Menú Portada
Por la miniserie de Telecinco

Lluvia de demandas en el clan Thyssen

Septiembre 14, 2011

La miniserie que Telecinco ha hecho sobre la vida de la Baronesa no ha dejado indiferente a nadie. Es probable que Borja y Blanca denuncien. Lo hará, también, la protagonista.

pq_927_borjita.jpg

La fantástica miniserie que Telecinco ha realizado sobre la vida de la Baronesa Thyssen, no ha dejado indiferente a nadie. Sus protagonistas andan algo revolucionados no por el guión y argumento, sino por las repercusiones que están teniendo en los programas dedicados a su vida. La aparición en escena del deslenguado Anthony Toffoli, el que fuera padrino de Sacha, ha resultado del todo desafortunada, sobre todo porque sus afirmaciones son irreverentes y más que difíciles de demostrar. Fuentes muy cercanas a Borja y Blanca me advierten que estos días están estudiando la posibilidad de llevarlo a los tribunales para que pague por el dolor ocasionado. Excesiva su vehemencia y su poco tacto a la hora de explicar las intimidades de la pareja con la que compartió momentos y secretos. Traición inolvidable que le costará caro. O tal parece.
A la indignación comprensible y necesaria de Borja y Blanca se une también el desacuerdo flagrante de Tita Cervera que asegura estar molesta y sorprendida ante la avalancha de afirmaciones que se realizan desde los medios de comunicación. No obstante, sorprende de forma enérgica que haya permitido que su amigo Anthony confesara públicamente que Blanca había sido infiel a su hijo con un guardaespaldas. Moralina incontestable. No se entiende su doblez, sobre todo cuando ella ha exigido respeto y comprensión. Es la ley del embudo. No estaría mal que, para predicar con el ejemplo, compareciera ante las cámaras y exigiera una rectificación.
Lo cierto es que la Baronesa está estudiando, cuasi compulsivamente, interponer demandas a troche y moche. No sólo contra los directivos de la cadena de Fuencarral, sino también contra aquellos que se atrevan a insinuar que, en su juventud, fue una mujer de moral distraída. Insisten en que está enfadada y que considera que su personaje está completamente distorsionado. Ni era tan frívola ni tan maquiavélica. Lo único cierto es que su madre intentó encumbrarla en numerosas ocasiones. El mismo patrón de la mamá de la Pantoja. Algo parecido, aunque corregido y aumentado. Ay, ay. Por eso no es de extrañar que ahora intente poner mordazas a quienes, al parecer, tienen información controvertida sobre su pasado. Dicen que hay muchos más claroscuros de los que se han contado.