Menú Portada
La actriz se queda con la custodia temporal de sus hijos

Lidia Bosch se recupera sin tratamiento

Junio 17, 2009

Está más recuperada y empieza a sonreír. Ha sido duro. La actriz Lidia Bosch planta cara al destino. No es de extrañar, pues ha conseguido la custodia temporal de sus hijos, así como una manutención que supera los 7.000 euros.

pq_802_lidiaboschs.jpg

Nunca imaginó que se convertiría en protagonista de uno de los escándalos más sonados de los últimos tiempos. La actriz Lidia Bosch vivió hace unas semanas uno de los momentos difíciles cuando su hija, fruto de la relación sentimental que mantuvo con Micky Molina, le confesó, supuestamente, que su padrastro, el arquitecto Alberto Martín, había abusado de ella, tal y como publicó en exclusiva este periódico. Aquella mañana el mundo se le vino encima. Lidia no podía dar crédito a una confesión que terminó en los juzgados y que sigue su curso legal. Continúan las diligencias y, antes de que finalice el verano, se conocerán nuevos datos sobre el caso. Desde aquel entonces, la actriz y su hija han estado visitando a un psicólogo de confianza para intentar asumir, sin interpretaciones innecesarias, la aplastante realidad. No fue fácil tener que recordar escenas y situaciones que ruborizarían al más pintado. Tratar con normalidad un asunto tan escabroso como el que, al parecer, tuvo que hacer frente la menor, resulta más que complicado. Y más cuando, según la versión de la protagonista, llevaba cerca de seis años guardando el secreto.
Sin embargo, tras la tormenta siempre llega la calma. Según fuentes cercanas a Bosch, se ha dado por finalizado el tratamiento consistente, en su caso, en aprender a emplear técnicas específicas para que los problemas no provoquen reacciones adversas en el organismo, como crisis de ansiedad o de pánico. Han sido más de diez sesiones en las que ha necesitado tiempo y espacio. Insisten en que Lidia está más animada y mira al futuro con ese optimismo del que siempre ha hecho gala. No es de extrañar, pues el pleito que inició para divorciarse de su marido está resultando como lo esperado. Este periódico ha podido conocer que se le ha concedido la custodia temporal de los niños (hasta la celebración del juicio por la demanda de divorcio), a pesar de que el padre tendrá derecho a disfrutar de su compañía los fines de semana y todos los miércoles en el horario programado. No sólo eso, pues durante la mañana de ayer se conoció que Alberto Martín deberá pasar mensualmente a Lidia Bosch cerca de siete mil quinientos euros en concepto de manutención para sus hijos. Una cifra lejana a los quince mil que la intérprete solicitó en un principio, pero que ha satisfecho sus expectativas. Me cuentan que Bosch está contenta, sobre todo porque empieza a ver luz después de tanto trasiego judicial. Se lo merece.
 
Por Saúl Ortiz