Menú Portada
Beneficio de 5.310 millones

Los bancos españoles ganaron un 67% más hasta junio

Agosto 31, 2013
pq_936_botin_gonzalez.jpg

Los bancos españoles han obtenido un resultado atribuido de 5.310 millones de euros en el primer semestre de 2013, un 67% más que la cantidad registrada el mismo periodo del ejercicio 2012, según los estados financieros de las entidades bancarias publicados por la Asociación Española de la Banca (AEB).

Este resultado, que representa una rentabilidad de un 0,44% de los activos totales medios (ATM), es “sensiblemente mejor” que el alcanzado en semestres precedentes, “pero todavía se sitúa por debajo de los niveles de beneficios habituales en ejercicios anteriores”, según la AEB.

La institución que dirige Miguel Martín ha recordado que 2012 fue un año singular por la aplicación de los dos Reales Decretos-leyes de saneamiento extraordinario del sector, que motivaron un esfuerzo en dotaciones “fuera de lo común” y “distorsionan” la comparación interanual del resultado atribuido de ambos ejercicios.

Aun así, el volumen de provisiones y dotaciones constituidas durante el primer semestre de 2013, por 12.382 millones de euros, representa el 1,02% de los ATM y es todavía muy superior al nivel medio alcanzado en el quinquenio 2007-2011, del 0,88% sobre ATM.

La patronal bancaria señala que el entorno económico aún es “adverso” para su actividad, algo que explica la caída del 10,7% del margen de intereses en el primer semestre del ejercicio. También se han reducido los ingresos netos por comisiones, en un 4,5% anual, si bien registran una ligera mejoría en el segundo trimestre del ejercicio, al igual que ocurre con el margen de intereses.

No obstante, los bancos españoles han defendido su margen bruto, que se eleva a 38.091 millones de euros, tan solo un 3,7% menor que el correspondiente al primer semestre de 2012, debido a los buenos resultados obtenidos en operaciones financieras, en su mayor parte por la realización de plusvalías en la cartera de activos financieros de renta fija disponibles para la venta y por beneficios por diferencias de cambio.