Menú Portada
Insólita explicación del Responsable de Atención al Cliente

Las exigencias “visionarias” de Carrefour ante una reclamación

Febrero 23, 2011
pq_924_arias_carrefour.jpg

La crisis, que no levanta cabeza, agudiza el instinto de los consumidores en exigir más que nunca sus derechos ante empresas, entidades y fabricantes. Hoy les traemos un caso insólito. Se trata de la reclamación de una ciudadana andaluza ante la Cadena de grandes almacenes Carrefour por una deficiencia que encontró en un mueble que adquirió en uno de los centros de la citada marca. La explicación del Departamento de Atención al Cliente a la consumidora, insólita: no se le devuelve el artículo por no estar precintado; la respuesta de la reclamante, fantástica: perdón por pertenecer a la raza humana y no tener poder para ver a través de las cosas.

No se pierdan el contenido de las dos cartas, no tiene desperdicio

Carta de Carrefour contestando una reclamación

Camas, 02 de Julio de 2010

Estimada Sra. Merino:

En cumplimiento con lo dispuesto en el Art. 7 del Decreto 72/2008 de la Junta de Andalucía, por el que se regulan las Hojas de Quejas y Reclamaciones de los Consumidores y Usuarios de Andalucía, por medio del presente escrito damos contestación a la Reclamación efectuada por Ud. Recientemente en nuestro Centro.

En referencia al contenido de su reclamación le comunicamos que uno de los requisitos para el cambio o devolución de cualquier artículo, es que el artículo tiene que venir en las mismas condiciones en la que fue vendido, no cumpliendo usted con este requisito, por estar desprecintado. No obstante, la facilitamos el nº de teléfono del fabricante para que se lo solucione a domicilio.

Le pedimos disculpas por las molestias que dicha situación le haya podido ocasionar y nos ponemos a su disposición para atender cualquier consulta que nos quisiera realizar.

Sin otro particular, le saluda atentamente,

 

Fdo. José Luis Martínez Robledo

Responsable de Atención al Cliente

 

Carta pidiendo disculpas a Carrefour

CENTROS COMERCIALES CARREFOUR, S.A.

Poeta Muñoz de San Román s/n

41900 – Camas

Sevilla

 

A/A JOSÉ LUIS MARTÍNEZ ROBLEDO

Responsable de Atención al Cliente

                                                                                                      Sevilla a 04 de agosto de 2010

 

 

 

 

Estimado Sr. Martínez

 

                En primer lugar, me alegra saber que los Centros Comerciales Carrefour, S.A. dan cumplimiento con lo dispuesto en el Art. 7 del Decreto 72/2008 de la Junta de Andalucía, por el cual se regulan las Hojas de Quejas y Reclamaciones de los Consumidores y Usuarios de Andalucía, aunque permítame puntualizar que este hecho se produjo fuera del plazo estipulado para tal efecto, siendo de todos modos muy acertado por su parte establecer la fecha de la carta el día 2 de julio, para sí estar dentro de los 10 días hábiles contados desde el día siguiente a la recepción de la reclamación.

                En segundo lugar, me veo en la obligación de pedirle disculpas, y a continuación le expongo los motivos razonados de las circunstancias que me han llevado a tomar tal decisión:

                Como bien sabe, y si no le pongo en antecedentes, el día 19de junio adquirí en el centro del cual es usted Responsable de Atención al Cliente, un armario modelo Milán color haya, siendo entregado a lo largo de la mañana del día 26 de junio. Mi torpeza, y por ende mis disculpas, fue NO COMUNICAR ni a la Srta. Rosi, persona que me atendió y vendió el armario modelo Milán color haya el día 19, ni a la persona que el día 26, a eso de las 14:30 aproximadamente, me atendió y facilitó la hoja de reclamaciones, ni a las cuatro personas que tan amablemente me escucharon en el teléfono de atención al cliente los días 28 de junio, 1,2 y 5 julio, QUE PERTENEZCO A LA RAZA HUMANA.

                Si Sr. Martínez, desgraciadamente pertenezco a la raza humana, por lo que espero comprenda que no hubiera logrado cumplir con uno de los requisitos para el cambio o devolución del armario que señala en su cata, siendo este “que el artículo tiene que venir en las mismas condiciones en las que fue vendido, viéndose este requisito incumplido por mi parte al tener el embalaje desprecintado”.

                Por mi condición humana, sabrá usted que carezco del poder de ver a través de las cosas, por lo que no pude más que abrir el embalaje para advertir que el armario modelo Milán color haya venía con tres piezas en mal estado, le ruego puedan saber disculpar las molestias que les haya podido ocasionar tanto a la Srta. Rosi, como al Sr. Que me dio la hoja de reclamaciones, a las cuatro personas que tan amablemente me atendieron por teléfono y ahora a usted.

                Por último, y entendiendo que una vez lea esta carta sabrá excusar mi pertenencia a la raza humana, le SOLICITO tenga a bien facilitarme el nº de teléfono del fabricante que dice ofrecer en su carta y obviamente no aparece al considerar usted que servidora poseería el poder de adivinación (Para su conocimiento actualmente curso estudios de adivinación impartidos por el Pulpo Paul).

                No quiero despedirme sin antes hacerle partícipe que haré todo lo que esté en mi mano para que, tanto su carta como esta respuesta, se extiendan a través de los distintos medios de comunicación y así evitar, en la medida de lo posible, las molestias que mi especie pudiera ocasionar al adquirir cualquier producto en los Centros Comerciales Carrefour, especialmente el suyo.

                Sin otro particular y entendiendo sea de su agrado la medida antes mencionada, se despide atentamente.

 

Reyes Merino Barrera

(Una simple mortal)