Menú Portada

Lorenzo gana su quinto mundial, tercero de MotoGP: Rossi insulta a Márquez, a Lorenzo y ataca a Dorna tras perder el campeonato

Noviembre 9, 2015
lorenzo copa

Jorge Lorenzo Guerrero ha entrado por derecho propio en la historia del motociclismo, al anotarse en el Circuito Ricardo Tormo de Valencia su quinto campeonato del mundo, tercero en MotoGP. Un campeonato absolutamente merecido, pese a quien pese, en especial a un resentido Valentino Rossi, que después de la tregua del fin semana, ha vuelto a destapar la caja de los truenos tras finalizar la última carrera del año.

El mallorquín empezó el campeonato con tres carreras fuera del podio, lo que sembró algunas dudas sobre su rendimiento. Pero cuando el Mundial llegó a Europa, el de Movistar Yamaha encadenó cuatro triunfos consecutivos y encarriló la situación. A partir de entonces, descartado Márquez por problemas con la moto y errores propios, la lucha con su compañero Valentino Rossi fue feroz. Lorenzo tuvo que sobreponerse a los críticos que no lo consideraban favorito, a la presión de jugarse el título en casa, a ser ninguneado por miembros de su propio equipo y a mil y una objeciones, que lo único que consiguieron fue fortalecer a un piloto duro de mollera, que se crece en las adversidades y que contesta en la pista a lo que ocurre fuera de ella.

Lorenzo, sin dudas merecedor del campeonato

Rossi llegaba a Valencia con una ventaja de siete puntos sobre el español y el hándicap de salir el último, debido a la sanción por tirar a Márquez en Malasia. Un escenario que requería del mejor Lorenzo del año. Y el balear no defraudó, marcó la pole, lideró la carrera desde que se apagó el semáforo hasta la bandera a cuadros y marcó la vuelta rápida.

Siete victorias por cuatro de Rossi, cinco de Márquez y dos de Pedrosa, no dejan lugar a dudas de quien ha sido el merecedor de un título que muchos compatriotas, vestidos del amarillo 46, han abucheado a pie de podio. Como decía Rafael “El Gallo”, “Tié q’haber gente pa’tó”.

Pero los números no mienten: 61 victorias, 135 podios, 61 poles, 33 vueltas rápidas y 5 campeonatos del mundo lo convierten, a sus 28 años, en uno de los mejores pilotos de la historia del motociclismo y el segundo español tras el legendario Ángel Nieto.

La carrera

La carrera comenzó con Lorenzo saliendo como una exhalación, con Márquez y Pedrosa tras él. Rossi, desde el puesto el final de parrilla, adelantaba a cinco pilotos antes de la primera curva y, antes de terminar la vuelta inicial, ya marchaba en 15ª plaza. En la segunda recuperaba dos posiciones más y en la tercera vuelta ya era noveno.

Mientras tanto, un Lorenzo a por todas, marcaba la vuelta rápida y nuevo récord del trazado valenciano en el tercer giro, con 1’31.367. Márquez y Pedrosa lo seguían con dificultad, en especial el piloto de Cervera, con la Honda cruzada en cada curva.

lorenzo marquez
Lorenzo y Márquez

Rossi seguía avanzando posiciones con dificultad, excepto la ganada a su compatriota Petrucci, que le abrió la puerta descaradamente y casi acaba en el suelo por su pleitesía. Otro italiano, Iannone, con la Ducati oficial, que también había declarado que no obstaculizaría a Rossi, caía sin consecuencias físicas y nos ahorraba ver esa vergonzosa maniobra.

Valentino  llegó hasta el grupo que le opuso más resistencia, con los hermanos Espargaró, Pol y Aleix, y Dovizioso. Los adelantó uno a uno no sin dificultad y llegó al cuarto puesto en la vuelta 13. Punto y final. Aquí acabó la carrera del italiano. Lorenzo, Márquez y Pedrosa ya habían volado y estaban a más de 10 segundos.

El ritmo que habían impuesto Lorenzo, Márquez y Pedrosa no estaba al alcance de Rossi y Lorenzo continuaba liderando con Márquez a su rueda, mientras que Pedrosa había quedado algo descolgado.

La llegada de Pedrosa

En este escenario, Lorenzo se proclamaría campeón tanto ganando la carrera como terminando segundo. A pesar de ello, el balear no aflojaba un ápice y Márquez le seguía, esperando su ocasión a final de carrera. La sorpresa venía de la mano de Pedrosa. El de Repsol Honda recuperaba el ritmo y recortaba diferencias con el dúo de cabeza. En concreto más de medio segundo en la vuelta 21, que le ponían de nuevo en la pomada.

El de Castellar del Vallés llegaba hasta la rueda de Márquez, justo cuando este buscaba huecos para adelantar a Lorenzo. A falta de dos vueltas, Pedrosa sobrepasaba a Marc, pero este devolvía el adelantamiento a su compañero de equipo, en un ajustado movimiento que a punto estuvo de acabar con ambos por el suelo.

Esta maniobra, que de haber salido mal hubiera otorgado el título a Rossi, dio aire a Lorenzo y este ganó tres preciosas décimas camino de meta. Finalmente, Lorenzo vencía y ganaba el campeonato, pasando por meta con dos décimas de ventaja sobre Márquez y seis sobre un Pedrosa que sumaba su podio número 100. Rossi entraba cuarto, a 20 segundos, un mundo. El mundo que le ha separado de la gloria de su décimo campeonato. Pero el italiano quería ser protagonista a toda costa, fuera o no campeón.

Un emocionado Lorenzo celebra el título y pide respeto

Lorenzo se bajaba de la moto visiblemente emocionado y declaraba: “Ha sido una de las carreras más duras, por no decir la más, de mi vida. Había mucha presión y mucha tensión desde la primera curva pero he intentado ir al límite como hago habitualmente. En las primeras vueltas con el neumático nuevo he hecho todo lo que podía. Luego he tenido algunos problemas con el neumático trasero, especialmente el lado derecho así que la moto se ha empezado a mover bastante. Ha sido complicado mantener buenos ritmos, era difícil ver la pizarra en la mitad de las vueltas.

He dado todo lo que tenía desde el principio hasta el final. He podido ver como Marc y Dani recuperaban, así que me he dicho a mí mismo que tenía que seguir empujando al máximo. El esfuerzo ha sido enorme y ahora puedo decir que soy cinco veces campeón del mundo, tres en MotoGP. Es increíble y tenemos que disfrutarlo esta tarde, esta noche, esta semana. Esto es complicado de conseguir y será difícil repetir”.

El balear añadió: “Se lo dedico a aquellos que no pierden la fe en el trabajo, a mi familia, a todo el equipo de Yamaha y a todos aquellos que me conocen, como dicen los argentinos”.

lorenzo celebracion
Jorge Lorenzo celebra el título

Y no dejó la ocasión de mandar un mensaje a los maleducados que pitaron el podio: “Me gustaría que el público respetase más a los pilotos, los fans de Rossi nos han silbado a Marc y a mí y nos han acusado de tener un pacto que nunca ha existido. Es una polémica innecesaria para meter más leña al fuego”.

Rossi llama a Márquez “toca cojones” y a Lorenzo estúpido

Valentino Rossi, cómo no, ha continuado con su leitmotiv de este final de temporada: la teoría de la conspiración de Márquez.

“Sabía que sería así. He hecho un gran campeonato hasta la carrera de Motegi. En condiciones normales estaba 18 puntos por delante y con potencial para ganar”, comentó el italiano y añadió con dureza: “Estoy contento porque hoy no ha quedado ninguna duda sobre los planes de Márquez“.

Rossi siguió cargando contra el español: “El comportamiento de Márquez ha sido embarazoso. He tenido que luchar con dos pilotos. Pero todos han podido ver hoy cuál era su plan. Supongo que en los próximos meses entenderá lo que ha hecho, un feo final del Mundial, una desilusión en pista”.

El de Tavullia también aprovechó para quitar meritos al título de Lorenzo: “Claro que Jorge se merece el campeonato, pero no es un campeonato verdadero. Lamento lo que ha perdido el motociclismo. Es algo que no habíamos visto nunca en este deporte. Ha sido un amaño de bajo nivel, como cuando dos equipos de fútbol acuerdan un resultado”.

Valentino siguió calentando el ambiente en su comparecencia a los medios y llegó al puro insulto: Márquez es el futuro de MotoGP, porque tiene 22 años ya va a correr muchos más años. Pero alguien que dice mentiras cada vez que abre la boca y que dice que hará todo lo que pueda para batir a Lorenzo porque es importante para Honda, y luego no hace nada en la carrera, está tocando los cojones a todo el mundo y tomándole el pelo a todo el mundo”.

Rossi  volvió a cargar contra Lorenzo: “Estoy enfadado con Lorenzo por cómo se ha comportado después de Malasia. Tuvo una oportunidad de quedarse callado y no lo hizo. En la pista se lo ha ganado, fuera de la pista podría haber sido mucho más listo y tomarse esta situación sin hacer comentarios. O es completamente estúpido o realmente estaban de acuerdo”.

Por último, ejerció de victima para la próxima temporada: “Tengo bastante miedo de lo que pueda pasar el año que viene. Si un piloto como Márquez decide no ganar carreras simplemente para perjudicar a otro, se puede llegar a cualquier sitio. Lo siento, porque al que le han hecho la puñeta es a mí. Si hubiera perdido con Lorenzo en la disputa de la última carrera me habría disgustado mucho, pero lo habría aceptado”.

Pero antes de despedirse, también atacó a Dorna: “Podríamos haberlo evitado antes de Malasia y después de Phillip Island, si Dorna nos hubiese llamado a Márquez y a mí para pedirnos nuestra opinión. Hace tres días anticipé lo que iba a suceder hoy. Las altas instancias me dijeron que era imposible, pero es lo que ha pasado”.

Márquez se defiende

“Si me acusan de no dar todo es un insulto y una falta de respeto. A un piloto ganador como yo, no le entra en la cabeza. Me tendré que acostumbrar a que la gente piense diferente, algún pito he oído y lo respeto”. De esta forma tan rotunda comenzó Márquez su intervención ante los medios.

El piloto de Repsol Honda respondió concretamente a las acusaciones de Rossi: “Si hubiera querido ser segundo habría rodado a 5 ó 10 segundos de Lorenzo, no a dos décimas. Habría sido mucho más sencillo no asumir riesgos. En todo caso es muy duro oír todo eso porque he dado el 100%, como lo día en Australia cuando le regalé 5 puntos. La misma carrera en la que Iannone le quitó cuatro. Decir que salgo a hacer un tapón es insultar”.

Márquez calificó de insulto la insinuación del italiano: “Las palabras de Valentino a la afición pesan mucho, ha cogido este carisma por toda su carrera y es el referente de cualquier piloto, pero para mí, con mi mentalidad, que me digan que no has querido ganar y has salido a ayudar es un insulto porque siempre salgo a ganar”, y agregó: “Me acusa de guardaespaldas cuando he intentado ganar la carrera y he arriesgado mucho las 20 primeras vueltas para poder seguir a Jorge, y cuando preparaba el ataque final ha llegado Dani y con su adelantamiento hemos perdido tiempo los dos”.

Por último, el catalán también lamentó los abucheos en el podio: “Ha sido la primera vez que me ha pasado. Para un piloto es complicado pero tengo la conciencia tranquila, hemos dado el cien por cien todas las carreras, queríamos acabar con una victoria pero no ha podido ser. Lo que encuentro triste es que se abuchee a un campeón del mundo”.

Moto2 y Moto3

En Moto2, última victoria para Tito Rabat antes de subir a MotoGP. El barcelonés logra el subcampeonato frente al también español Alex Rins, que terminó segundo en Valencia.

Moto3 vio a Danny Kent proclamarse Campeón del Mundo de la cilindrada menor, el primer británico que logra un título en alguna de las tres categorías tras el inolvidable Barry Sheene, que fue Campeón del Mundo de 500cc en 1976 y 1977.

El campeonato se despide hasta el próximo mes de marzo en Qatar, pero en apenas dos días los pilotos de MotoGP se enfrentarán al nuevo reto de poner a punto las motos de 2016, que contarán con centralita electrónica única e igual para todos y los nuevos neumáticos Michelin, que sustituyen a los Bridgestone actuales. Pero eso ya será otra historia…

José Manuel G. Tamajón

@jmgtamajon