Menú Portada
Reunión de la Plataforma contra la Morosidad al secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta

Los autónomos piden que sean los morosos los que ingresen el IVA de las facturas impagadas

Febrero 4, 2013
pq_928_antonio-beteta.jpg

La Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM) ha propuesto al Gobierno que el deudor moroso sea el obligado tributario para la liquidación del IVA de las facturas que no ha pagado en lugar del emisor de las mismas, con lo que la Agencia Tributaria podría reclamar directamente el pago de dicho IVA al destinatario de la operación.

Así se lo han trasladado los representantes de la Plataforma contra la Morosidad al secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, en una reunión. Para la PMcM, con esta iniciativa, que trata de invertir el sujeto pasivo de este impuesto, se podrían detectar empresas morosas, dado que la Agencia Tributaria conocería a aquellos contribuyentes que se han desgravado un IVA que no han pagado.

Para la Plataforma, se trata de una solución “factible” para que pymes y autónomos no se vean obligados a anticipar el IVA de las facturas que aún no han cobrado y que alcanzan los 800 millones de euros, según fuentes oficiales.

“Con el objetivo de salvaguardar los intereses de estos colectivos frente a la rampante morosidad, hemos diseñado una alternativa que sustituye el criterio de devengo por el de caja en la liquidación del IVA de pymes y autónomos recurriendo a soluciones ya utilizadas por la Agencia Tributaria, que permiten eludir los problemas técnicos que retrasan la implantación”, explica el presidente de la PMcM, Antoni Cañete.

Incidencia inmediata

Esta iniciativa produciría una “incidencia inmediata” sobre la liquidez de los proveedores, ya que éstos no necesitarían anticipar un IVA no cobrado y, además, contribuiría a la reducción de los plazos de pago y del número de impagados, porque “el cliente preferirá adelantar el pago a tener que devolver a la Agencia Tributaria un IVA incorrectamente desgravado, incrementado además con los intereses de demora”, asegura Cañete.

Asimismo, la PMcM también ha dejado sobre la mesa una batería de propuestas, entre otras, establecer un régimen sancionador que normalice los pagos entre compañías con multas ejemplarizantes de hasta 900.000 euros; la creación del Observatorio de la Morosidad, que permitiría conocer con rigurosidad el comportamiento en los pagos; e implantar medidas no coercitivas de intermediación extrajudicial como la figura del mediador, que tanto éxito cosecha en Francia.