Menú Portada

Lopetegui se enfrenta a Italia, su primer examen de verdad, con el Atlético enfadado por la no llamada de Gabi

Octubre 6, 2016
lopetegui

Para Julen Lopetegui las probaturas se han acabado. Aunque en el imaginario colectivo las rondas clasificatorias para un gran torneo carecen de interés, lo cierto es que en esta ocasión el camino hasta Rusia no será sencillo. Y una gran parte del devenir de la selección en el grupo G se va a dilucidar en estos días, con dos salidas consecutivas a plazas difíciles (Italia y Albania). El entrenador guipuzcoano, además, deberá lidiar con las críticas llegadas de diversos sectores por la confección de su última lista. Es lo habitual. Nadie dijo que ser seleccionador fuera fácil.

De esta forma, la primera prueba de fuego para el nuevo preparador será este jueves ante el último verdugo español (Italia-España, Juventus Stadium, 20:45 horas). Teniendo en cuenta que únicamente se clasifica de manera directa para el Mundial el primero de cada grupo, la importancia de este choque es casi capital.

Mayor disciplina táctica

Julen Lopetegui ha afirmado en más de una ocasión no creer en esquemas y sí en la capacidad de los jugadores para dotar al juego de cierto criterio. No obstante, Álvaro Morata reveló que en los entrenamientos con el ex del Oporto se hace mucho hincapié en el aspecto táctico, más que en la época de Vicente del Bosque. El delantero del Real Madrid también señaló que en las sesiones hay más intensidad que antes, algo que achacó directamente con el poder de la novedad.

Sea como fuere, para frenar a la ‘nueva’ selección italiana del veterano Giampiero Ventura (68 años), el combinado nacional deberá focalizar la atención en la defensa ante una línea de cinco en el centro del campo, así como en las posibilidades de percutir en una zaga de tres centrales. Y es que la selección ‘azzurra’ no ha cambiado su dibujo y mantiene la línea marcada por Conte y, por extensión, por la Juventus. Jugará Ventura con el clásico 3-5-2 con carrileros pero sin extremos. Ha sido esta una determinación tan severa que ha dejado fuera de la lista a jugadores como El Shaarawy únicamente por no encajar en ese sistema. No sabemos si el nuevo preparador italiano probará en el futuro con uno de sus sistemas más utilizados -el 4-2-4- pero lo que es seguro es que no hará experimentos ante España.

Quizás por ello, el nuevo seleccionador ha ensayado con un 4-5-1 que en principio podría dar cabida a un juego más directo, con Diego Costa como referencia en ataque con el deber de fajarse con los centrales, aguantar la pelota y pelear los balones aéreos. Así, el centro del campo podría estar conformado por Busquets, Koke, Iniesta, Silva y Vitolo, siendo estos dos últimos los jugadores que se abrirán más por los costados. La línea defensiva sí es segura: David de Gea; Jordi Alba, Piqué, Ramos y Carvajal.

Malestar en el Atlético por el enésimo desplante a Gabi

Con la ausencia de Casillas prácticamente asimilada, la polémica de la última lista de Julen Lopetegui tiene otro nombre: Gabi. En el Atlético ya no entendieron que su capitán no fuese tenido en cuenta para la pasada Eurocopa, aunque desde algunos sectores lo relacionaron con su implicación en el supuesto amaño del Levante-Zaragoza del año 2011 y con la cerrazón absoluta del antiguo seleccionador para no llevar a jugadores de su perfil. Ahora, con la investigación abierta pero sin demostración alguna de la culpabilidad del futbolista y con Del Bosque fuera del banquillo, en la entidad del Manzanares tenían la certeza absoluta de que la extensión del ‘Cholo’ Simeone en el terreno de juego tendría un hueco, al menos, en la lista de convocados.

No ha sido así y la indignación se ha hecho patente. Sobre todo teniendo en cuenta que en esa relación sí han entrado jugadores suplentes en sus equipos, como Isco, Lucas Vázquez, Morata o Nacho. Este último caso irrita especialmente al entorno colchonero por la segunda ausencia consecutiva de otro de sus puntales defensivos, como es Juanfran Torres. Al jugar todos estos futbolistas en el Real Madrid, la sensación que queda en el Vicente Calderón es que un futbolista del eterno rival, sólo por el hecho de vestir esa camiseta, va a tener más posibilidades que cualquier otro de estar en la selección. La afición rojiblanca nunca vio (por situaciones similares) con buenos ojos a Vicente del Bosque y parece que con Lopetegui la cosa seguirá igual.

Felipe de Luis Manero

@FelipedeLuis99