Menú Portada
A fin de recoger la aportación y pasivos que el Ente Público RTVE y la Corporación RTVE formalizaron en escritura pública de 29 de diciembre de 2006

Las cuentas de la Corporación RTVE se “reformularon” fuera del plazo legalmente establecido

Abril 29, 2009

Aumentan los rumores sobre un posible cese de Luis Fernández
Él lo sabe y por ello recaba apoyos hasta en la oposición política, González Pons, y en la informativa, a Federico Jiménez Losantos


Las cuentas anuales de 2006 del Grupo Corporación RTVE, Sociedad Mercantil Estatal Radio Nacional de España, S.A., Sociedad Mercantil Estatal Televisión Española S.A., fueron objeto de reformulación con fecha 28 de junio de 2007, fuera del plazo legalmente establecido, a fin de recoger la aportación y pasivos que el Ente Público RTVE y la Corporación RTVE formalizaron en escritura pública de 29 de diciembre de 2006, operación no recogida en las cuentas formuladas inicialmente por aquellas entidades antes del 1 de abril de 2007”. Es una “sentencia” recogida en la Declaración sobre la Cuenta General del Estado del Tribunal de Cuentas y sobre la que hemos informado en las últimas ediciones.
Hay que recordar que el Inmovilizado material del Grupo Corporación RTVE, creado por Ley 17/2006, de 5 de junio, procede de la aportación de activos realizada por el Ente Público, valorados a precio de mercado –el valor neto contable en el ya extinto Ente ascendía a 753.338.000 euros-, activos que se han distribuido posteriormente entre las sociedades de nueva creación Corporación RTVE, Sociedad Mercantil Estatal Radio Nacional de España S.A. y Sociedad Mercantil Estatal Televisión Española S.A.. “En la composición final del saldo destacan las rúbricas Terrenos y Construcciones con 860.026.000 euros e Instalaciones técnicas y maquinarias con 110.716.000 euros”.

Luis Fernández, ¿los días contados?

La variación del saldo del Grupo registrada en el ejercicio 2006, 220.194.000 euros, se debió fundamentalmente, siempre según el Tribunal de Cuentas, a las pérdidas consolidadas del ejercicio 2006, cifradas en 216.712.000 euros, pérdidas que en el ejercicio anterior se elevaron a 618.911.000 euros. Esa reducción de pérdidas se debió al incremento en 2006 de la subvención a la explotación concedida por el Estado al Ente Público (577.578.000 frente a 79.412.000 euros en 2005).
Mientras se vislumbra el futuro contable de la Corporación RTVE, aumentan los rumores sobre un presumible cese de su presidente Luis Fernández. Los incumplimientos o irregularidades contables cometidas durante los dos últimos años de gestión, sumadas a las pérdidas, pueden acabar con su mandato. Él lo sabe y por ello recaba apoyos hasta en la oposición política, González Pons, y en la informativa, Federico Jiménez Losantos. Parece que no será suficiente. En los pasillos de Prado del Rey aún recuerdan las palabras de la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega cuando el Ejecutivo socialista anunció la apertura de Canal Plus, Cuatro y una nueva oferta en abierto, encarnada en “La Sexta”, que había suficiente mercado publicitario para todos. Ahora, reducción drástica de la publicidad en TVE. Más promesas incumplidas que necesitan una cabeza de turco.