Menú Portada

Las Cruces de Mayo

Mayo 5, 2013

No sé si la tradición tiene su origen en los tres maderos ensangrentados encontrados por Santa Elena en el Monte Gólgota, donde murió Cristo y donde se curaban los enfermos e incluso resucitaban los muertos que tocaban la Santa  Cruz o fue la señal divina que recibió Constantino I el Grande antes de su batalla a orilla del Danubio en la que venció con un ejército muy mermado colocando al frente de su tropa una Gran Cruz.

Sea como sea la verdadera historia, las Cruces de Mayo nos han traído la primavera de forma definitiva. Las Romerías se han celebrado en magas de camisa, desde la pedanía de Mahoya, Murcia, 22 grados, donde se encontró un trozo de la Vera Cruz, pasando por Cabeza la Vaca en Badajoz. También se celebran en Sama de Grado, Asturias, hace más de 500 años, donde no sobraba una chaqueta a primeras horas, 4 de mínima. Y en todos estos rincones, el dominador común ha sido un anticiclón, que va ganando terrero y que va tirando de los termómetros poco a poco.

Y el arranque de este lunes 6 de mayo, va a seguir con la tónica de las últimas horas. Altas presiones en toda la península, que dejará los cielos despejados y temperaturas que se quitan los complejos y a mitad de semana tendremos guarismos de 30 grados a orillas del Guadalquivir, los rozaremos en el centro y van a superar la veintena en el tercio norte. Las palabras heladas y nevadas desaparecen de nuestro vocabulario.

Si es cierto que tenemos una potente borrasca atlántica, que tiene muy malas intenciones, que va a dejar muchas nubes por el oeste, sobre todo en Galicia, donde se pueden escapar algunos chubascos a lo largo de la semana.

Por la Cruz, ya ve el lobo la luz