Menú Portada
Este dato significa un aumento del 64,5% sobre el primer semestre del año anterior

Las ventas de armas españolas suman más de 1.200 millones de euros en el primer semestre de 2009

Mayo 5, 2010

España se encuentra entre los ocho más importantes países suministradores del mundo

Entre sus compradores se encuentran destinos preocupantes como Marruecos, Venezuela, Guinea Conakry, Sri Lanka o Tailandia

El contrato de venta de ocho buques a Venezuela por 1.200 millones fue firmado en noviembre de 2005 por José Bono


Las estadísticas oficiales sobre las ventas de armas y material de doble uso en el primer semestre de 2009 (últimos datos publicados oficialmente por el ministerio de Industria), señalan que las ventas de armas españolas continúan ascendiendo, en un negocio que va in crescendo desde el año 2001, con un aumento sostenido. Así, durante los primeros seis meses de 2009 las exportaciones españolas autorizadas de Defensa sumaron más de 1.200 millones de euros y las operaciones realizadas superaron los 437 millones de euros.

Entre los países de destino figuran algunos preocupantes por su problemática interna y por la vulneración continuada de los derechos humanos, como denuncian varias organizaciones no gubernamentales. Entre los principales compradores de armas a España se encuentran: Marruecos, Venezuela, Colombia, Sri Lanka, Guinea Conakry, Angola, Tailandia, Arabia Saudí, Turquía, Pakistán, Ghana, Malasia, Bolivia, etc. Las organizaciones pro derechos humanos se preguntan qué criterios está utilizando la Junta Reguladora del Comercio Exterior de Material Defensa y de Doble Uso (JIMDDU), para aplicar la Ley 53/2007 sobre comercio exterior de material de defensa y cómo el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero evalúa y decide sobre las autorizaciones de exportaciones de armas.



Las ventas de Bono

Al margen de estos convenios, queda el contrato firmado en noviembre de 2005 por José Bono, a la sazón ministro de Defensa, con Venezuela para la fabricación de ocho buques para la armada venezolana de Hugo Chávez: cuatro Buques de Vigilancia del Litoral (BVL) y cuatro Patrulleros Oceánicos de Combate. El contrato firmado se valoró en 1.200 millones de euros y corresponde a la empresa constructora naval española Navantia su fabricación. Los cuatro patrulleros se están construyendo en los astilleros de Puerto Real (Cádiz), y los buques de vigilancia en San Fernando (Cádiz). El primero de ellos fue entregado a Venezuela el pasado mes de marzo y lleva por nombre Guaicamacuto (GC-21). El contrato firmado por Bono con la Armada Bolivariana de Venezuela indica que la entrega de los buques se realizaría entre octubre de 2009 y julio de 2011.
Como ya publico extraconfidencial.com, lo más preocupante de estas ventas de armas es que, según figura en el informe elaborado por la Secretaria de Comercio del ministerio de Industria, Turismo y Comercio que capitanea Miguel Sebastián, denominado “Estadística española de exportación de material de defensa, de otro material y de productos y tecnología de doble uso”, las exportaciones autorizadas de material de defensa al Reino de Marruecos alcanzaron un importe total durante los tres últimos años de, al menos, 364 millones de euros. De este importe una parte procede de la venta de bombas, torpedos y granadas al régimen de Mohamed VI.


Entre las empresas suministradoras españolas figuran: CASA (Construcciones Aeronáuticas S.A.), para aviones de transporte militar, de combate y de entrenamiento; Navantia e Izar Construcciones Navales para la construcción de buques militares; Indra, para simuladores para aviones, carros de combate y helicópteros, equipos electrónicos para la guerra y sistemas de comunicaciones; Santa Bárbara, para armas ligeras, vehículos blindados, explosivos y piezas de misiles; Industria de Turbo Propulsores, para motores y turbinas de aviación; Gamesa, para componentes y subconjuntos en materiales compuestos para aviones militares; Explosivos Alaveses, para proyectiles, bombas y espoletas; e Iveco Pegaso, para los vehículos militares.

Muchas de estas industrias se encuentran ubicadas en el País Vasco. España se encuentra entre los ochos países suministradores más importantes del mundo junto a Estados Unidos, Rusia, Alemania, Francia, Holanda, Reino Unido e Italia.

Juan Luis Galiacho