Menú Portada

Las ganancias de PRISA y Roures con la Ley antitabaco y el secreto inconfesable de Durán i Lleida para quedarse en Madrid

Enero 13, 2011

   La Ley antitabaco tiene ganadores y perdedores, al margen de los no fumadores. Entre los últimos, se encuentran los hosteleros que ven amenazado su futuro por la pérdida de clientes y buscan, a toda máquina, alternativas de negocio que superen los controles de Leire Pajín. Y entre los primeros, dos amigos del Gobierno: el Grupo PRISA y Mediapro, de Jaume Roures. Y ambos se frotan las manos. Estiman un alza de suscriptores en sus canales de pago Canal + Futbol y Gol TV. Muchos de los adictos al tabaco tendrán que abandonar los locales de hostelería para poder fumar en la privacidad de su hogar mientras que sufren o disfrutan viendo a su equipo en uno de los pocos lugares donde, por ahora, se permite fumar.

 

   Hace pocas semanas informábamos que el diputado de CiU, Josep Antonio Duran i Lleida arrastraba, para bien o para mal, un sex appeal que, por lo que aseguran, enloquece a las mujeres, la misma pasión que él las profesa. Tras la victoria de su jefe de filas, Artur Mas, en las pasadas elecciones autonómicas de Cataluña, el líder de Unió decidía, para sorpresa de muchos, seguir como portavoz de la Coalición catalana en el Congreso y no entrar en el Govern como “Conseller en Cap”, aunque asumirá funciones de política exterior y autogobierno vinculadas a la Generalitat. El motivo, más allá de las excusas políticas, es que Duran i Lleida quiere permanecer cuanto más tiempo mejor en Madrid. Hospedado, eso sí, en su suite del Hotel Palace donde disfruta, no sólo de las comodidades del centro de hotelero, sino de toda la discreción de sus empleados. Bueno de casi toda. Y es que esa suite quizás sea demasiado grande para una sola persona. Y recuerden los sistemas que empleaba Rodríguez Menéndez para espiar a amigos y enemigos.