Menú Portada

Los Ayuntamientos socialistas de Baleares, los que más recortan las ayudas para libros de texto

Octubre 27, 2010

La alcaldesa de Palma sólo subvenciona con un tercio del coste de todo el material

pq__aina.jpg

Los Gobiernos municipales socialistas de la Isla de Mallorca son los que más han recortado las subvenciones para las ayudas en la compra de libros de texto. Una de las políticas sociales más generalistas que venían aplicando la mayoría de los municipios era precisamente la ayuda económica a las familias para la adquisición de los libros que acompañan la educación Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato. Este esfuerzo económico que habían de acometer a principios de curso los cabeza de familia venía siendo mitigado, a cuenta de las arcas municipales, con las citadas subvenciones.
 
El Ayuntamiento de Palma, gobernado por la socialista Aina Calvo, ha recortado de tal manera la partida social destinada a este fin que sólo subvenciona con un tercio del coste de todo el material. Los vecinos del municipio de Calvià, gobernado por el ‘popular’ Carlos Delgado, reciben prácticamente el dinero desembolsado.  

Decisiones que cantan

Y la diferencia de trato ya no es tan sólo en las cantidades subvencionadas sino en el momento en que se materializa el abono. Mientras los vecinos de Palma han de esperar para cobrar a los meses de marzo y abril -seis o siete meses después de haberlos pagado-los de Calvià ingresan la subvención los meses anteriores al inicio del curso con el objeto de que los padres no tengan que adelantar el dinero para la adquisición del material.

 
Pero las distintas formas de hacer políticas sociales se evidencian en los hechos. Y mientras que los alumnos de Palma que cursan ESO –sin consideración alguna a las  familias numerosas-, no reciben subvención alguna, los de Calvià obtienen en torno a los 300 euros. Dependiendo de la índole privada o pública y concertada del centro también se puede hacer parangón. Así, mientras una familia de cuatro hijos que estudian en un colegio público de Palma recibe 275 euros, siempre y cuando todos ellos cursen educación Infantil o Primaria, la misma familia en un centro privado de Calvià es subvencionada con 520 euros.
 
Los responsables socialistas de la capital balear no ayudan a los alumnos de centros privados, ni a los que cursan Educación Secundaria Obligatoria o Bachillerato. Los ‘populares’ de Calvià subvencionan todos los niveles educativos con cuantías que suponen la práctica gratuidad de los libros de texto.
 

Diego Feliú