Menú Portada
El grupo ha reducido un 31% sus beneficios en 2007, al tiempo que la televisión ha perdido dos puntos de cuota de audiencia

Las cuentas de Carlotti en Antena 3TV alertan a los accionistas

Febrero 25, 2008

Los títulos de Antena 3 cerraron el pasado viernes a 8,80 euros, lo que significa una capitalización de 1.900 millones de euros. Hace un año esos mismos títulos cotizaban a casi 18 euros, con una capitalización que superaba los 4.000 millones


El cuadro clínico del grupo Antena 3TV es más que preocupante, aunque sus responsables se esfuercen en justificar con argumentos inconsistentes la pérdida de audiencia, el derrumbe de los beneficios y la evolución de sus negocios. Los números cantan y dicen con total claridad que A3 TV redujo el 31% el beneficio neto en el ejercicio correspondiente a 2007. Concretamente, el grupo ganó el pasado año 200 millones de euros frente a los 289 millones del año 2006. Lo único que ha mejorado son los resultados de la radio (Onda Cero), y los ingresos provenientes del servicio de información telefónica y las llamadas y SMS para participar en diversos programas. El resto son datos que muestran a un enfermo sin paliativos.
 
Antena 3 TV, sociedad principal del grupo, vio reducida durante 2007 su cuota de audiencia de 19.4% a 17.4%, la mayor caída en la televisión generalista. Y si nos fijamos en la cifra de audiencia en el prime time (cuando la publicidad se cobra a precios más altos) nos encontramos que la media de 2007 fue para Antena 3 TV del 16.8%, cuando esa cifra un año antes se situó en el 19,1%. Estas cifras de audiencia tienen su repercusión en la facturación publicitaria y así el canal que gestiona Mauricio Carlotti con la ayuda de su director general de gestión y ahora también consejero, Silvio González, redujo un 0,2% la partida de venta de publicidad. Una cifra que no sería mala si no tuviésemos en cuenta que durante el año 2007 la inversión publicitaria en el medio televisión se incremento un 8,7% y Antena 3 TV incrementó sus tarifas en casi un 10%. Con estos dos datos se logra disimular la partida de ingresos por venta de publicidad, pero ese disimulo durará poco.
 

Una apuesta demasiado fuerte

Otra de las partidas que llama la atención en las cuentas del grupo Antena 3 es la relativa a los gastos. En la casilla de costes de programación nos encontramos con un aumento del 11%. Antena 3 TV se gasta cada día más en armar su programación dada su alocada carrera en pos de encontrar una producción que le dé buenos resultados. Ahora bien, en el documento enviado a la CNMV se justifica este incremento por el coste que tienen los derechos de la Champions League. Los partidos de la Copa de Europa muestran de forma fehaciente que el canal que dirige Mauricio Carlotti tiene poca empatía con la audiencia. Esos partidos suelen concentrar frente al televisor a unos seis millones de personas.
Pues bien, finalizado el partido entre 3 y 4 millones se van a otro canal porque lo que les ofrece Antena 3 TV a continuación no es de su agrado. El último ejemplo lo tuvimos la pasada semana con el encuentro Roma / Real Madrid. A continuación, Antena 3 emitió un nuevo capítulo de la serie “Los hombres de Paco” que consiguió un 20,5% de audiencia con algo más de tres millones de telespectadores. Pero es que el partido del Real Madrid en Roma había conseguido una cuota del 38% y más de siete millones de telespectadores, lo que quiere decir que alrededor de cuatro millones salieron en desbandada hacia otros canales o hacia la cama. Todo un éxito de captación del interés de los telespectadores.
 

Caida en picado en la Bolsa

Como colofón a este escenario, tenemos el comportamiento en Bolsa. Los títulos de Antena 3 cerraron el pasado viernes a 8,80 euros, lo que significa una capitalización de 1.900 millones de euros. Hace un año esos mismos títulos cotizaban a casi 18 euros, con una capitalización que superaba los 4.000 millones de euros. Esto es, en un año Antena 3 se ha dejado en el camino 2.000 millones de euros. Todo un record que, sin duda, le agradecerán todos los accionistas y, especialmente, Félix Abánades, presidente de Astroc quien compró el 6.7% de Antena 3 pensando que los títulos de se colocarían en 21 euros. Todo un lince de las finanzas eligiendo una empresa que ya entonces mostraba síntomas de agotamiento.
 
Y ahora qué, señor Carlotti ¿la culpa al empedrado? El último regalo de este gestor italiano es su negativa a emitir el debate electoral de hoy. Otra coincidencia con el otro italiano, Paolo Vasile, que gestiona Telecinco. Resulta que los dos canales privados españoles de mayor entidad (Telecinco y Antena 3) están gestionados por dos italianos, una anomalía única en la Unión Europea. Tratándose como se trata la televisión privada de un servicio público que se administra de forma privada en régimen de concesión, ¿cómo es posible que ambos canales puedan renunciar a emitir un acontecimiento tan unido al servicio público y al internes general?
Dicen Carlotti y Vasile que no quieren ser meros postes de repetición en un acontecimiento –el debate Zapatero / Rajoy- en el que no aportan nada. ¿Y qué aportan esos dos canales la noche del 24 de diciembre cuando emiten el video con las imágenes del Rey Juan Carlos en su tradicional mensaje de Nochebuena? Excusas de mal pagador, señor Carlotti.