Menú Portada
La juez que instruye el caso Aerolíneas Argentinas, Gemma Gallego, nombrada vocal por el PP

Los beneficiados con la renovación del Consejo General de Poder Judicial

Septiembre 9, 2008

Abandonará el Juzgado número 35 sin haber dictado sentencia, tras más de cuatro años de instrucción

El presidente de la CEOE, Díaz Ferrán, uno de los damnificados

pq__gema.jpg

Seguro que, a día de hoy, muchos se frotan las manos con la reciente renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y no sólo los partidos políticos representados en este órgano judicial (PSOE, PP, CiU y PNV). Al margen de la polémica suscitada –la mayor parte de los medios de comunicación coinciden es que el Consejo más politizado de toda la historia-, pocos han caído en la cuenta que los magistrados elegidos como vocales por unos o por otros instruían casos judiciales de importante relevancia social.
Es el caso de la magistrada Gemma Gallego elegida por el Partido Popular en su cuota de vocales. Cuando tome posesión de su nuevo cargo abandonará el Juzgado de Instrucción numero 35 de Madrid. Forma parte de la Asociación Profesional de la Magistratura, considerada como conservadora, Saltó a los medios de comunicación por haber instruido el caso “ácido bórico” y que sentó en el banquillo de los acusados a la cúpula de la Policía Científica. La Audiencia de Madrid tiró por tierra su instrucción y absolvió a los cuatro policías que la juez, con la oposición del Fiscal, había imputado. No hay que olvidar que el mencionado caso está íntimamente relacionado con la también tristemente famosa “teoría de la conspiración” en el atentado del 11M.
También recientemente, el Congreso argentino aprobaba la Ley que ratificaba la nacionalización de la compañía Aerolíneas Argentinas, hasta ese momento en propiedad del grupo español Marsans y en el que figuran como máximos accionistas el actual presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), y Gonzalo Pascual. La oposición de aquel país denunció, entre otras presuntas irregularidades, que los contribuyentes argentinos tengan que asumir una deuda superior a los 900 millones de dólares y que el Gobierno de Cristina Fernández “haya hecho la vista gorda y pactar con el Grupo Marsans su salida de la aerolínea”.
Pero, casualidades de la vida, el caso Aerolíneas Argentinas, del que ha informado profusamente este periódico, se mantiene abierto en España. ¿Y saben dónde? Pues casualmente el Juzgado de Instrucción número 35 de Madrid, cuya titular es Gemma Gallego? Son más de cuatro años de instrucción de un asunto en el que están en juego, cuando menos 300 millones de dólares que en su día donó el ministerio de Fomento del PP para Díaz Ferrán y Pascual pudieran hacerse con el control de la compañía aérea.
Es decir, que la mencionada magistrada abandonará su Juzgado sin dictar sentencia y lo que es peor, el juez sustituto tendrá que ponerse al día de un sumario de más 5.000 folios. Es decir, lo señores Díaz Ferrán y Pascual tendrán otra bocanada de aire fresco. Y ahora cabe preguntarse: ¿Cuántos empresarios se verán beneficiados por el cambio de titular en sus respectivos Juzgados? De momento, Federico Trillo, ex ministro de Defensa, y exculpado –de momento-, en el caso YAK42 se felicitaba del acuerdo alcanzado con el PSOE para la renovación del CGPJ. ¿Más pistas?