Menú Portada

Las hijas de María Teresa Campos, preocupadas por el patrimonio y el posible matrimonio de mamá Campos, cada vez más unida a Bigote Arrocet

Diciembre 30, 2016

No se habla de otra cosa en Telecinco. La relación entre el humorista y la presentadora se estrecha, y podría acabar en boda. Mila Ximénez le describe en Lecturas, la revista enemiga de Las Campos, como un hombre con la maestría de un saltimbanqui emocional. Cuando alguien se casa en segundas nupcias puede, en el mejor o peor de los casos, dejar la mayor parte de sus bienes en usufructo a su pareja. Isabel Preysler se ha colgado unas alas de pollito blanco en el Hola junto a su vetusta águila peruana y luce unas trasparencias inapropiadas a su edad.

las-campos

A muy pocas personas les hace gracia que un padre o una madre mayores rehagan su vida en la viudedad. Hace falta mucha generosidad y también, por supuesto, la certeza absoluta de que el tercero o la tercera en discordia es una persona desinteresada. Cuando alguien se casa en segundas nupcias puede, en el mejor o peor de los casos, dejar la mayor parte de sus bienes en usufructo a su pareja. Todos los que conocen a Edmundo Bigote Arrocet hablan bien de él, hasta el punto de manifestar que, con extensiones o sin ellas, se lleva de calle a las mujeres y que su situación económica es más que saneada. Es galante, considerado, encantador y muy atractivo en las distancias cortas.

A pesar de todos los dimes y diretes sobre la posible existencia de algo más que amigas en su vida, un rumor desmentido por activa y por pasiva tanto por ellos como por alguna de las interesadas, María Teresa Campos sigue mostrando su apoyo a Edmundo y así lo ha demostrado celebrando  la Nochebuena con los hijos de él, Estefanía y Maximiliano, fruto de la relación del chileno con su segunda esposa, Rocío Corral, a quien tanto quiso el humorista. Cuentan en Telecinco que a Terelu y a su hermana no les ha acabado de convencer que mamá eligiera una noche tan especial para pasarla con su amado. Las fotos de todos juntos paseando y María Teresa riendo que publica Semana no le habrían hecho tanta gracia a Terelu como pudiera parecer. ¿Y si le montan una como sus hijos a la duquesa de Alba?, se preguntan los malpensados. Buena es María Teresa. Sigue locamente enamorada de Edmundo, que incluso le ha presentado a su hijo secreto, Alexis, a quien acaba de conocer, como vemos en las páginas de Lecturas.

Las llamativas e inapropiadas transparencias de Isabel Preysler

Van en serio. Mila Ximénez se atreve en la columna que publica en la revista enemiga de las Campos a decir todo lo que se puede decir de unas enemigas tan poderosas como ellas en estas circunstancias. “Caminan de puntillas Terelu y Carmen en los corrillos mediáticos…me consta que ambas vigilan la felicidad de su madre con mucha atención…Edmundo lleva de la mano a Teresa con la maestría de un saltimbanqui emocional”

¿Terelu y Carmen han dicho muchas veces que son felices si su madre es feliz, pero lo serían igual si su madre se casara y disminuyera su herencia? Hay malpensados que lo dudan.

En Hola, el príncipe Carlos vuelve a alquilar su palacio escocés a Porcelanosa a cambio de dinero para su fundación e Isabel Preysler, vestida de virginal pollito blanco posa con sus alitas de tela y pedrería junto a la vetusta águila blanca de Perú,  Mario Vargas Llosa. Allí estaba Nicole Kimpel, la novia de Antonio Banderas que en Málaga no ha caído tan bien a las cofradías y amigos del actor como Melanie Griffith, así como Nieves Álvarez, Tamara Falco, Paloma Cuevas y Enrique Ponce. Las transparencias del vestido de Isabel son inapropiadas para su edad.

En Love podemos ver de nuevo a Carlota de Mónaco con el padre de su hijo, Gad Elmaleh. ¿Será capaz el actor de origen magrebí de perdonarle que lo dejara plantado por Lamberto Sanfelice? Y en Diez Minutos, Carlota Corredera se disfraza de Papa Noel. Es la nueva apuesta de Telecinco. Los kilos que ha perdido le han hecho sintonizar con las mujeres de media España. Sube, sube y sube y hace vender revistas como la espuma. Y no ha mandado a la mierda a su madre como Terelu en Las Campos que han batido récord de espectadores pero no pudieron contra MasterChef en cuestión de share. Solo consiguieron un triste 15,8% de pantalla. Y eso que las miradas que dirigió Terelu a Edmundo, eran solo comparables a las que en sus tiempos dirigía Mourinho a Casillas, que por cierto, ha bautizado a su hijo en Oporto. Las razones: oír decir a su madre que Edmundo es lo mejor que le ha pasado en su vida y ver como le preparaba el marisco como si fura un niño para que se lo comiera.

Ana Montesinos