Menú Portada

Las Españas: aburrida, una, y en un lío, la otra

Septiembre 9, 2015

Las dos son campeonas del mundo, a las dos las hemos disfrutado mucho y las dos coincidieron en el prime time de la noche, la de fútbol y la de baloncesto. La primera, a un paso de la Eurocopa, afortunadamente, cumplió el trámite con poca nota en Macedonia y la segunda, nos dio un disgusto en Berlín, frente a Italia, y se ha metido en un lío que no sabemos como desenredará, pero que nos tiene en vilo.

silva-macedonia

Macedonia, como rival, no ilusiona y menos sabiendo que casi no hay riesgo de debacle, sabiendo que hay red y que nos damos, como debe ser, por clasificados. Si miras un poco a Europa y ves la alegría que se pegan algunas aficiones solo por verse en la Eurocopa te das cuenta de que, si se tratara de riqueza, nosotros somos ricos y tenemos la panza llena. Nos vale poco, casi nada. Porque desde hace tiempo a España, a la que se le discute su plan, se le pide ganar, golear y emocionar. La última palabra es importante porque esto último no se vio en el último partido.

Juego lento, de más a menos

El juego fue lento, de más a menos, y terminó siendo un aburrimiento con poco riesgo para De Gea, pero además con pocas oportunidades para nosotros. Y esa es una de las discusiones en el juego de la selección, el delantero centro. La apuesta es clara por Diego Costa y tras el partido contra Eslovaquia, Del Bosque ya pidió paciencia porque es evidente que nueve partidos después no ha salido bien. Las alternativas que aparecen son Alcacer y Morata y algunos creen que con ellos iría mejor. Otro asunto a solucionar.

Está con peor cara la selección de baloncesto. La derrota contra Italia nos obliga a ganar a Islandia y a Alemania para no pensar en otras cuentas. La empresa no es imposible, ni mucho menos, si la selección estuviera bien, pero no lo está. No defiende bien y solo se ve a Pau Gasol en plena forma. Falta que aparezcan los Sergios, Mirotic y alguno más y que Scariolo esté más fino. No está todo perdido porque ya el seleccionador salió de una parecida a esta y ganó la Eurocopa, pero debe darse prisa.

José Luis Corrochano