Menú Portada
LA JUNTA DE EXTREMADURA, EN LA PICOTA (II)
En un año aumentó en un 139% su endeudamiento

Las fundaciones públicas extremeñas tenían en 2005 un agujero de 6 millones en subvenciones y préstamos

Marzo 8, 2011

El agujero negro de las cuentas de nuestras Comunidades Autónomas es uno de los problemas más graves con los que se enfrenta nuestras cuentas públicas. Su tremendo déficit que ahora se intenta recortar con un mayor éxito en algunas como Madrid, que ha cumplido con creces su tasa de endeudamiento y fracaso en otras como Castilla-La Mancha, es una amenaza para todos. Pero lo que se intenta recortar ahora es fruto de una sobredimensión del sector público, que no sólo se concentra en la Administración, si no en cientos de empresas públicas autonómicas, consorcios o fundaciones que han ido creciendo en estos últimos años.

 

Esta premisa se cumple en Extremadura, y en el caso de las subvenciones ya en 2005 como ya ha desvelado el Tribunal de Cuentas, mantenía una estructura económica ruinosa, no sólo por nutrirse de subvenciones de la administración si no de préstamos externos a corto plazo e incluso ya existir en dos de estas planes de saneamiento.

Retrasos y fallos en  las cuentas

La Ley 3/1985, de 19 de abril, de Hacienda Pública de Extremadura no prevé la inclusión de las cuentas anuales de consorcios y fundaciones integrantes del sector público autonómico formando parte de la Cuenta General de la Comunidad, una forma bastante beneficiosa de tener menos control sobre estas.

Por ello, las cuentas de los consorcios y fundaciones autonómicas fueron rendidas fuera del plazo previsto que se deduce de la aplicación conjunta del artículo 35 de la LFTCu  y lo que es peor, no fueron remitidas las cuentas anuales del consorcio “Patronato del Festival de Teatro Clásico en el Teatro Romano de Mérida” correspondientes al ejercicio 2004. Las cuentas rendidas del ejercicio 2005 adolecen de graves defectos (no adjuntan memoria, ni cuenta de resultado económico patrimonial). Las cuentas anuales de ambos ejercicios de la Fun-dación para el Desarrollo de la Ciencia y la Tecnología y, de las entidades Consorcio para la Gestión del Ce-tro de Cirugía de Mínima Invasión e Institución Ferial de Feval – Feria de Muestras de Extremadura, así como las correspondientes al 2004 del Consorcio Teatro López de Ayala. Badajoz 2000 no fueron rendidas.

Problemas de endeudamiento

Pero lo peor no está en la deficiencia a la hora de elaborar estas cuentas si no en su propia estructura. De un análisis global de los balances se deduce, en relación con la composición del activo, que el circulante constituye el 89% en 2004 y el 91% en 2005 del total. En relación con el pasivo, en ambos ejercicios destacan los fondos propios negativos de Fundación Academia Europea de Yuste y Fundación para el Desarrollo de la Ciencia y la Tecnología en Extremadura, motivados por los resultados negativos de ejercicios anteriores. De las correspondientes cuentas de resultados de 2004 se desprende la obtención de excedentes negativos por Fundación Centro Extremeño de Estudios y Cooperación con Iberoamérica, Fundación Academia Europea de Yuste y Fundación para el Desarrollo de la Ciencia y la Tecnología en Extremadura, en 2005 sólo obtiene desahorro la Fundación Orquesta de Extremadura. En el siguiente estado se expone de forma resumida la composición del sector público fundacional autonómico y en él se recoge denominación, fecha de escritura de constitución y fin estatutario.

El endeudamiento con entidades de crédito experimenta un significativo incremento, en el ejercicio 2005, 794 miles de euros. De los 1.364 miles de euros alcanzados a finales de 2005, en su mayor parte con vencimiento a corto plazo, un 99% corresponde al mantenido por las entidades Fundación Academia Europea de Yuste con 541 millones y Fundación para el Desarrollo de la Ciencia y la Tecnología de Extremadura con 767 millones, ambas entidades incursas en dicho ejercicio en planes de saneamiento. La financiación aportada por la Junta de Extremadura a través de subvenciones y transferencias superaba los más de 4 millones de euros cada ejercicio, sin tener en cuenta que con unas cuentas deficitarias las deudas con entidades las asumirá la Junta.

Los recursos aportados por esta se mantienen en ambos ejercicios, destacando los destinados a la Fundación Orquesta de Extremadura, que concentran el 54% de las aportaciones recibidas por estas fundaciones en 2004 y el 55% en 2005.

Premios por todo lo alto.

Así aunque en 2005 la Fundación Academia Europea de Yuste tenía un endeudamiento elevado y estaba inmersa en un proceso de saneamiento, los gastos y actos por todo lo alto han continuado, olvidándose de cualquier medida de austeridad.

El último hace veinte días, cuando el Monasterio de Yuste acogió la entrega del “Premio Europeo Carlos V”,  acto presidido por el Príncipe Felipe y que en esta edición recayó en el ex alto representante para la Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea, Javier Solana Madariaga.

En el acto asistieron, entre otros, la ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, y el ex presidente del Gobierno Felipe González, que recibió en el año 2000 el Premio, y por supuesto el presidente extremeño Guillermo Fernández Vara. Otro acto de austeridad.