Menú Portada

Las dos nuevas caras de Ciudadanos, Miguel Ángel Gutiérrez Vivas, número cuatro al Congreso por Madrid, y Cesar Zafra, portavoz en la Asamblea madrileña, acusados de falsear su curriculum

Febrero 17, 2016

A su vez, las suplantaciones de personalidad dentro de la formación de Albert Rivera siguen investigadas por la Justicia: la ex secretaria de Organización de Ciudadanos en Madrid, Patricia Ocaña, está citada a declarar como “investigada” el próximo mes de marzo después de unificarse las causas abiertas que obraban en varios Juzgados; y la concejala en el Ayuntamiento de Logroño, Nazaret Quijano, ha tenido que presentar su renuncia como edil al hacerse pública otra denuncia similar al falsear presuntamente mensajes de Carlos Cuadrado, secretario de finanzas del partido.

cesar-zafra

El diputado de Ciudadanos Miguel Ángel Gutiérrez Vivas, número cuatro de la formación naranja por la capital de España, y uno de los responsables que Albert Rivera ha puesto en el Congreso de los Diputados para controlar su partido, tanto que es uno de los más activos intervinientes en las distintas negociaciones que se llevan a cabo estos días además de ser uno de los rostros que aparecen habitualmente en televisión en representación de Ciudadanos, ha sido denunciado de nuevo por falsificar su currículo por parte de un militante de Ciudadanos de Madrid, cuya identidad prefiere Extraconfidencial.com no revelar por miedo a represalias sobre su persona.

Éste presentó en noviembre una denuncia contra Miguel Ángel Gutiérrez Vivas ante la Comisión de Garantías del partido por falsear su experiencia académica. Según el denunciante, en varios documentos como el perfil de LinkedIn del propio Gutiérrez y la carta de presentación de candidatos a la Junta Directiva, ambos reproducidos hoy por ExtraConfidencial.com, se falsifica su currículo. En ellos, el diputado del Congreso de C´s se presenta como Ingeniero Superior, licenciado por la Universidad Politécnica de Madrid. Sin embargo, en una entrevista que concedió a El País el pasado 23 de mayo sólo validó como experiencia académica el hecho de ser Ingeniero Topográfico. Una titulación dos grados inferiores de la que Gutiérrez tiene.

De ser cierta la denuncia que aquí se expone, el número cuatro de la formación liderada por Albert Rivera en Madrid estaría incumpliendo la tercera norma del documento “Compromiso por la Regeneración Democrática de Ciudadanos”. En dicho documento se establece que “se debe de apartar de cualquier cargo público o de partido a todo representante que haya falsificado o engañado en relación a su currículum o su cualificación profesional o académica. (Consúltese aquí: https://www.ciudadanos-cs.org/10-propuestas-contra-la-corrupcion).

Además, en el acuerdo de investidura que alcanzaron en Junio de 2015, también facilitado por este periódico, el Partido Popular y Ciudadanos para el Gobierno de la Comunidad de Madrid, se reitera que si algún miembro de ambas formaciones falseara su currículum, tendría que dejar su escaño. Se da la coincidencia que Miguel Ángel Gutiérrez es además subdelegado territorial de la formación en Madrid y responsable de Acción Política.

Exculpado por el partido

Cuarenta y cinco días después de que el militante interpusiera la denuncia en la Comisión de Garantías del grupo, éste recibió una escueta respuesta a través de un email por parte de Fran Hervías, secretario de Organización de C´s, y al que llaman en el partido de Rivera como  “Señor Lobo” porque dicen que se “come y depura” a todos los corruptos que hay en su formación. “Será solo a los que a él le interesa defenestrar… ¿Por qué no ha hecho la purga en Sevilla o en Castilla-La Mancha? ¿Será porque no le ha interesado? ¿Que pactos tiene Fran Hervías con la socialista Natalia Buzón en Andalucía?”, afirman las voces críticas de la formación naranja. En el correo Hervías, hijo de un Guardia Civil destinado en su día en el Cuartel de la Benemérita en Gerona, daba por acreditada la condición académica de Gutiérrez de Ingeniero Superior, cuando no la tenía.

Fuentes próximas a esta agrupación han confirmado a este medio que se envió esta respuesta para evitar que este caso se investigara y pudiera repercutir en un mal resultado en las Elecciones Generales, como también el de Cesar Zafra, el llamado azote de Esperanza Aguirre en la última comisión de investigación de la Comunidad de Madrid sobre la corrupción en los años de mandato del PP. Este periódico se ha puesto en contacto con Miguel Ángel Gutiérrez para saber su versión sin querer hacer ninguna puntualización al respecto. También con el gabinete de prensa de la formación naranja en el Congreso de los Diputados sin resultado positivo.

La simbiosis entre Gutiérrez y Zafra

Afiliados consultados por este periódico han descrito a Miguel Ángel Gutiérrez como un personaje con muy pocos apoyos dentro de la formación en Madrid que no sean los de su gran amigo el diputado autonómico César Zafra, portavoz adjunto en la Asamblea de Madrid junto a Ignacio Aguado. Tanto Zafra como Gutiérrez son los controladores del partido de Albert Rivera en Madrid y ambos están acusados de falsear su currículum.

ciudadanos-3
Cesar Zafra, Inés Arrimadas y Miguel Ángel Gutiérrez Vivas

Diversos medios de comunicación han asegurado que contra lo expuesto en su curriculum, César Zafra, delegado territorial de Ciudadanos en Madrid, no habría desarrollado su carrera profesional en una empresa de productos relacionados con el ocio digital ni había ejercido como abogado tal y como refleja en su biografía profesional. Por ejemplo, el haberse inventado “su carrera profesional en una empresa de productos relacionados con el ocio digital (ARS)”, cuando supuestamente no era verdad. Como tampoco, aunque es licenciado en Derecho, que fuera asociado al despacho de abogados de Tomás Martínez Aybar. Toda una trayectoria profesional manipulada para llegar a ser hoy en día un político de relieve en C´s.

Los dos, Zafra y Gutiérrez, monta tanto uno como el otro, han ido implantando la marca Ciudadanos de la Comunidad de Madrid mediante una red clientelar a su entero servicio y disposición, declara a Extraconfidencial.com uno de los afiliados preguntados que prefiere guardar también su anonimato por miedo a represalias. Son personas que les encanta el poder. Contaban todo lo que hablábamos a la gente a cambio de intentar controlarnos más, afirma otro afiliado.

Según las denuncias recibidas en este periódico, sus líderes en Madrid, César Zafra y Miguel Gutiérrez, son los auténticos demiurgos de una red clientelar que basa su éxito en una marca y un mensaje que ha calado en la población, y que aprovechan su posición para imponer sus candidatos en toda la comunidad madrileña.

Tanto es así, que este pasado verano Albert Rivera, junto a la Dirección de Nacional de Ciudadanos, suspendió “cautelarmente” de militancia a 13 afiliados del partido en Madrid por formar parte de un sector crítico, entre los que se encontraban Miguel Angel Gutiérrez y César Zafra. Se les acusó de formar parte de un grupo de WhatsApp en el que se criticaba a la dirección del partido así como sus actuaciones. A pesar de esta supuesta decisión, a ninguno de ellos se le hizo efectiva la suspensión de militancia definitiva. “¿Dónde estaba entonces el Señor Lobo, Fran Hervías?, se preguntan algunos afiliados.

Los “otros” currículum de Ciudadanos

Según el código ético de Ciudadanos, falsear el curriculum es motivo de cese o dimisión de la formación naranja. Por eso, a Albert Rivera ya se le han “caído” del cartel de su formación varios de sus líderes regionales, cabezas de lista en las pasadas elecciones al Congreso y al Senado, y además elegidos en primarias.

Es el caso Sadat Maraña, que fue obligado a renunciar a ser diputado por falsear su currículo, aunque siguió al frente de C´s León como coordinador de la Agrupación de Albert Rivera. Sin embargo, hace escasos días fue cesado de todos sus cargos orgánicos en la formación naranja después de que Izquierda Unida destapara una serie de ‘tuits’ machistas recabados en su perfil, lo que ha provocado un cisma en la formación naranja por una serie de manipulaciones del todo alejadas del sistema regenerativo y democrático que enarbolan. Sadat Maraña incluyó en su curriculum una Licenciatura en Administración y Dirección de Empresas por la universidad de León (ULE), que, en realidad, no posee. Otro caso fue el de Ignacio García Sotos, número uno por Albacete al Congreso, que recalcó en su biografía profesional algunas titulaciones que no tenía, según denunció el propio partido de Albert Rivera. Puestos en contacto con García Sotos indica a este periódico que en ningún momento ha sido expulsado ni expedientado por Fran Hervías, según él: “Aporté al partido un curriculum con todos los cursos de formación que había realizado y Hervías me contestó que sin entrar en el fondo de los cursos había una gran ambigüedad y que tenía que echarme de la candidatura porque el grupo municipal tenía otro candidato y que con ellos tenía que convivir cuatro años. Fue una orden discrecional aplicando el artículo 5.4 del reglamento de primarias. En el fondo lo que se trataba era de deshacerse de toda la gente de UPyD que habíamos llegado a Ciudadanos. Al final nos han hecho pasar por mentirosos y nos han dejado en la estacada, esta es la categoría de las personas que hoy en día controla  Ciudadanos”.

Suplantaciones de personalidad

A su vez, ex altos cargos están siendo investigados por la Policía y la Justicia, como es el caso de su ex secretaria de Organización en Madrid, Patricia Ocaña, imputada en un siniestro caso de falsedad documental y suplantación de identidad de la portavoz municipal Begoña Villacís. Denuncias se han generalizado desde todos los puntos de la geografía española.

Así la concejal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Logroño, Nazareth Quijano, ha tenido que presentar su renuncia como edil al hacerse pública una denuncia contra su persona por supuesta “suplantación de identidad”’ y “falsedad documental”. Un hecho muy similar al ocurrido en Madrid y denunciado por Extraconfidencial.com. La Justicia investiga cómo es posible que se falsificaran varias firmas de Villacís y los sellos del partido y del propio ayuntamiento capitalino. Todo arranca antes del pasado verano, cuando Patricia Ocaña, como secretaria de Organización de Ciudadanos, ofreció el puesto de asesor de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid al economista Antonio López, quien denunció los hechos ante el juzgado de instrucción nº 53 de Madrid (Diligencias nº 3772/2015), que ha citado a declarar como “investigada” a Patricia Ocaña el próximo el mes de marzo después de que se unificaran las causas que obraban en varios juzgados diferentes por otra denuncia interpuesta a su vez por la portavoz de Ciudadanos en Madrid, Begoña Villacís.

El caso de Logroño es muy parecido ya que la ya ex concejal Nazareth Quijano ofreció a la denunciante un puesto como técnico para el grupo de Ciudadanos en el Ayuntamiento o el Parlamento. Esta envió su currículum en agosto y enseguida le comunicó que el puesto era suyo. Unos días después recibió un primer mensaje de Carlos Cuadrado, secretario de finanzas del partido, quien maneja todas las cuentas bancarias de la formación de Albert Rivera como publicó Extraconfidencial.com confirmando la contratación a partir del 1 de septiembre. Mensajes presuntamente falseados. Según narra el diario Rioja2, “desde entonces, y siempre a través de mensajes desde el mismo número de teléfono, la contratación se fue dilatando en el tiempo en base a diferentes motivos, o excusas. Incluso se le llegó a pedir una fotocopia de su DNI, su tarjeta de la Seguridad Social y la cuenta bancaria. Se le anunció incluso que se le indemnizaría por todo el tiempo transcurrido, ya que la presunta víctima había rechazado dos puestos de trabajo a lo largo de estos meses, a la espera de incorporarse a sus funciones en el partido político. Según asegura, Quijano llegó incluso a pagarle 100 euros en un sobre, a través de su hijo, para compensar el atraso y los gastos de la cuidadora que se ocupaba de su niño ya que ella debía estar ya trabajando”.

Más denuncias

Numerosas denuncias han llegado la redacción de Extraconfidencial.com desde que este periódico comenzó una investigación exhaustiva de lo que estaba aconteciendo en el partido de Albert Rivera en la capital de España. La batalla interna en la formación de Ciudadanos en Aragón también es manifiesta. Varios afiliados de C´s han sido suspendidos cautelarmente de militancia por participar en el grupo de WhatsApp “El club de la lucha”, donde se criticaban las prácticas de la dirección de la formación naranja a la que han denunciado en los Tribunales por haber cometido un presunto delito de descubrimiento y revelación de secretos, por intercepción y difusión no autorizada de la conversación que mantuvieron en el mencionado grupo de WhatsApp.

Como se observa, las sospechas sobre la infranqueable organización interna de Ciudadanos están bajo la lupa de la Justicia en diferentes puntos de la geografía española.

Juan Luis Galiacho

juanluisgaliacho@extraconfidencial.com

@jlgaliacho