Menú Portada
El último barómetro del CIS le daría a ‘Junts pel Sí’ la mayoría absoluta, con el apoyo de CUP

Las elecciones catalanas podrían perpetuar una situación de agravio económico: Artur Mas y sus consejeros son los mejor pagados de las Autonomías españolas

Septiembre 10, 2015

El presidente de la Generalitat cobra 136.834,78 euros anuales, siendo el presidente regional que más cobra en España y superando en un 45,7% a Mariano Rajoy. Los consejeros catalanes ganan un sueldo bruto anual de 103.176,38 euros, mientras que sus homólogos gallegos tienen un salario de 58.659,48 euros. Hasta 24 dirigentes del sector público catalán son remunerados con salarios anuales superiores a los 100.000 euros

artur

Junts pel Sí ganaría las elecciones catalanas con mayoría absoluta siempre y cuando contase con el apoyo de CUP. Esto es lo que se extrae del  último barómetro del Centro de Estudios Sociológicos (CIS), publicado en la víspera del arranque oficial de la campaña electoral más trascendente de la historia democrática nacional. Sin embargo la historia ha girado como un tornasol para llegar hasta aquí. El último mes de 2010 claudicaba cuando el líder de  Convergència Democràtica de Catalunya, Artur Mas, se sentaba por primera vez en el sillón de presidente de la Generalitat catalana. Pero como los niños vienen con un pan bajo el brazo, Artur venía con una consulta bajo el programa. Una consulta sempiterna que se enquista en el recoveco que une al Estado de Derecho con la soberanía de un pueblo. Un referéndum que se transforma en ruido cuando la discusión independentista se enreda en términos como nación, historia, singularidad o europeísmo.

La situación transcurría -durante las últimas fechas-, con esa enrarecida normalidad a la que nos ha acostumbrado Cataluña en los últimos 5 años. Los buenos a un lado y los malos al otro. Hasta que uno de los supuestos buenos rompió la tregua de la palabra para echar un capote al líder de la afrenta secesionista más afamado de la historia española desde tiempos de Sabino Arana. El ex presidente de España, el socialista Felipe González, se posicionaba “a favor de una reforma de la Constitución que reconozca Catalunya como nación”, aunque ahora intente retractarse. El comentario dejó en orsay a la mayoría de protagonistas del litigio nacionalista catalán y dio alas a un Mas que sigue prometiendo un país utópico con más PIB, salarios más altos, menos paro y pensiones aseguradas. Aunque las predicciones de los economistas hagan pensar en que el camino se asemeje más a una travesía infructuosa por el desierto de Parán. Y es que lo que promete Mas es de difícil -o imposible-, de cumplir. Mejorar la situación actual de Cataluña, con una tasa de paro 4 puntos inferior a la nacional (19% frente al 22,2% español), un crecimiento regular de su PIB y una mejora nunca vista de exportaciones e ingresos por turismo (sector que lidera), es casi tan complicado como incrementar los sueldos de los altos cargos del sector público catalán.

El bien y mejor pagado Artur Mas

Y como no, es necesario comenzar con el siempre bien pagado Artur Mas. El presidente de la Generalitat cobra un estipendio abultadísimo llegando a los 136.834,78 euros. Artur Mas es el presidente de Comunidad Autónoma que más cobra en España. De hecho su sueldo supera en un 45,7% al del presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy. Mientras que en contraposición, el ex presidente de Cantabria, Ignacio Diego era el que menos cobraba de los mandatarios regionales, con 59.534 euros brutos anuales.

Para continuar, es digno de justicia destacar los elevadísimos sueldos que blindan a los escuderos del presidente. Los consejeros de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, Jordi Ciuraneta; de Bienestar y Familia, María Neus Munte; de Cultura, Ferrán Mascarell; de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell; de Empresa y Ocupación, Felip Puig; de Educación, Irene Rigau; de Gobernación y Relaciones Institucionales, Meritxell Borrás; de Interior, Jordi Jané; de Justicia, Germá Gordo; de Presidencia, Francesc Homs; de Salud, Boi Ruiz; y de Territorio y Sostenibilidad, Santiago Vila, cobran un sueldo bruto anual de 103.176,38 euros. Un consejero cobra en la Comunidad Autónoma de Galicia un salario de 58.659,48 euros. El sueldo catalán representa casi el doble de esta cantidad.

Dirigentes mejor pagados que el presidente de España

El momio catalán no termina aquí. Si observamos lo que cobran los altos cargos del resto del sector público allende la Administración, nos encontramos con auténticas sorpresas. Y es que hasta 24 dirigentes del sector público catalán son remunerados con salarios anuales superiores a los 100.000 euros. De ellos, tres altos cargos cobran por encima de la barrera de los 136.000 euros y por lo tanto, ganan más que el presidente de Cataluña, o lo que es lo mismo, el presidente mejor pagado de todas las Comunidades Autónomas españolas.

El presidente y consejero delegado de Infraestructuras de la Generalitat de Cataluña S.A., Joan Lluis Quer, se lleva la palma con un salario bruto de 150.549,70 euros anuales. Le sigue el presidente de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales, Brauli Duart, con unos 144.477,36 euros al año. El tercer puesto lo ocupa el director general del Consorcio Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM), Josep Antón Grau, con una retribución anual de 137.637,76 euros.

Mientras tanto la pléyade de políticos reunidos en torno al ‘Junts pel Sí’ –CDC, ERC y ANC– se frotan las manos con el último sondeo del CIS. Un sector administrativo catalán que, de certificarse la victoria de la coalición partidista, pasará a engordarse y a repartir más sueldos millonarios.

No se puede resumir mejor la situación actual que como lo haría el pensador español Fernando Savater: “El nacionalismo es una inflamación de la nación igual que la apendicitis es una inflamación del apéndice”.