Menú Portada
Los Técnicos de Hacienda consideran que las medidas van por el buen camino, aunque son insuficientes

Las medidas fiscales propuestas por Rubalcaba recaudarían casi 7.900 millones de euros anuales, según GESTHA

Julio 11, 2011
pq_927_GESTHA.JPG

Las principales propuestas fiscales adelantadas por el candidato del PSOE a las próximas elecciones generales, Alfredo Pérez Rubalcaba, permitirían al Estado recaudar en torno a 7.880 millones de euros anuales adicionales, según las estimaciones de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA), quienes recalcaron que si bien estas medidas ´van por el buen camino´ deberían ir acompañadas por otras actuaciones complementarias.

La mayor parte de esta recaudación adicional, unos 5.240 millones de euros anuales, provendría del aumento en el tipo del Impuesto de Sociedades para las grandes empresas, a lo que habría que sumar la creación de un gravamen estatal para las entidades financieras que actúan en España -unos 1.400 millones de euros adicionales- y la aplicación de un nuevo impuesto sobre las grandes fortunas, con una aportación de 1.240 millones de euros anuales.

Equilibrar grandes empresas y pymes

La iniciativa de mayor repercusión para las Arcas Públicas sería un posible aumento de cinco puntos en el tipo del Impuesto de Sociedades para las 5.740 grandes empresas cuya facturación anual supera los 40 millones de euros, declarando así una base imponible media superior a los 18 millones de euros.
Además de aportar unos 5.240 millones de euros anuales, esta actuación permitiría equilibrar la carga impositiva del Impuesto de Sociedades de las grandes empresas respecto a las pequeñas y medianas, pues actualmente las grandes corporaciones disponen de diversos mecanismos para lograr una tributación real muy por debajo de las de las pymes.

Paralelamente a esta medida, la creación de un nuevo impuesto estatal del 5% sobre la base imponible de las trescientas entidades financieras que operan en España supondría una recaudación adicional de hasta 1.400 millones de euros que podrían destinarse a la creación de un nuevo fondo de fomento del empleo.

Por su parte, la reposición de un impuesto de patrimonio que grave únicamente a los grandes patrimonios aportaría una recaudación adicional de hasta 1.240 millones de euros anuales, que provendrían de los 47.614 contribuyentes cuyo patrimonio individual supera el millón y medio de euros, excluído el valor de la vivienda habitual y del negocio que constituya su principal fuente de ingresos.

A favor de la tasa de transacciones financieras

Junto a estas medidas de mejora de la recaudación, los Técnicos de Hacienda valoraron positivamente el posible establecimiento de una tasa global en las transacciones financieras internacionales, ya que a partir de un gravamen de tan sólo el 0,05% podría reducir las operaciones especulativas y generaría unos ingresos de entre 240.000 y 560.000 millones de euros anuales en todo el mundo, cantidad que podría destinarse a inversiones y políticas activas que reduzcan considerablemente la pobreza de millones de personas en el mundo. En este sentido, la propia Alianza Tasa Robin Hood cifra en unos 6.300 millones de euros anuales la aportación procedente de nuestro país.

Por otro lado, Rubalcaba hizo mención a la necesidad de combatir a “quienes progresan defraudando, engañando o especulando”, lo que a juicio de Gestha debería comportar la aplicación de las medidas que ya fueron aprobadas al respecto en una moción del Pleno del Congreso a comienzos de la presente legislatura.

Concretamente, estas iniciativas incluirían la elaboración de una estimación oficial y plurianual de la economía sumergida en España; el establecimiento de fórmulas de coordinación y colaboración efectiva entre las Agencia Tributaria estatal y las de las Comunidades Autónomas; y la delimitación de las funciones y responsabilidades de los ténicos, como paso previo a la creación de un Cuerpo Superior Técnico de Hacienda que potencie el alcance de la lucha contra el fraude y el control del gasto público.

Mayor austeridad y control del gasto

Otro de los frentes prioritarios a los que aludió Rubalcaba en el discurso que pronunció el pasado sábado en Madrid fue la exigencia de “austeridad en el comportamiento público y privado”, algo que para los Técnicos de Hacienda pasa irremediablemente por la modificación de la actual estructura de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) para dotarla de un modelo organizativo más racional en la atribución de funciones.

Asimismo, se hace necesaria la eliminación progresiva de la fiscalización previa mediante el reforzamiento y ampliación del control posterior y auditoría, así como la derogación de la normativa que permite a empresas privadas colaborar con la IGAE en su Plan Anual de Auditorías.
Otras medidas reclamadas por Gestha en este sentido incluyen el establecimiento de herramientas que clarifiquen la información de las cuentas públicas, una mayor publicidad de la actividad desarrollada y acceso a los datos económicos comprobados, el refuerzo del Plan de ahorro y Austeridad de la Administración General del Estado o la comparecencia periódica del Gobierno ante el Congreso para el control de los resultados.