Menú Portada
El 64,8% de las entidades locales asturianas rinden sus cuentas con posterioridad al plazo legalmente establecido

Las empresas públicas asturianas gastaron 128,3 millones por tan sólo 85,7 millones de ingresos

Junio 1, 2011

Obtuvieron financiación a través de subvenciones y otras aportaciones del sector público por un importe total de 35,4 millones de euros

Existen diferentes Consorcios que utilizaron planes de contabilidad de empresa privada e incluso rindieron  las cuentas anuales en papel


Ayer martes, los dos partidos más votados en Asturias, Foro Asturias y PSOE, se reunieron en una primera cita con vistas a la formación de Gobierno en el Principado. Un mero formalismo, ya que parece claro que será el Partido Popular el que finalmente  se asocie para que Francisco Álvarez-Cascos llegue a la presidencia de Asturias. El PP asturiano sigue manteniéndose a la espera de recibir la llamada de Foro Asturias para sondear la posibilidad de alcanzar un acuerdo para que la derecha gobierne en el Principado y en algunos de los ayuntamientos más importantes de la región, como son Oviedo y Gijón.

Los populares insisten en lanzar el mensaje de llegar a un pacto global con el partido de Francisco Álvarez-Cascos y no alcanzar acuerdos plaza por plaza, ya que juegan por ejemplo con que sin ellos, Carmen Moriyón  sea  la primera alcaldesa de Gijón de derechas. Un cambio electoral que cambiaría el Gobierno y la gestión de municipios, consorcios, mancomunidades y empresas públicas entre otros entes. Una difícil herencia si vemos la última radiografía del sector en Asturias.

Cuentas mal presentadas y hasta en papel

Las irregularidades en las cuentas del sector local asturiano empiezan desde el origen, ya que dos de cada tres empresas, el 64,8%, rinde sus cuentas a un plazo posterior del establecido. Pero no sólo se falla en el tiempo, también en las formas, ya que en el caso de los Consorcios, tres de ellos rinden sus cuentas en papel, con lo que “incumplen el Acuerdo de 8 de marzo de 2007 del Consejo de la Sindicatura de Cuentas, que establece que las entidades locales deben rendir sus cuentas exclusivamente en soporte informático”. Estos Consorcios son los del Recinto de Ferias y Exposiciones de Asturias, la Feria Industrial y Minera de Mieres y Consorcio para el Desarrollo de la Montaña Central de Asturias.  Además, dos de ellos, el del Recinto de Ferias y Exposiciones de Asturias y el de la Feria Industrial y Minera de Mieres, formulan sus cuentas siguiendo el Plan General de Contabilidad de la empresa privada y no, como deberían, de acuerdo con el Plan General de Contabilidad Pública adaptado a la Administración Local, las diferencias entre ellas son tan grandes como puede ser el pago de

Pero además se ha constatado que la práctica totalidad de las entidades locales incumple la obligación establecida de identificar en la memoria la información que carezca de contenido por ausencia de operaciones. No proporcionar ninguna información es llamativo que en localidades como LLanes y Castrillón no incluyen en su Cuenta General las cuentas de todos los organismos autónomos que de ellas dependen. En concreto, el Ayuntamiento de Llanes no recoge la cuenta de la Agencia de Desarrollo Local Municipal de Formación, Empleo y Empresas y el de Castrillón al Patronato Museo de Anclas ¿Cuáles son las razones de estos olvidos?

Gastos desorbitados

Pero más llamativo es el análisis económico-financiero.  De los Concejos analizados, que suponen un 74% de la población total del Principado de Asturias, los derechos reconocidos de cobro en 2007 suponían 663,6 millones de euros, mientras que las obligaciones de pago llegaban 665,7 millones de euros.

Aun así, no se ha realizado el análisis agregado de las mancomunidades ni de los consorcios debido a no presentar en tiempo las cuentas. De las primeras sólo rindieron con anterioridad a la fecha considerada 3 de las 17 existentes, y de los segundos sólo rindieron tres de los 11 que existen en el Sector Público Local.

Mientras, las empresas públicas analizadas tuvieron durante el ejercicio 2007 una cifra de negocio de 85,7 millones de euros mientras el gasto total del ejercicio fue de 128,2 millones de euros, un claro déficit en las cuentas de más 22 millones de euros.  Pero para que vean el volumen de estas empresas, el activo total gestionado ascendió a 240,8 millones. ¿Cómo conseguir el equilibrio? Pues como pasa en muchas ocasiones obteniendo financiación a través de subvenciones y otras aportaciones del sector público por un importe total de 35,4 millones de euros.

Caja en negativo

Con toda esta serie de gastos por encima de los ingresos, existen 24 entidades que liquidaron su presupuesto del ejercicio 2007 con un remanente de tesorería para gastos generales negativo. De estas, sólo seis entidades sí han adoptado alguna medida para la financiación del remanente de tesorería negativo, siendo la medida utilizada preferentemente por estas entidades la de aprobación del presupuesto del ejercicio siguiente con superávit inicial; es decir, más impuestos para cubrir gastos.

¿Quién pone el cascabel para controlar el déficit? Ya se sabe de dónde vienen estos lodos. Razón debería tener Álvarez Cascos para asegurar que una de las principales iniciativas de su presumible Gobierno será revisar las cuentas del Principado. Trabajo tienen.