Menú Portada
Los intervinientes en acciones formativas cobrarán 65,97 euros diarios por hospedaje y 37,40 euros diarios para comidas

Los beneficiarios de las subvenciones para Planes de Formación de Empleo podrán deducirse gastos de alojamiento, manutención y desplazamiento

Enero 10, 2011

Cubren los gastos no sólo de los formadores, también de alumnos, coordinadores y personal de apoyo

También paga el alquiler de instalaciones y equipamiento no imputables directamente a las actividades previstas en el plan de formación
 


En nuestra edición de ayer –mientras sindicatos y Gobierno mantienen el pulso en la negociación-, que el ministro de Política Territorial y Administraciones Públicas, Manuel Chaves autorizaba, a través del Instituto Nacional de Administración Pública (INAP), un total de 129 millones de euros en subvenciones para la promoción de Planes de Formación para empleados públicos, de los que 26,6 millones irán a parar a los sindicatos, con representación en los organismos públicos. Con el mismo fin, las Administraciones Autonómicas dispondrán de 52,1 millones de euros y las Locales con 24,8 millones. Pero esa Orden, de 29 de diciembre pasado, arroja otras sorpresas.

El Artículo 17 de la mencionada Resolución se detiene en los “Gastos subvencionables” que deberán cumplir, entre otros, los siguientes requisitos: que respondan a la naturaleza de la actividad subvencionada, que el coste de adquisición no supere el valor de mercado, que hayan sido pagados a 15 de marzo del año siguiente, fecha de finalización del periodo de justificación y que se acredite la concurrencia de distintos proveedores para la realización de los gastos. Además, se impone que “cuando el importe del gasto subvencionable supere la cuantía de 12.000 euros en el supuesto de bienes o prestación de servicios por empresas de consultoría o asistencia técnica, el beneficiario deberá solicitar como mínimo tres ofertas de diferentes proveedores, con carácter previo a la contracción del compromiso para la prestación del servicio”. Todo encomiable en la teoría pero habrá que ver su grado de ejecución cuando, por ejemplo, sea fiscalizado por el Tribunal de Cuentas.

Y llegamos a la parte más atractiva. Según las condiciones impuestas por el INAP, “podrán financiarse con cargo a las ayudas concedidas los gastos directamente imputables a las acciones formativas y a las actividades complementarias, así como los gastos generales imputables a la totalidad de las actividades que conforman el plan de formación aprobado”. Es decir, casi todo. Y si no, compruébenlo.


Gastos directamente imputables a las acciones formativas:

a) Gastos de formadores internos y externos en el ejercicio de actividades de preparación, impartición, tutoría y evaluación a los participantes.

b) Gastos de medios y materiales didácticos, como textos y materiales de un sólo uso por el alumno (compra, elaboración, reproducción y distribución), y materiales de trabajo fungibles utilizados para el desarrollo de las actividades de formación.

c) Gastos por la elaboración de contenidos para la impartición de cursos a través de internet.

d) Gastos de alojamiento, manutención y desplazamiento de los intervinientes en las acciones formativas (alumnos, coordinadores, personal de apoyo y profesorado). Las cuantías máximas diarias subvencionables serán, con carácter general:

Alojamiento: 65,97 euros.

Manutención: 37,40 euros.

e) Gastos de alquiler, tanto de instalaciones como de equipamiento, necesarios para el desarrollo de las actividades formativas.

 

Gastos generales asociados a la ejecución de las actividades subvencionadas que no puedan ser imputados de forma directa con el límite máximo del 35% del total de los gastos directos:

a) Gastos de personal de apoyo, tanto interno como externo, para la gestión y ejecución del plan.

b) Gastos de alquiler de instalaciones y equipamiento no imputables directamente a las actividades previstas en el plan de formación.

c) Seguros, incluido, en su caso, el de la cobertura de accidentes de los participantes

d) Gastos de publicidad y difusión.

e) Gastos de evaluación y control.

f) Otros gastos indirectos en concepto de agua, gas, electricidad, mensajería, teléfonos, material de oficina consumido, vigilancia y limpieza y otros no especializados imputables al plan de formación, con el límite máximo del 6% del total de los gastos directos y sin que sea precisa su justificación documental.