Menú Portada

Las “follamigas” que anuncia La Vanguardia del conde de Godó, ahora independentista, y que ha sido subvencionada con más de 1,6 millones de euros en los dos últimos años por la Generalitat de Cataluña

Julio 26, 2016
follamigas-la-vanguardia

“¿Ya te has pajeado bastante? Encuentra una follamiga y fóllatela en tu casa esta noche.”. Así de explícito y directo presentaba un anuncio entre las noticias de la sección “Popular en verano” La Vanguardia, del otrora monárquico y ahora pro independentista Conde de Godó. La captura del mismo, que pueden ver a continuación, deja claro como para La Vanguardia todo vale para conseguir ingresos.

follamigas-la-vanguardia

De poco parece servir que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad de Alfonso Alonso anunciara hace unos meses su intención de “negociar” con los medios de comunicación la elaboración de códigos de autorregulación tendentes a la eliminación de los anuncios de contactos, la rentabilidad de este tipo de anuncios que en un solo clic llevan a páginas de contactos, muchas de ellas con otros fines ilícitos, parece tener más importancia. Todo ello a pesar de que La Vanguardia no le falta otra importante fuente de ingresos, las subvenciones de la Generalitat de Cataluña.

1,6 millones en dos años para su edición en Catalán

El Grupo GodóLa Vanguardia, Ara y sus emisoras de radio RAC1 y RAC105-, es el niño mimado de la Generalitat de Cataluña. De las cuantiosas subvenciones que reparten entre los medios (5,98 millones el pasado año), es siempre el citado Grupo de comunicación el que más recibe y de, entre todos los medios, La Vanguardia, el líder indiscutible.

Sólo entre estos dos años, ha recibido 1,66 millones de euros, el 15% del total por el uso de los idiomas catalán y aranés. Una cuantía que no debe hacernos olvidar otras ayudas públicas como los 5,5 millones que percibió en el año 2011 para “la ampliación de la planta de impresión de la empresa para la edición en lengua catalana”. Sea subvención, sea publicidad de contactos, todo vale para engrosar la cuenta de resultados.

¿Qué dirá, por ejemplo, la alcaldesa Barcelona, Ada Colau? Seguro que nada.