Menú Portada
El jefe de investigación de Extraconfidencial.com presenta hoy en Albacete su nuevo libro Isabel & Miguel:50 años de historia de España

Las hijas de Isabel Preysler siguen la senda de su madre: Tamara Falcó y Ana Boyer crean sociedades factureras para sus negocios de imagen

Junio 10, 2014
pq_929_Isabel-y-Miguel-Juan-Luis-Galiacho-portada.jpg

El nuevo libro del jefe de investigación de Extraconfidencial.com, Juan Luis Galiacho titulado Isabel & Miguel:50 años de historia de España, publicado por la Editorial La Esfera de los Libros, se presenta oficialmente hoy día 11 de abril a las 19.30 horas en la Librería Popular de Albacete, la capital manchega de donde es natural nuestro colaborador. Un libro donde el amor, el lujo, el dinero, el escándalo y las infidelidades se dan cita a través de dos figuras clave de la reciente historia de España: Isabel Preysler y Miguel Boyer, máximas figuras de la beautiful people de los ochenta.

En el se puede leer como los cinco hijos de Isabel Preysler (Chábeli, Julio José, Enrique, Tamara y Ana) se han convertido en personajes mediáticos.Desde que nacieron han estado inmersos en el mundo de la fama. Viven conscientes de que son unos privilegiados. Entre ellos se respetan y se estiman. Son hermanos, no hermanastros, a pesar de tener tres padres diferentes. Ella, Isabel, ha logrado ser el epicentro de la familia, la columna vertebral. Gracias a su referencia, “sus niños” han brillado socialmente desde muy jóvenes. Por eso todos la quieren y la defienden. Sienten auténtica devoción por su madre, que ha sabido entenderles y les ha apoyado en todo. Ésa es su gran victoria. Pero ella no mantiene ahora sola su reinado. Le ayudan sus herederas, quienes por el apellido se arrogaron el título de princesas del papel couché. Isabel Preysler las aleccionó para subir con éxito las escaleras del glamour y de la fama.

Los negocios de Tamara Falcó

 

Tamara Falcó comprendió muy pronto la necesidad de constituir una socieda unipersonal con la que gestionar todos sus ingresos publicitarios y los procedentes de sus exclusivas en las revistas, sobre todo con Hola, donde su madre ya la había introducido de lleno. Así creó en el verano de 2009 la empresa Falco Preysler S.L. Situó su sede social en el domicilio familiar de Puerta de Hierro, en la Avenida de Miraflores, figurando ella como administradora única y con un capital social mínimo de 3.000 euros. También asumió la necesidad de contar con una o dos representantes artísticas que velaran por sus intereses y apariciones públicas en el colorín. Para ello, eligió a Susana Urribarri Mansberger, amiga de la familia e hija del ya fallecido presentador de Eurovisión en TVE José Luis Urribarri. Susana también ejercía como manager de su hermano Julio Joséal frente de Alfín Producciones, una empresa dedicada a la organización de eventos, comunicación y relaciones públicas. Pero además, Tamara escogió a otra persona como representante de sus intereses, Luisa Mata Ruiz, una andaluza licenciada en filología francesa por la Universidad Complutense de Sevilla, que en su día fue encargada del departamento de Relaciones Publicas de la agencia de comunicación Equipo Singular y que hoy es directora de la empresa Be Up Managment S.A, situada en la madrileña calle de Claudio Coello, a escasos metros de la vivienda de Tamara, de la que además era amiga desde hacía varios años.

 

De la mano de ambas, Tami consiguió convertirse en una celebritie y emular a su madre y a su hermana Chábeli al tener su propio programa en televisión. Así tras arduas negociaciones consiguieron que el canal Cosmopolitan TV decidiera llevar a la pequeña pantalla el día a día (“glamouroso y místico”) de la cuarta hija de Isabel. Se trataba un personality show titulado “We love Tamara”, emitido en esta canal de TDT a partir del día 12 de septiembre 2013. Isabel había dado su visto bueno e, incluso, colaboró en algún episodio.Las grabaciones de los distintos episodios tuvieron exóticas localizaciones, como una aldea africana, una isla griega, la Semana de la Alta Costura de París o las propiedades del marques de Griñón, que también colaboró activamente en la nueva faceta televisiva de su hija. Sin embargo, fue una aventura que fracasó estrepitosamente, como también le pasó en su día a Isabel Preysler en Tele 5 y a Chábeli Iglesias en Univisión.

Ana Boyer crea su sociedad facturera unipersonal

También se cuenta en el nuevo libro de Juan Luis Galiacho (“Isabel & Miguel:50 años de historia de España”), como a partir del año 2012, al volver de su periplo estudiantil de Erasmus en Estados Unidos, Ana Boyer se convirtió a su vez en estrella mediática como imagen de cotizadas marcas, percibiendo por ello una elevada retribución. Ana Boyer empezó a disfrutar de esa vida de lujo y glamour de la que tanto le había hablado con anterioridad su hermana Tamara. La niña, que se confesaba tímida y aseguraba que estaba más a gusto en una biblioteca que en una fiesta, comenzó poco a poco a acostumbrase a los tacones y a los vestidos de noche llegando a no necesitar ni a su madre ni a Tamara para salir en el papel couché. Así, el 11 de febrero, días antes de que le diera a su padre el ictus cerebral, debutó con 22 años como portada en solitario de la revista Hola en un posado con un gran despliegue informativo, del que fuentes del mercado afirman que cobró 20.000 euros. La excusa fue su fichaje como imagen de la firma austriaca de cristalería de lujo Swarovski.

Su presencia en tantos eventos y la cuantiosa recaudación obtenida hicieron que Ana Boyer decidiese crear al inicio de 2013, estando todavía en la Universidad Pontificia, su propia sociedad de imagen: Mustique Proyectos SL. La constituyó con un capital social de 3.000 euros y situó su sede social en su propio domicilio familiar de la Avenida de Miraflores, en Puerta de Hierro, figurando ella como administradora y accionista única. Es a través de esta sociedad de “representación y defensa de los derechos de imagen” – aunque también introduce en su actividad “la compraventa de bienes inmobiliarios por cuenta propia”-, cómo la hija de Miguel Boyer factura todos sus saraos publicitarios al margen de cualquier nómina profesional individual. Al mismo tiempo, eligió como representantes a las relaciones públicas Luisa Mata y Susana Urribarri, ambas también a las órdenes de sus hermanos Tamara y Julio José. Desde ese momento, se sintió segura para sus negocios y la benjamina de los Preysler continuó con su carrera en los photocall.

El nuevo libro de Juan Luis Galiacho titulado “Isabel & Miguel:50 años de historia de España”, no dejará a nadie insatisfecho. Hoy se presenta oficialmente en Albacete ante toda la sociedad manchega.