Menú Portada

Lo qué los Medios de Comunicación no contaron, o no quisieron contar, sobre la intervención de Fórum Filatélico y Afinsa (III)

Mayo 15, 2017
policia-forum

Siempre se ha dicho que una mentira no se convierte en verdad por mucho que se repita, pero, una mentira lo es siempre, de principio a fin. Aunque a veces, cuando esta mentira se repite miles de veces, finalmente crea una apariencia de verdad. Esto ha sucedido con Fórum y Afinsa, cuya intervención hace 11 años se han destacado siempre los mismos hechos y se han obviado muchos otros.

Lo que se mostró a la opinión pública

El día 9 de mayo de 2006, día en el que Afinsa Bienes Tangibles y Fórum Filatélico fueron intervenidas se puso en marcha toda una increíble red de falsedades, desde el primer día, que perdura para muchos hasta el día de hoy. Lo primero fueron las apariencias: los perros, las armas, las bolsas negras, la desproporcionada cantidad de furgones y de policías, todas tenían una finalidad muy concreta.

La presencia de las cámaras de televisión, apostadas frente a las sedes de ambas compañías, desde el primer instante de la intervención, buscaba crear y petrificar el dogma con la mayor rapidez posible. Se perseguía un objetivo múltiple: en primer lugar, transmitir la idea de que desde Afinsa y Fórum se habían cometido hechos terriblemente delictivos que merecían semejante despliegue; en segundo lugar, algo igualmente perverso: destruir en cuestión de horas, o de minutos, la imagen de credibilidad que las compañías se había labrado durante más de un cuarto de siglo; y, por último, neutralizar cualquier intento de autodefensa por parte de sus gestores.

Una vez petrificado el dogma, cada declaración, cada afirmación, cada imagen de un directivo de Afinsa y de Fórum sería la declaración, la afirmación o la imagen de un delincuente. Para eso se dio aviso a Telecinco. Para eso las armas, las bolsas negras, los perros, los fusiles de asalto…

Sin embargo, ninguna de las dos empresas estaban llevando a cabo actividades financieras, ni la intervención llevada a cabo se ha demostrado que estuviera justificada.

Lo que no se ha contado

En el lado contrario no se han contado muchos  detalles sobre las dos compañías, han sido ignorados, cuando no ocultados a la opinión pública. Centrémonos, por ejemplo, en Fórum Filatélico. Nada se ha trasladado a la opinión pública sobre el hecho de que, la Subdirección General de Inspección Financiera, dependiente de la Dirección General del Tesoro y Política Financiera, a su vez dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda, incoara expediente disciplinario sancionador a Fórum Filatélico con fecha 8 de junio de 1987, por entender que estaba efectuando una actividad financiera con apelación al ahorro público, y que dicho expediente se sobreseyó por considerar el referido Organismo que la actividad era Mercantil y no Financiera, archivándose el asunto tras varios meses de investigación.

Tampoco ha quedado recogido en ningún titular que el 27 de junio de 1991, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó una Circular del Banco de España con fecha 14, la 4/1991, de obligado cumplimiento, cuyo punto cuarto en su Norma Decimocuarta, recoge el tratamiento contable que las entidades financieras deben dar a las cesiones temporales de activos financieros y que deben ser anotadas como ventas y no como préstamos.

No eran empresas financieras

Así entonces, aunque estuviéramos ante el supuesto de que Fórum y Afinsa fuesen financieras –cuestión esta que ha quedado rechazada mediante numerosas sentencias dictadas al respeto- su contabilidad estaría acorde con la mencionada Circular y su forma de contabilizar. Ni bajo la consideración de empresas mercantiles, que lo eran, ni en el supuesto de haber sido consideradas empresas financieras, habría quedado justificada la brutal intervención y clausura de ambas empresas, con el cierre total de sus actividades.

En el año 1993, una denuncia contra Fórum Filatélico, presentada por un particular ante el Banco de España, en la que apunta supuestas irregularidades en su actividad, es trasladada por el propio Banco a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que, tras el oportuno análisis del mismo, archivó el expediente por no observar indicios delictivos de ningún tipo en la mencionada actividad. Pues bien, se da la paradoja de que, 13 años más tarde, es esa misma Fiscalía quien interpone las querellas por presuntos delitos ante la Audiencia Nacional, contra las dos empresas, a pesar de que la actividad de la compañías no ha cambiado en sus 26 años de vida.

El 8 de julio de 1997 Fórum Filatélico Financiero, S. A., que así de llamó hasta entonces, cambia su denominación social pasando a ser Fórum Filatélico, S. A. Lo hace obligada por el Ministerio de Economía bajo un único argumento: “para evitar confusiones, en el público, con entidades financieras”.

Así mismo, las provisiones que venía realizando la Compañía para responsabilidades o insolvencias y que en el año 94 ascendían a más de 58 millones de euros, dejan de dotarse, como consecuencia de las Inspecciones llevadas a cabo por Hacienda que, al considerar a la empresa como mercantil, no acepta que dichas provisiones se realicen antes de impuestos, por no corresponderles, y exige la tributación por dichos resultados.

Cuando el propio Ministerio de Economía recomendaba invertir en sellos

Por si todo lo anterior no fuese suficiente para acreditar la mercantilidad de la compañía (exactamente igual que acreditaba serlo Afinsa), en diciembre de 2001, el Boletín Económico del ICE (Información Comercial Española), dependiente entonces del Ministerio de Economía, publicaba un artículo firmado por Juan Emilio Aragonés Carazo, titulado “Filatelia; coleccionismo, comercio e inversión”, en el que destacaba la revalorización de los sellos en base a su escasa oferta y su gran demanda. En dicho artículo cita a las dos empresas Afinsa y Fórum como Grupos empresariales que garantizaban una plusvalía mínima y el compromiso de recompra. En concreto, en uno de los párrafos se recoge textualmente: (…) por lo que estas empresas suponen, además de una garantía en rentabilidad, una seguridad contra el fraude (…)

En cuanto a la solvencia de la compañía, merece la pena citar que D&B Informa, empresa participada al 99% por la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (CESCE), propiedad a su vez del Estado en un 50,25%, por entidades financieras en un 45,2% y por las Compañías de Seguros en un 4,55%, otorga el PRESTIGE RATING BOOK a Fórum Filatélico durante los años 2003, 2004 y 2005, con una capacidad de 5A1 que supone la máxima solvencia y el menor riesgo.

Tal vez por esas y otras acreditaciones, el entonces Ministro de Justicia, Fernando López Aguilar, del que dependía la Fiscalía, entrega el premio Máster de Oro de la Asociación Fórum de Alta Dirección al entonces presidente de Fórum, Francisco Briones, el 16 de marzo de 2005, poco más de un año antes a la fecha de la intervención.

Sin embargo, el 29 de junio de 2005, María Teresa Yábar requiere al Ministerio de Economía y Hacienda el informe ya mencionado, de fecha junio de 1987 que fue archivado por entenderse que la actividad era mercantil y no existía captación del ahorro público, y a pesar de que la actividad de Fórum no había cambiado desde entonces, dicha inspectora, haciendo caso omiso de su contenido, continuó con su escrito denuncia cambiando la actividad de mercantil a financiera.

De nada de esto se habla, todo lo contrario. Como la Teoría del Dogma Petrificado, según la cual una falsedad, por repetición, es aceptada por las masas como una realidad, se han repetido una y otra vez que estas empresas eran chiringuitos o incluso que los ahorradores que han perdido el fruto de años de esfuerzo y trabajo eran unos avariciosos. Pero la realidad es otra y así se la mostraremos.