Menú Portada

Las hemerotecas retratan a Jiménez Losantos, y su lado oscuro, y a Carlos Herrera, mientras Pedrojota se acobarda con Zarzuela

Diciembre 10, 2015
herrera cope

Las librerías pusieron a la venta en el día de ayer el ensayo Los años perdidos de Mariano Rajoy, libro con el que Federico Jiménez Losantos rompe una sequía literaria que iba ya para cuatro años. En la promoción de la obra, el locutor de Es Radio incidió en criticar al actual presidente del Gobierno, prometiendo una recopilación de artículos contra el gallego en el pasado.

El problema es que la hemeroteca retrata al locutor aragonés, que no le perdona a Mariano que no dimitiese en 2008, cuando la entonces estrella de COPE se creía que tutelaba mediáticamente al Partido Popular. Pero la lucha de poder la perdió Federico, que hoy en día sostiene que es el principal crítico con Rajoy.

Pero esto siempre no ha sido así, ya que dudamos que en su libro recoja las decenas de artículos llenos de elogios y parabienes. Por poner algunos ejemplos, en abril de 2004 en Libertad Digital publicaba un artículo titulado “Un Rajoy más que notable”, en el que tildaba al gallego de “extraordinario parlamentario”, mientras que al mes siguiente, en el mismo medio, comentaba que “el discurso de Rajoy contra Zapatero en el Debate sobre el Estado de la Nación me ha parecido excelente, en la forma y en el fondo. La primera intervención, sencillamente soberbia, insuperable y, para los que comparten sus ideas, reconfortante”.

En noviembre de 2005 Losantos elevaba su cariño por Rajoy y en otro artículo antológico le prometía amor eterno a cambio de obediencia: “Uno de los activos esenciales de la derecha española es la unidad en torno al PP y estamos dispuestos a defenderla”, llegó a escribir.

Después, ya saben la película: Rajoy no dimitió tras perder las Elecciones Generales de 2008Losantos no se cansó de llamarle “maricomplejines” hasta que los Obispos se hartaron de él, que se creía imprescindible en la COPE, justo hasta la semana pasada, cuando Carlos Herrera ha conseguido mejores audiencias en cuatro meses que Losantos en 12 años.

Pero sigue desatado….

Federico no cesa en su empeño por acabar en los Tribunales. Y es que el jueves pasado no tuvo mejor ocurrencia que tildar de “altavoces proetarras en Madrid” a El Diario y a Público, que habían publicado que Eduardo Inda había sido imputado por decir que Gara era el altavoz de ETA.

Contra Podemos tampoco se corta el turolense, que tildó este lunes a Pablo Iglesias de “sicario”, señalando además que el partido está financiando por “la narcodictadura de Venezuela“.

Eso sí, tiene varias amistades peligrosas 

Federico Jiménez Losantos, que presume de ser azote contra la corrupción, no hace ascos a ser el socio de José Luis Ulibarri, enfangado en la trama gürteliana. Y es que el propietario de El Semanal Digital cede su cadena de emisoras castellano-leonesas, antes conectadas a Punto Radio, a Es Radio, que el año pasado se embolsó 22.000 euros del Ayuntamiento de Gijón por entrevistar a su alcaldesa, tal y como demostró el PSOE de la ciudad asturiana.

Tampoco ha ido gratis a Tomares, ciudad sevillana a la que acude cada año con su caravana radiofónica, donde también entrevistó, sin preguntas comprometidas por supuesto, a José Luis Sanz, señor que aspiraba a liderar el PP andaluz hasta que una investigación por unos pagos siniestros desde el Ayuntamiento a un político del mismo partido le dejaron fuera de juego.

Carlos Herrera se fía ahora del EGM

El locutor Carlos Herrera está exultante tras la publicación de los resultados del EGM, pero tal y como recuerdan varios medios no siempre el andaluz se ha fiado del estudio. De hecho en 2004 señalaba que “el sistema es poco fiable, dudosamente científico, pero mucho menos fiable es la voluntad de equidistancia y equilibrio que tienen los medidores. Creo que habría que dejar de pagarle al EGM cada mes el dinero que se le paga por elaborar sus encuestas. En justicia, esa sería la lógica contestación a sus dislate”, mientras que ocho años después decía que “qué se apuestan ustedes a que estos, como obedecen a los que les mandan, les darán a la SER 800.000 oyentes y a los demás las migajas… ¿Qué se juegan? No, si yo a estos ya les conozco. La caradura que tienen”.

¿Alto el fuego sobre la monarquía? 

Había más que morbo en el nacimiento de El Español, ambicioso proyecto impulsado Pedro J. Ramírez que ha decepcionado en su lanzamiento. Pero en estos primeros meses de vida, la ausencia de informaciones críticas sobre la monarquía brilla por su ausencia.

Y es que el nuevo medio solo ha publicado algunos dardos de Ana Romero sobre los últimos coletazos de Juan Carlos I, pero sobre doña Letizia ni palabra. ¿Teme Ramírez la conspiración de las élites que denunció tras ser decapitado de El Mundo?

Jorge Higueras