Menú Portada
Podría volver al teatro el próximo año

Las Navidades más amargas de Norma Duval

Diciembre 28, 2010

De hecho, aunque en la lejanía, Norma vuelve a retomar la idea de subirse a los escenarios de nuevo. Reanudar los preparativos de un proyecto magnánimo para demostrar que donde hubo, todavía queda. Aquella fue una idea que la artista decidió desechar cuando ocurrió el funesto final.

pq_922_norminchit.jpg

Qué duda cabe que estas fechas tan señaladas están siendo unas de los más difíciles para la inigualable Norma Duval. Desde que Carla, su hermana querida, falleciera tras luchar contra el cáncer, la vedette se ha convertido en el eje de dos familias: la suya y la de Carla. Vive por y para los que le rodean, siempre entregada a quienes la necesitan, guiando y aconsejando. Convertirse en madre forzosa no es fácil, pero su bondad y predisposición están consiguiendo que lo que se preveía como una auténtica aventura se esté tornando en algo mucho menos difícil. Me cuentan que Norma está consiguiendo que sus sobrinas no sufran demasía, recordando a su madre con una sonrisa dibujada en el rostro, en un intento desesperado por que la sigan pensando con esa vitalidad y energía que siempre le caracterizó. Norma tiene el apoyo inestimable de sus hijos, pero sobre todo de un Matías Khun que se ha convertido, de golpe y porrazo, en una de las columnas que sustenta tanto dolor familiar. Es loable su actitud, al igual que de quienes les rodean y no dudan, ni un solo instante, en tenderles una mano amiga, cercana y vacía de interés. Son esas las personas, que de alguna u otra manera, están logrando que los que se han quedado aquí vean el vaso medio lleno.
De hecho, aunque en la lejanía, Norma vuelve a retomar la idea de subirse a los escenarios de nuevo. Reanudar los preparativos de un proyecto magnánimo para demostrar que donde hubo, todavía queda. Aquella fue una idea que la artista decidió desechar cuando ocurrió el funesto final. Por aquel entonces, la Duval prometía que su vuelta sería más bien una despedida: “Siempre fui consciente de que me retiré de forma repentina. Ahora me gustaría hacer las cosas bien y quiero despedirme como es debido. Muchas veces, la gente me transmite su cariño. Sé que he esperado mucho, pero mi intención es volver al teatro. Me tomaré el tiempo que haga falta porque me gustaría que todo fuera perfecto. No regresaré por mucho tiempo, pero sí me apetece decir adiós al público con algo bonito”, decía animosamente. Puede que ese día llegue en los próximos meses. Será motivo de evidente celebración. Suerte.