Menú Portada

Las oscuras conexiones del teniente de Alcalde y concejal de Seguridad de Ciudadanos en Arroyomolinos, Juan José González Arroyo: fue director jurídico de las clínicas Funnydent, cerradas por estafa

Febrero 14, 2017
Captura de pantalla 2017-02-02 a las 7.05.44

El primer teniente de Alcalde de Ciudadanos y concejal de Seguridad de Arroyomolinos, el abogado Juan José González Arroyo, estuvo involucrado directamente en el escándalo de las clínicas dentales Funnydent. González Arroyo, hoy uno de los integrantes y líderes del partido de Albert Rivera en esta localidad madrileña, de unos 30.000 habitantes, llegó a ocupar el cargo de Director Jurídico de dichas clínicas a través de la empresa matriz Grupo Éxito Dental 2015 S A., para la que también trabajaba su hija Rocío González, quinta en las listas de Ciudadanos en las últimas elecciones municipales. Precisamente para que Juan José González esté ahora al frente de las concejalías de Personal, Seguridad Ciudadana y Formación, su hija Rocío tuvo que renunciar a su puesto. Hoy, para muchos vecinos que han hablado con Extraconfidencial.com, “Juan José González Arroyo es quien realmente manda en el Ayuntamiento y no el alcalde Carlos Ruipérez Alonso, a quien muchos tienen por una marioneta en manos de su concejal”.

Fue en enero de 2016 cuando agentes de la Policía Nacional detuvieron al jefe de González Arroyo en Funnydent, el empresario Cristóbal López Vivar, que vivía en Arroyomolinos. De un día para otro, las Clínicas Funnydent dejaron de funcionar. Fueron más de 7.000 los pacientes afectados y la supuesta estafa se valoró en cerca de 9 millones de euros. Muchos clientes estaban recibiendo un tratamiento a largo plazo, costeado a través de una financiera, que les siguió reclamando los pagos a pesar de no recibir el servicio. En la Comunidad de Madrid, Funnydent tenía Clínicas en Alcobendas, Fuenlabrada, Leganés, Móstoles, Alcorcón, Torrejón de Ardoz y Alcalá de Henares. Y además contaba con dos sedes en Cataluña, en Mataró y Sabadell.

La revista Interviú llegó a publicar que “en la localidad madrileña [de Arroyomolinos] vivía el dueño de las Clínicas Dentales quebradas, en un chalé cuyo alquiler no pagaba, y ha tenido contratados a políticos que hoy copan cargos en el Ayuntamiento. La mujer del actual alcalde [Gloria García] era su secretaria. Y el primer teniente de alcalde y su hija han cobrado como empleados de la firma, al igual que el jefe de Protección Civil. Otros trabajadores de las clínicas formaron parte de las listas electorales del partido naranja”.  Días después, el diario La Razón también publicó que Juan José González Arroyo continuó ejerciendo como director jurídico de Funnydent después de la fecha en la que él y el alcalde de Ciudadanos de Arroyomolinos, Carlos Ruipérez, aseguraron que ya no tenían “ninguna vinculación”.

Nuevas sospechas

El partido de Albert Rivera en esta localidad madrileña está bajo sospecha ya que el Partido Popular ha denunciado al Alcalde, Carlos Ruipérez, al  primer teniente de alcalde y Concejal de Personal y Seguridad, Juan José González Arroyo, y al actual Jefe de Policía, Guillermo García Jiménez, por la presunta comisión de delitos de prevaricación, tráfico de influencias y delito electoral. El caso se lleva en el Juzgado nº 5 de Navalcarnero.

Como se observa la polémica ronda cerca de Juan José González Arroyo y más cuando Extraconfidencial.com ha conseguido averiguar que el primer teniente de alcalde y Concejal de Personal y Seguridad de Arroyomolinos figura en el registro mercantil como administrador único de la empresa Hostelería Narusa S.L. con domicilio en la calle Extremadura, de esta localidad, una dirección que se corresponde con la del despacho que Juan José González Arroyo tenía como abogado.

Dicha  empresa,  resulta  ser  la  propietaria   de   varios   establecimientos   entre   los   que se encuentra uno denominado Los Arcos, regentado por una persona a los que los vecinos dicen que “no  destaca precisamente   por  sus  dotes  empresariales   y  si  en cambio por algunos aspectos turbios”. Entre las cuestiones que se le conocen en la localidad están, el haber estado en prisión por un delito contra la salud pública, años después volvió a ingresar en prisión por quebrantar una sentencia judicial, además fue detenido por la Guardia Civil de Arroyomolinos por la presunta comisión de un delito de defraudación de fluidos eléctricos, denunciado por un delito de daños, así como por lesiones por un vecino al que agredió y por alteración del orden y falta de respeto a agentes de la autoridad, ello además de numerosas denuncias de los vecinos que viven sobre sus locales y por conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, entre otras cuestiones.

Se da la casualidad de que este bar Los Arcos (cuyo propietario regente es Carmelo García Parra y su administrador único es Juan José González Arroyo) fue durante meses la sede del PIArr  (Partido  Independiente de Arroyomolinos), que ahora gobierna en coalición con Ciudadanos y coincidiendo con el tiempo en que González Arroyo formaba parte del mismo, y que abandonó posteriormente para ir en las listas de Ciudadanos. Un partido independentista con el que también flirteo el actual alcalde naranja  Carlos Ruipérez, que fue en su día destituido como coordinador de Protección Civil por el PP, antes de recalar en UPyD, partido que abandonó para finalmente subirse al tren de Cs.

Reuniones en el bar

En dicho establecimiento Los Arcos, se reunían muchos de los miembros del actual tripartito que gobierna Arroyomolinos, formado por Ciudadanos, PSOE y PIArr. Según las denuncias que han llegado a nuestro periódico, “quedan claras las vinculaciones entre todos ellos. El hecho de que la sede del partido independiente sea un bar, del que resulta ser el administrador único el Concejal de C´s Juan José González Arroyo, no hace sino denotar que el tripartito estaba ya pactado mucho antes de las elecciones municipales y que estos dirigentes, hoy en Ciudadanos, utilizaron al partido de Rivera, mediante engaños para tener una plataforma que en esos momentos se encontraba en una tendencia ascendente y con muchas expectativas electorales, como posteriormente se vio cuando se saltó a la torera las directrices emanadas desde la dirección del partido en Barcelona de que no se podía ser alcalde si no se conseguía la mayoría de los votos”. Según estas denuncias, “les importaban poco las directrices que les diesen, torearon a Rivera, se rieron de sus órdenes y demostraron su falta de compromiso con el partido naranja y que lo único que les importaba era alcanzar el poder, por los medios que fuese, y desobedeciendo a quien hiciese falta.

Además, como publicó Extraconfidencial. com, se da la circunstancia de que C´s está gobernando en Arroyomolinos con el apoyo del PSOE, que cuenta entre sus filas con concejales investigados (antes imputados). Se trata de Juan Carlos García, concejal de Educación y Juventud, quien fue quien denunció en su día al anterior regidor del PP, Juan Velarde, por unos supuestos hechos que siete años después fueron archivados, y por los que ahora está siendo investigado por el Juzgado de Instrucción n º 2 de Navalcarnero por los posibles delitos de injurias y calumnias -ambas con publicidad-, estafa procesal y acusación y denuncia falsas, marcadas todas con el número de diligencias previas 285/2015

Ruipérez consiguió en las elecciones de mayo de 2015 cinco concejales mientras el PP alcanzo siete. No obstante, Ruipérez pactó con los demás grupos municipales: PSOE (3), Partido Independiente de Arroyomolinos (PIARR, 3)  y Podemos (3) la alcaldía del municipio. De sus cinco concejales uno renunció por no estar de acuerdo con esta maniobra “ilegal” de Ruipérez de hacer caso omiso a la estrategia dictada, en la elección de alcalde, de que resultara elegido el candidato de la lista más votada. En este caso, la del PP, haciendo así caso omiso a las directrices de Rivera. Y aunque el partido amagó con su expulsión, los lideres de Ciudadanos en Madrid, Cesar Zafra y Miguel Ángel Gutiérrez, consiguieron que se parara la investigación y que estos ediles siguieran como miembros de Ciudadanos.

organigrama-OK
Organigrama de la trama policial de Arroyomolinos que han presentado los querellantes contra ella en el Juzgado

La trama de la Policía local

Otro de los asuntos que se están investigando actualmente en los Juzgados es el nombramiento del actual Jefe de la Policía Local de Arroyomolinos, Guillermo García Jiménez, que durante las elecciones tanto municipales como nacionales de 2015 y 2016 hizo campaña para el partido Ciudadanos de Albert Rivera, siendo entonces primera sargento de la Policía Municipal de Móstoles y, posteriormente en las otras, ya colocado como Jefe de la Policía Local de Arroyomolinos.

El sargento Guillermo García entró como Jefe de la Policía Local de esta localidad  madrileña tras las elecciones municipales de mayo de 2015, donde fue situado por el primer teniente de alcalde y concejal de seguridad, Juan José González Arroyo. Se da la coincidencia que la mujer del actual Jefe de policía Guillermo García, Carmen Cepa Cameno, formaba parte de la candidatura de Ciudadanos en Arroyomolinos en las elecciones municipales de mayo de 2015 en las que figuraba como 4ª suplente.

Se investiga si el nombramiento del Jefe de la Policía Local de Arroyomolinos se produjo “sin ceñirse sensu stricto a los procedimientos legales establecidos a tal efecto”. Tanto que a la oposición del Grupo del Partido Popular no se le ha entregado todavía, pese a la reiterada petición, documentación alguna sobre tal nombramiento, “obviamente con la única intención de que no fueran descubiertas las maniobras no ajustadas a derecho llevadas acabo por dicho gobierno”.

Primera imputación penal a Ciudadanos

En la denuncia judicial, que obra en poder de Extraconfidencial.com, se indica textualmente como se desarrollaron los hechos:

“Los Sres. Carlos Ruipérez Alonso, Juan José González Arroyo y Guillermo García Jiménez – actual Jefe de Policía Local- mantienen una relación de amistad desde hace tiempo atrás, así como una participación activa en el partido político Ciudadanos Arroyomolinos, desconociendo si Guillermo figura como afiliado, pero teniendo conocimiento explícito de que él mismo ha colaborado activamente en las tres últimas Campañas electorales que han tenido lugar en los últimos años (elecciones municipales de 24 de mayo de 2015, elecciones generales de 20 de diciembre de 2015 y más recientemente elecciones generales de 26 de junio de 2016). Dicha participación en las tres campañas electorales referidas, han sido llevadas a cabo por este funcionario de la Policía Municipal o Local en activo, como sargento de la Policía Municipal de Móstoles en la primera y como sargento Jefe de la Policía Local de Arroyomolinos en la 2ª y 3ª, en una clara vulneración de la Ley Orgánica 5/185 Ley Orgánica 51985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General, adaptada según revisión vigentes desde el 1 de abril de 2015, exactamente en su artículo 52. (…)

Con anterioridad a ser designado como alcalde el Sr. Carlos Ruipérez Alonso, y concejal de Personal y Seguridad, Juan José González Arroyo, ya se conocía la pretensión de favorecer a Guillermo García de nombrarle Jefe de la Policía Local de Arroyomolinos, y de este último de aceptar dicho nombramiento por resultar el mismo beneficioso para ambos, ya que es pública y notoria la enemistad de los Sres. Carlos Ruipérez y Juan José González con el anterior Jefe de Policía Local, al que querían quitarse de en medio. Del mismo modo se extrapola dicha desafección al Sr. Guillermo, además de por el mismo motivo, porque iba a ver mejorado su sueldo de forma considerable, tal y además, como él ha manifestado a terceros, que en su momento citaremos como testigos, con ello se aseguraba una mayor pensión dado el tiempo que le resta para jubilarse. Por ende, entendemos que por parte del Sr. Guillermo García dicha situación le beneficiaba de forma sustancial al existir una ventaja económica y salarial considerable con su nuevo puesto laboral (…)

Queda claro a la vista de lo expuesto, que además de beneficiar al amigo del alcalde y del Concejal otorgándole un mayo status tanto profesional como económico, el objeto de tales actuaciones se basa además en la satisfacción personal de los hoy denunciados de perjudicar a los funcionarios ya citados, esencialmente al anterior Jefe policial, pasándoles factura por la mala relación que mantenían, lo que llevaron a cabo una vez tuvieron poder para hacerlo, alejándose con ello de la administración del normal funcionamiento que constitucionalmente se les exige y tomando decisiones arbitrarias, según quien fuera favorecido fuera una persona de su agrado o no”.

Un caso penal, por presunta prevaricación, tráfico de influencias y delito electoral, que le estalla con fuerza al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y a sus fontaneros en la Comunidad de Madrid: Miguel Ángel Gutiérrez, secretario general del Grupo Parlamentario de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados; al diputado autonómico, Cesar Zafra, involucrado en la trama de Ciudadanos en la capital de España que investiga otro Juzgado madrileño;;así como al portavoz del partido naranja en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, con el que el primer teniente de alcalde concejal de seguridad de Arroyomolinos, el abogado Juan José González Arroyo, no dudaba en fotografiarse a su lado en los actos de campaña de Albert Rivera.

Juan Luis Galiacho

juanluisgaliacho@extraconfidencial.com

@jlgaliacho