Menú Portada
Se trata de préstamos para proyectos a largo plazo y tipos del 3,5%

Las pymes madrileñas tendrán otros 400 millones en créditos para su financiación

Noviembre 24, 2014
pq_929_gonzalez_anap.jpg

Las pequeñas y medianas empresas madrileñas cuentan con otra nueva línea de crédito de 400 millones en condiciones ventajosas con los que se prevé la creación de 2.000 empleos, dinero que se canalizará a través de acuerdos con bancos como el suscrito hoy entre la Comunidad de Madrid y el Banco Santander.

El presidente de la región, Ignacio González, y la presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín, han firmado hoy este convenio, después de que el Gobierno madrileño haya suscrito un nuevo contrato con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) por 200 millones de euros para financiar a las pymes.

A estos 200 millones del BEI se añadirá, en igual cuantía, el crédito que concedan en las mismas condiciones ventajosas las entidades financieras que, como el Santander, se adhieran a este proceso.

Convenio

Ignacio González ha recordado que el pasado mes de marzo la Comunidad y el Santander sellaron otro convenio similar para gestionar el préstamo del BEI -que también fue de 200 millones-, y que posteriormente otros bancos y cajas firmaron acuerdos iguales con el Gobierno regional.

Con todos estos convenios las pymes han recibido en estos siete meses 395 millones de euros en créditos -casi el 66 % de ellos gestionados por el Santander-, lo que se ha traducido en casi 5.000 operaciones de inversión.

El “éxito” de este convenio, en palabras tanto de González como de Ana Patricia Botín, ha hecho que el Gobierno autonómico y la entidad bancaria repitan la operación en similares términos, lo que, según estima la Comunidad de Madrid, permitirá que se mantengan 50.000 puestos de trabajo, que se creen otros 2.000 empleos nuevos y que el PIB regional aumente un 0,14 %.

Se trata de créditos para proyectos a largo plazo (de entre 2 y 12 años), que tienen hasta dos años de carencia y un tipo de interés aproximado del 3,5 %, condiciones mucho más ventajosas de las que ofrece el mercado bancario, que, en muchos casos, son inaccesibles para las pequeñas y medianas empresas.

Base de la actividad

Tanto González como Botín han coincidido en la necesidad de apoyar a las pymes, que son “la base” de la actividad económica, y por eso ambos han señalado que hay que cuidarlas y apoyarlas económicamente, facilitando su creación y consolidación.

Ana Patricia Botín ha recalcado que en los últimos meses ha aumentado el número de pymes que confía en que su negocio crezca, y ha apostado por “construir sobre esa base”, para lo que ha apelado a la “responsabilidad” de los bancos y de los Gobiernos para ayudar a que sea así.

“Hay signos de recuperación, pero es seguro que podemos hacer más” ha insistido, antes de recordar que la principal función del banco que preside es “ayudar a las familias y a las empresas a prosperar”, porque “está en nuestra mano contribuir al crecimiento” y “ayudar a generar riqueza y puestos de trabajo”.