Menú Portada
La temporada comienza como acabó la anterior, con problemas con las retransmisiones

Liga nueva, líos antiguos: la guerra del fútbol se recrudece

Agosto 31, 2008

Primera jornada de la nueva temporada de fútbol, pero para algunas cosas todo sigue lo mismo que hace tres meses. La llamada guerra del fútbol se había tomado sólo unas vacaciones y ha regresado con la primera jornada. Mediapro vuelve a tensar la cuerda frente a Sogecable y saltándose a la torera las decisiones judiciales ha impedido que en la primera jornada de Liga Audiovisual Sport pueda ofrecer todos los partidos de la competición.

pq__espanyol.jpg

El próximo jueves, 4 de septiembre, el juez que lleva el asunto en los juzgados de Madrid ha citado a las partes para entrar en materia. O se pone en su sitio o este año la Liga volverá a ser el cachondeo que la pasada temporada, lo que se traducirá en pérdidas para todos: clubes, aficionados y productoras. ¿La clave? Que la catalana Mediapro se siente fuerte, respaldada por el Gobierno, y que lo mismo que antaño era el Grupo Prisa el ‘tocado’ por la varita del poder, y luego lo fue Telefónica bajo la tutela de Aznar, ahora son ellos el grupo mediático que sustenta a los de Zapatero. Y los de Roures se creen que todo el campo es orégano.
Está claro que la productora catalana no se atrevería a desafiar a la justicia y a su rival si no supiera que algo más le respalda. Al margen de que esperan un cambio de ley para poder explotar en la modalidad de pago por visión, para lo cual ya han creado un canal de TDT bajo la modalidad de pago (Gol TV), cosa hoy día ilegal.
Así las cosas, y aunque la formación de la liga esta campaña favorecía los intereses de Sogecable por tener más equipos que Mediapro en Primera, un par de datos han variado la situación de forma sustancial. Lo de que el fútbol llevará a la ruina a las televisiones ha comenzado a sustanciarse en el caso de Sogecable. No es que Mediapro vaya mejor, pero mientras el socio mexicano, Televisa, siga poniendo dinero, aguantan la pelea. El Grupo Prisa quiere vender su plataforma digital antes de que todo el holding se vea afectado por la crisis. Y para ello el fútbol es su mejor banderín de enganche. Pero como no vende todo lo que debería –los PPV se resintieron por la guerra-, resulta que no ha podido cumplir con sus clubes y adeuda una importante suma de la pasada temporada a varios clubes de los denominados modestos, que se han puesto en pie de guerra. Agrupados en el conocido como ‘G30’, un conjunto de equipos de Primera y Segunda que por número son los que controlan las decisiones que adopta la LFP, se han rebelado contra Sogecable por los impagos y están negociando con Mediapro vender sus contratos a esta plataforma. Si los catalanes le pagan lo que piden, rompen con los de Prisa y desde ya se acabó el imperio de Polanco. Las cifras están muy próximas, de 92 a 100 millones de euros, y con ello habrá acuerdo.

Sogecable, los días contados

Sogecable podría tener los días contados. La próxima temporada 2009-2010 Mediapro tendrá contrato con casi todos los equipos de Primera, pero eso se puede precipitar. Sabedores de ello, en esta jornada ya han impedido a Sogecable entrar las cámaras a sus estadios y varios partidos quedaron sin poder verse. Los intereses empresariales de unos cuantos, fastidiando a tantos. ¿La autoridad? Juez y parte.
La Audiencia Provincial de Madrid tiene la palabra. Sogecable espera que los jueces le den la razón en la vista oral fijada para el 4 de septiembre. La apuesta de Mediapro por la compra de derechos de la Liga supone un órdago importante en el que tiene comprometidos dos mil millones de euros. La compañía tiene una deuda financiera de 200 millones. Si la pelea del fútbol le saliera mal, algunos se tendrían que ir de España. Y su presidente, Jaume Roures, ya vaticina una gran crisis si no se aprueba la TDT de pago. El lo sabe mejor que nadie.