Menú Portada
Según han comentado los allegados de la actriz a Extraconfidencial.com

Lina Morgan “secuestrada” por su chofer: impide cualquier visita en el Hospital Beata María Ana

Diciembre 5, 2013

800×600

Daniel Pontes de Dios figura como administrador único de las dos grandes sociedades de la artista: una inmobiliaria (Telasa) y otra artística (Espectáculos Latina) con cerca de 5 millones de euros en activos.
Además, las denuncias indican que es el administrador universal de la fortuna de Lina Morgan, que se estima en unos 9 millones de euros, y con poder de firma
Afirman amigos suyos que la artista “desde hace meses estaba muy atontada, como si hubiera tomado muchas pastillas con anterioridad”


La salud de la actriz Ángeles López Segovia, conocida como Lina Morgan, de 76 años, preocupa a toda España, que la quiere y admira como genial artista qué es, pero más preocupa aún a sus amigos que no pueden visitarla en el Hospital Beata Maria Ana, en pleno barrio del Retiro madrileño, como sería su deseo. Todo indica, según los testimonios recogidos por Extraconfidencial.com, que es por orden directa de quien hoy es su mano derecha y antiguo chofer, Daniel Pontes de Dios. Éste impide cualquier acercamiento a la artista bajo la excusa de que “ella ha dado órdenes tajantes de que nadie la visite”. Son muchos los compañeros de profesión y amigos que se han querido acercar estos días a ver a la artista y a preocuparse por su salud y se han encontrado con la negativa a su presencia. Alguno, incluso, ha recibido el “ni siquiera te molestes, es imposible” por parte de su chofer Daniel Pontes de Dios, al que culpan de tener “secuestrada” a la artista. “Es incomprensible este comportamiento hacia compañeros que hemos estado a su lado muchos años”, afirma a este periódico un destacado actor que ha compartido escena muchos años a su lado y que le han prohibido la visita.

Este antiguo chofer de Lina Morgan se ha convertido en su único contacto con el mundo, ya que tras la muerte de su hermana Julia y el fallecimiento de su ama de llaves de toda la vida, Lina Morgan se ha quedado sin otro contacto directo con el mundo real. Dicen sus amigos que “este señor la ha querido apartarla a conciencia del resto; primero metió a la hermana en una residencia y luego a la señora que la cuidaba y ahora se ha quedo el sólo al frente del negocio”. Efectivamente, su hermana mayor, Julia, quien vivía con ella e incluso compartían cuarto, falleció el pasado año, sumiendo a Lina en una profunda depresión.

Administrador universal

Según estas denuncias, Daniel Pontes de Dios es el administrador universal de la fortuna de la artista, que se estima en unos nueve millones de euros, y además con poder de firma. Las investigaciones de Extraconfidencial.com sí que han podido constatar que Daniel Pontes figura desde el año 2007 como administrador único de las dos grandes sociedades de Lina Morgan: una inmobiliaria (Telasa) y otra artística (Espectáculos Latina), con cerca de 5 millones de euros en activos.

Así, figura como administrador único de Espectáculos Latina S.A., con domicilio en la cale Colon nº 11, de Madrid, y anteriormente figuraba en el propio Teatro de Latina propiedad de la artista. Su capital social con el que se creó fue de 462. 779  euros. Y el pasado día 20 de noviembre se produjo la reelección en su cargo del propio Daniel Pontes, es decir, estando ya ingresada la artista en el Hospital. Esta sociedad fue creada por Lina Morgan en abril de 1993 para levar “todas las actividades relativas a espectáculos escénicos y especialmente representaciones teatrales”. Esta sociedad desde el año 2007 al 2010, cuando la actriz todavía estaba bien de salud, tuvo unos ingresos totales de 4,5 millones de euros.

Venta del teatro de La Latina

También Pontes figura como administrador único de la empresa inmobiliaria Telasa, situada en la calle Alonso Cano, y domicilio anterior en el Teatro de La Latina. Su capital social es de 745.255 euros y sus activos son de 4.221.185 euros en el año 2011, el último año de entrega de cuentas en el Registro Mercantil. Su objeto social es “todas las operaciones relacionadas con la adquisicion y explotacion de inmuebles de alquiler”. Sus ingresos del 2009 al 2011 suman cerca de 4,5 millones de euros. Y fue creada en 1982.

Otra de las cuestiones más controvertidas, según las fuentes consultadas, fue la venta del inmueble del Teatro de La Latina, cuya propietaria desde principios de los años ochenta era la artista Lina Morgan, un edificio ubicado en la plaza de la Cebada, de Madrid. Tras varios negociaciones iniciales finalmente fue vendido en el año 2011 a la productora teatral catalana Focus por 6,5 millones. de euros. La adquisición se ha realizado a través de Focuspenta Teatros, una empresa integrada en el grupo Focus y participada a partes iguales por la productora catalana y la madrileña Pentacion. La operación de compra se ha articulado a través de un préstamo de 6,5 millones de euros concedido por Caixa Catalunya y el ICF. A ello hay que sumarle 1 millón más que la caja catalana ha prestado para hacer frente al pago de los impuestos derivados de la operación.

Sin embargo, según las investigaciones de Extraconfidencial.com, el productor y presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, también pujó por este teatro con dinero en efectivo. Cuando todo parecía que iba bien y que el teatro se lo quedaría Cerezo parece que el chófer Daniel Pontes pidió una comisión de 30.000 euros euros  por el éxito de la operación, según ha ratificado el propio Cerezo a Extraconfidencial.com , y el acuerdo finalmente se rompió. “Yo se lo iba a dar, como suele ser habitual en estas ventas, pero despareció y nunca más se supo de él”, afirma el presidente del Atlético de Madrid. Que confirma que lo único que pedía la actriz para cerrar la operación era que “ostentara para siempre una posesión de gran valor sentimental para ella dentro del Teatro de la Latina: su palco y el despacho que fuera de su hermano José Luis”.

Una fortuna en joyas pero sólo un inmueble

Pero la fortuna de Lina Morgan no sólo está en inmuebles y valores artísticos, sino que también goza de una valiosa colección de joyas, abrigos de pieles y lingotes de oro. Según cuenta una amiga suya, “Lina era así, muy conservadora. Y nos decía: “yo lo quiero todo en joyas y lingotes no vayan a venir los rojos y se llevan todo. Así no me lo pueden quitar. Lo puedo esconder y sacar cuando quiera”.Según el Registro de la Propiedad, su único inmueble actual es el piso de 290 metros cuadrados en el que reside, ubicado junto al Retiro.

Actualmente la salud de Lina Morgan parece que es complicada, aunque el secretismo en torno a ella es total. Sólo se dice que está ingresada en la UCI del Hospital Beata María Ana por una neumonía y por vómitos constantes. Un secretismo total, igual que se guardó en sus anteriores ingresos hospitalarios. Este es el tercero en cinco meses. Algunos amigos dicen que para saber de verdad lo que ha sufrido la artista, si se produce el fallecimiento, sería muy importante el solicitar una autopsia, pero el problema radica en quién la puede pedir, ya que Lina Morgan está sola. Dicen que “desde hace meses estaba muy atontada, como si hubiera tomado muchas pastillas con anterioridad”, afirman amigos suyos.

Todo en manos de Daniel Pontes

Su único contacto hoy con la realidad es su chofer Daniel Pontes, ahora su administrador, ya que con el resto de su familia, tras la muerte de su hermana Julia y de su hermano pequeño José Luis, hace unos años, ni se habla ni quiere saber nada de ellos. Un sobrino con el que apenas ha tenido trato fue a verla al hospital. Sin embargo, no le dejaron entrar. Dicen sus amigos que testamento hay, o al menos eso ha dicho ella, pero que nadie lo conoce. Ahora todo depende de Daniel Pontes de Dios, quien empezó como chófer a su servicio hace 20 años (“jefa, jefa ,jefa… era lo más que decía”, afirman compañeros)” y ha terminado ejerciendo de secretario, gestor y familia.

Desde que su anterior gestor, cuarenta años a su lado, Ángel Gutiérrez, se marchódel negocio, dicen algunos que la traicionó, otros muchos que le apartaron bruscamente para quitarlo de en medio “como a todos los que molestaban”, Pontes ha sido el único que se ha encargado de sus asuntos y ha ejercido de todo. Hoy la salud de Lina es un misterio, al igual que su millonaria fortuna.

Juan Luis Galiacho