Menú Portada
GANANCIAS Y PÉRDIDAS ECONÓMICAS DEL 24M (II)
La Izquierda Unida de Alberto Garzón dejaría de percibir al menos un 60% con respecto a los resultados de 2011

Las dos caras del vuelco electoral: Podemos y Ciudadanos conseguirían 2,25 millones de euros y 1,45 millones de euros, respectivamente, en subvenciones electorales, mientras que Izquierda Unida perdería 1,3 millones

Mayo 28, 2015

Los partidos liderados por Pablo Iglesias y Albert Rivera ven limitadas sus opciones de conseguir más ingresos por la prácticamente nula capacidad de conseguir representación en el Senado. La debacle de IU puede ser mayor si no repite coaliciones como en el 2011 por las que consiguió representantes en la Cámara Baja de la mano de Iniciativa per Catalunya Verds-Esquerra Unida i Alternativa

pq_933_pablo-iglesias.jpg

Después de votar, toca pactar y sobretodo comerse las palabras. A Pedro Sánchez parece que se le ha olvidado sus promesas a los principales hombres de negocios del país en las que afirmaba que bajo ningún concepto pactaría con Podemos, ya que: “la formación de Pablo Iglesias no tenía nada que ver con el PSOE”. Así, tan sólo tres días después de las elecciones municipales y autonómicas, el líder socialista ya ha soliviantado y preocupado a buena parte de la clase empresarial española, todo un record. En el mismo sentido está la contraparte, Pablo Iglesias y Podemos, también sufren amnesia selectiva. Ya no se habla de acabar con el bipartidismo ni que el PSOE es parte de la casta. De hecho ya son algunos socialistas los que sacan pecho de pactos con Podemos o formaciones afines. Por ejemplo los socialistas de Valladolid y las candidaturas de Valladolid Toma la Palabra y Sí se puede han llegado a “un planteamiento general“, liderado por los socialistas, para impedir que el alcalde vallisoletano en funciones, Javier León de Riva, del PP, pueda renovar el cargo.

En el lado contrario, el PP buscará que el descalabro no se convierta en hecatombe pactando en algunas Comunidades Autónomas (Castilla y León, La Rioja, Murcia y Madrid), con Ciudadanos. En el partido de Albert Rivera intentan dar un mensaje de éxito aunque sus resultados están por debajo de sus expectativas. Estás son las cartas sobre la mesa y de cómo se jueguen dependerá buena parte de los resultados electorales en noviembre con un mayor o perjuicio económico.

Debacle de IU y millones para Podemos y Ciudadanos

En ediciones anteriores, extraconfidencial.com ya les informó sobre el efecto económico, de repetirse los mismos resultados electorales en las próximas elecciones generales, para el PP y el PSOE. El partido de Mariano Rajoy perderá 10 millones de euros en subvenciones como resultado de los 4,8 millones de votantes menos, 66 diputados y 48 senadores menos. El partido de Pedro Sánchez tampoco acaba bien parado, tendría una merma de 730.000 euros, con un millón de votos menos y una pérdida de dos diputados, amortiguada por el aumento de votos en algunas provincias que le llevaría a recuperar terreno en el Senado.

En los partidos más pequeños también se experimentan cambios importantes. El más beneficiado económicamente del cambio electoral será Podemos con una estimación de 37 diputados. Gracias a la misma, conseguirá unos 2,25 millones de euros en subvenciones. Ciudadanos también se embolsará una cantidad importante, 1,45 millones, como resultado de sus 17 diputados estimados. Ambas cifras no son tan importantes debido a que, más que previsiblemente, no recibirán aportaciones por senadores. El sistema de elección actual beneficia enormemente a los partidos mayoritarios (PP y PSOE), que suelen repartirse entre ambos los cuatro senadores por provincia (tres el que gana y uno el segundo más votado).

 
 
En el lado contrario, tenemos a Izquierda Unida. La formación liderado por Alberto Garzón sufrirá una debacle de votos y económica que llevará, con tan sólo seis diputados, a perder más 1,3 millones de euros de subvenciones o lo que es lo mismo, recibir un 60% menos que en 2011. Un resultado que puede ser incluso mucho peor si no revalida un pacto como el del hace cuatro años con el que consiguió representantes en el Senado de la mano de Iniciativa per Catalunya Verds – Esquerra Unida i Alternativa.  Muchas variables y mucho dinero en juego.