Menú Portada
INFORME DE FISCALIZACIÓN DEL AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA 2006 (I)
Según la Cámara de Comptos, el precio inicial se fijó en 8.428.121 euros

Las obras de rehabilitación del Palacio del Condestable se incrementaron en más de un 40 por ciento

Octubre 26, 2008

Existen discrepancias de 1.428.688 euros entre el Ayuntamiento y la contratista y la dirección de la obra

Las desviaciones se deben a la aparición de elementos de arqueología en el subsuelo y al estado estructural del edificio, pero las obras continúan

A marzo de 2008, la ejecución no había finalizado y el plazo inicial de 20 meses se alargó 17 más


 Extraconfidencial.com ha tenido acceso al Informe de Fiscalización que, con fecha del pasado 26 de septiembre, redactó la Cámara de Comptos de Navarra sobre el Ayuntamiento de Pamplona correspondiente al ejercicio económico de 2006. Un examen muy detallado del Consistorio gobernado por Yolanda Barcina, que puede ser la llamada a sustituir al actual presidente de la Unión del Pueblo Navarro (UPN), Miguel Sanz.
El organismo fiscalizador navarro se detiene expresamente en las obras de rehabilitación del Palacio del Condestable. El presupuesto inicial, según el proyecto redactado por la dirección facultativa, ascendía a 9.202.010 euros y el plazo de ejecución se estimó en 24 meses. Las obras se adjudicaron en diciembre de 2004 por un importe de 8.428.121 euros, con un 8,41% de baja respecto al proyecto de realización y por un plazo de ejecución de 20 meses. Una obra financiada por la Unión Europea en un 50% del máximo protegible de 6,7 millones de euros y por el Gobierno de Navarra en 2 millones de euros. Pues de todo esto, salvo la financiación, nada de nada.

Donde dije digo, digo Diego…

“La ejecución de las obras de rehabilitación del Palacio del Condestable se ha desviado considerablemente, tanto del presupuesto como de los plazos establecidos en el proyecto redactado por la dirección facultativa. Así –siempre la Cámara de Comptos de Navarra- el precio de la adjudicación de la obra por 8.428.121 se ha incrementado un 40% y, a marzo de 2008, la ejecución no ha finalizado y el plazo inicial de 20 meses se ha alargado 17 más”.
En definitiva, y a la espera de cuantificar la cuantía final del mayor gasto realizado, existen discrepancias de 1.428.688 euros entre el Ayuntamiento y la contratista y la dirección de la obra. Así, según el mencionado Informe, el Ayuntamiento de Pamplona no sólo no ha aprobado ni pagado certificaciones de obra desde mayo de 2007 por un importe superior a los 3,7 millones de euros, sino que además “no ha abonado nada en concepto de revisión de precios. Existe discrepancia entre la cantidad estimada por el Consistorio por revisión de precios, 1.155.603 euros, y el importe reclamado por la empresa, 1.325824 euros”.

Restos arqueológicos y las obras continúan

La Cámara navarra insiste en que el Ayuntamiento conocía estas desviaciones, “debidas principalmente a la aparición de elementos de arqueología en el subsuelo y al estado estructural del edificio, más deteriorado que el previsto en el proyecto”. Ante estas circunstancias, los servicios municipales de Yolanda Barcina reclamaron a la dirección de la obra “reiteradamente” la valoración y cuantificación de los retrasos y desviaciones. La presentación del mencionado se demoró “considerablemente”, desde diciembre del 2005 hasta agosto del 2007, y mientras tanto, “la obra se seguía ejecutando”.
Recomendación de la Cámara: “Examinar y supervisar los proyectos de obra elaborados antes de proceder su aprobación”. A buen entendedor pocas palabras bastan.