Menú Portada

Las vacaciones secretas de los Reyes: desde el 7 de agosto la Agenda Oficial de Casa Real no anuncia ningún acto oficial de don Felipe VI y doña Letizia, mientras Zarzuela mantiene que “no informa de la vida privada de sus miembros”

Septiembre 1, 2016
posado reyes mallorca

1 de noviembre de 2003. El entonces príncipe de Asturias, don Felipe de Borbón, anunciaba oficialmente su compromiso con Letizia Ortiz Rocasolano. Acontecimiento histórico para España. Justo un mes después de ese mismo año se produce otro hecho menos agradable pero muy importante: el fotógrafo de la Agencia Teleobjetivo, Paco Ginés, denunciaba el trato recibido por los escoltas del príncipe Felipe y su prometida, Letizia Ortiz, por haberles hecho unas fotografías mientras compraban en el lujoso Centro Comercial de La Moraleja (Madrid). El fotógrafo captó varias imágenes pero los escoltas se dieron cuenta y le pidieron la documentación. Después de que Paco Ginés les mostrara sus credenciales, le obligaron a darle la tarjeta de la cámara. En este momento, Francisco Ginés se negó y optó por tirar la tarjeta a unos arbustos cercanos. Acto seguido, los escoltas le condujeron a un pequeño cuarto donde le retuvieron durante 15 minutos y le obligaron a desnudarse, mientras que le amenazaban verbalmente. Al parecer, el equipo de seguridad de Felipe de Borbón quería evitar a toda costa que el material fotográfico viera la luz. Zarzuela desmintió la versión del fotógrafo y aseguró que se tomaron medidas de control porque el hombre perseguía al Príncipe y portaba un bulto sospechoso.

Un hecho trascendente ya que fijaría la política informativa de don Felipe VI y doña Letizia. Tanto es así, que, desde que asumieron el rango de reyes de España, Zarzuela ha establecido una máxima: “Casa Real no informa de la vida privada ni de Sus Majestades ni de ningún miembro de la familia real”. Año tras año así ha sucedido y este verano no podía ser menos. Varios medios de comunicación descubrían lo que al parecer habían sido las vacaciones de los Reyes de España: supuestamente, junto a las infantas doña Leonor y doña Sofía, se trasladaron a Croacia del 13 al 20 de agosto junto a sus hijas, cuatro guardaespaldas y a otra persona que iba por delante de ellos para comprar y pagar el dispendio. Incluso se llegaron a emitir fotografías y vídeos del velero que alquilaron, cuyo coste, siempre esos medios, rondaría los 10.000 euros semanales.

El barco, llamado Dolce Vita, cuenta con “grandes camas, una cocina propia de un restaurante con estrella Michelín, jacuzzi, televisión e internet”. Según la prensa rosa, los Reyes habrían trazado una estrategia para hacer ver que pasaban agosto en Madrid y no dejan a un lado la intensa agenda política nacional. Por ejemplo, El Mundo señalaba en su edición del pasado viernes que “los Monarcas para hacernos creer que pasaban el verano en la capital de España se encargaron de ser retratados en dos estratégicas salidas nocturnas: el 11 de agosto en los Cines Renoir y el 23 a la salida del Restaurante La Lonja del Mar”.

La Agenda de Casa Real tan solo refleja tres actos oficiales

Y, como siempre, Zarzuela mantiene su política informativa: No se informa de la vida privada de los Reyes”. El caso es que la Agenda de la Casa Real sólo muestra tres actos en el mes de agosto y todos ellos durante su estancia en Palma de Mallorca. El 1 de agosto tuvo una Audiencia a diferentes autoridades del Gobierno de Islas Baleares, Consell de Mallorca y Alcaldía de Palma. El 6 de agosto el rey Felipe VI presidió la entrega de Trofeos de la Regata de Vela “35ª Copa del Rey-Mapfre” en el recinto de Ses Voltes del Parc de la Mar. Y, por último, el 7 de agosto presidió una recepción ofrecida a las autoridades de las Islas Baleares y a una representación de la sociedad balear en el Palacio Real de La Almudaina. Su último acto oficial.

Quién si viajó fuera de España fue don Juan Carlos I, que el 16 de agosto asistió a la toma de posesión del presidente electo de la República Dominicana, Danilo Medina Sánchez.

Y esta semana, sigue sin ninguna actividad prevista, salvo para la reina emérita doña Sofía, que el próximo 4 de septiembre presidirá la delegación española en la Plaza de San Pedro del Vaticano en la ceremonia de canonización de la Beata Madre Teresa de Calcuta.