otro coco del grupo. Así, España obtuvo 4 puntos de sus salidas más difíciles, por lo que la lógica dice que, si hace bueno el empate de Turín en casa, será primera de grupo.

El preparador guipuzcoano ha introducido variantes en el equipo que dejó Vicente del Bosque. Las vemos a continuación, divididas en los dos partidos.

Italia 1-1 España

– 6 centrocampistas para desarmar a Italia: Esta fue una de las mayores sorpresas del choque ante Italia. La selección española, en fase creativa, iniciaba la salida de balón con los dos centrales (Ramos y Piqué) y los laterales (Carvajal y Alba) se incorporaban al centro del campo directamente. Con Vitolo y Diego Costa más adelantados, el combinado de Lopetegui se plantaba en la medular con superioridad. El ex del Oporto se inventó un 2-6-2 para rebatir el 3-5-2 transalpino. Con la salida de Nacho, los laterales dejaron de subir tanto en el segundo acto, posiblemente por indicaciones del propio entrenador.

– Presión muy alta: La selección española ahogó la salida de balón de Italia (ya fuera en corto o en largo) con una presión extraordinaria que no se veía en estos lares desde los tiempos del Barça de Guardiola. El sistema elegido en fase defensiva fue el 4-2-3-1 y cada futbolista subía hasta el final cuando ‘su’ jugador tenía el balón. De esta forma, pudimos ver a Carvajal presionando más arriba que Diego Costa.

– Iniesta, el jugador omnipresente: Andrés Iniesta está, quizás, en el cénit de su carrera. Lopetegui lo sabe y por ello le anima a que recorra el campo con libertad. Ante Italia bajó para ayudar en la salida de balón, fue el hombre más retrasado en algunos saques de esquina a favor y también realizó una presión extraordinaria. Ubicuidad y técnica al servicio de la selección.

– Poca profundidad y dificultad para el contragolpe: Lopetegui aún no ha sabido solucionar uno de los principales debes de la selección. Al equipo le falta profundidad y eso se refleja en cada recuperación de pelota. Ante Italia hubo amagos de contragolpe pero casi siempre terminaban en una posesión inofensiva en horizontal. Julen quiere que la España del toque evolucione y sea más directa.

Albania 0-2 España

– Otra sorpresa táctica: En esta ocasión Lopetegui apostó por jugar con tres únicos hombres en la zona defensiva. Con Vitolo haciendo casi de segundo delantero, este sistema se asemejó a un 3-5-2, con Busquets de enganche entre la defensa y el centro del campo. De nuevo, el seleccionador quiso poblar la medular.

– Thiago, el jugador número doce: Lopetegui únicamente hizo un cambio con respecto al choque ante Italia, el de Thiago por Carvajal (además del obligado Monreal por Alba, en detrimento de Nacho). El futbolista del Bayern está llamado a convertirse en una de las referencias en el combinado nacional. Desde hace tiempo, gran parte de la afición le demandaba en el equipo titular. Su momento se acerca.

– Confianza ciega en Diego Costa: El hispano-brasileño fue uno de los hombres más criticados después del encuentro de Turín. Lopetegui decidió no retirarle su confianza y jugó los 90 minutos ante Albania. Aunque marcó un tanto, lo cierto es que en muchas fases del partido parecía que la verdadera referencia ofensiva del equipo era Vitolo.

Felipe de Luis Manero

@FelipedeLuis99