Menú Portada
Seguir una serie de consejos nos ayudará a conseguir un verdadero ahorro

Las Organizaciones de Consumo alertan sobre los peligros de las rebajas

Julio 3, 2012
pq_923_rebajas.jpg

Después de una de las temporadas peores para el comercio, acaban de comenzar las rebajas de Verano con la esperanza para los comerciantes de recuperar parte del terreno perdido en los anteriores meses, pero también para el agobiado consumidor que ve en las reducciones de precios una oportunidad para su bolsillo.

Pero en muchas ocasiones, las ofertas comerciales nos hacen llevar a un comportamiento que finalmente es perjudicial para nuestro bolsillo, y por ello, desde las Organizaciones de Consumidores nos alertan y nos dan una serie de consejos para sacar el máximo provecho:

• Piense de antemano lo que necesita: hacer listas es una buena manera de evitar compras impulsivas.

• Las normas establecen que los productos deben haber formado parte de la oferta habitual del establecimiento durante, al menos, un mes y su calidad no puede diferenciarse en nada de la que tenían antes de estar rebajados.

• Los objetos rebajados deben mostrar su precio original junto al rebajado, o bien indicar de forma clara el porcentaje de la rebaja.

• En algunos establecimientos se establecen unas condiciones especiales para las compras en periodo de rebajas (sobre la aceptación del pago con tarjeta, las devoluciones, etc.). Pueden hacerlo, pero debe indicarse expresamente. En caso de duda, pregunte al responsable del establecimiento.

• Conserve el tique de las compras, pues los necesitará para cualquier posible reclamación, cambio, etc.

• El servicio postventa y la aplicación de la garantía son iguales, independientemente de que compre el producto durante las rebajas.

• Si tiene algún problema durante las rebajas, actúe igual que en cualquier otro momento. En el periodo de rebajas se recortan los precios, pero nunca los derechos que usted tiene como consumidor. Por tanto, si no consigue una solución amistosa, pida la hoja de reclamaciones (debe tenerlas cualquier establecimiento) y plasme en ella su queja. Al hacer valer sus derechos beneficia a los demás consumidores, pues hace que los comercios se esfuercen por mejorar la atención al cliente.

La Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI) aboga por un consumo racional, calculado y exigente durante las rebajas y recuerda que estas son en el precio y no en la calidad. Además:

Recomienda la organización de consumidores fijar un presupuesto previo y respetarlo; hacer una lista de las compras; revisar con atención las etiquetas; y observar que en cada producto se indica, de forma clara, el precio anterior y el precio rebajado o, en su defecto, el porcentaje de rebaja.
Recuerda que los medios de pago, tales como tarjetas, seguirán en vigor durante las rebajas, salvo que se indique en el establecimiento, de forma visible, su no aceptación. El establecimiento también debe aceptar las devoluciones y/o cambios de los productos defectuosos, cuya venta está prohibida en rebajas.