Menú Portada

Las llamadas “ocultas” de la Casa Real, los aprietos de Rajoy con el “Tea Party” español y los trajes a medida de José Blanco

Noviembre 7, 2010

  Están alborozados con el avance del movimiento ultraconservador americano los colegas de Sarah Pailin. En concreto, los que se ganan la vida trabajando para fundaciones como FAES o GEES, todos ellos en la órbita ultraconservadora que dirige el ex presidente Aznar. “Dios quiera que esa ola americana anegue pronto Europa”, dice uno de los informes recientes de GEES , dirigido por Rafael L. Bardají, hombre muy vinculado al ex mandatario. La agresividad de este sector está poniendo en serios aprietos a Mariano Rajoy que sabe que, para ganar las elecciones, tiene que presentar una cara centrista y, sobre todo, moderada. Han salido del armario y estos elementos suelen tener sus ventanas mediáticas bien apañadas porque desde FAES y sus aledaños se insiste para que sus mentores estén presentes en todos los espacios de televisión, radio y prensa que se pueda. Colocan a su muchachada para que puedan defender sus ideas. Desde Florentino Portero a José María Rotellar, pasando por Jaime García Legaz y unos cuantos periodistas que cobran de las tertulias y lo más probable que también de FAES O GEES.

  La Casa Real española no para. Por una parte, intentando promocionar la imagen pública de los Príncipes de Asturias y, al mismo tiempo, asesorando a distintos directores de medios de comunicación para que no publiquen determinadas informaciones sobre el pasado vital de Doña Letizia Ortiz. Ahora, todos han olvidado como el acuerdo mutuo de separación entre la Princesa y su ya ex marido permanece en una caja fuerte custodiada por un Juzgado de Madrid. Pero ya nada es secreto y más, si hay dinero de por medio. El caso es que no amenazan, pero –siempre según los afectados-, “transmiten el mensaje de tal manera que es como para echarse a temblar”. Y si no, que se lo pregunten a Julio Ariza, presidente del Grupo Intereconomía.

José Blanco, ministro de Fomento, está que lo tira. Por un lado, tras la última remodelación del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero –algunos aseguran que no ha sido él quien la ha decidido-, ha salido reforzado en su poder dentro del PSOE. Por otro lado, desde hace algunos meses, ha apostado por un cambio de look muy evidente que comenzó con una operación ocular de su miopía que le evita aparecer con gafas. Pues bien, hemos podido saber que, pese a la crisis, Pepiño viste con trajes hechos a medida a por un prestigioso sastre con residencia en Lugo. Y las prendas no son nada baratas. Los expertos aseguran que tras un cambio de imagen de un hombre siempre hay una mujer. Una fémina nueva, por supuesto.