Menú Portada

Las chanclas de Piqué

Septiembre 10, 2015

Piqué no perdió el tiempo, cogió el toro por los cuernos y a la primera contó sus verdades. Dice Piqué que él cree que le pitan por la rivalidad con el Real Madrid, que no se arrepiente de nada de lo que hace o dice, que volvería a hacerlo, que se alegra de la derrotas del rival blanco, que seguirá jugando en la selección española… Vamos, algo parecido a un así soy yo y si me quieres bien y si no también. Piqué suma puntos entre sus adeptos y se aleja de los que no le tragan. A la vista está que le da igual

pique kevin roldan

Piqué no perdió el tiempo, cogió el toro por los cuernos y a la primera contó sus verdades. Dice Piqué que él cree que le pitan por la rivalidad con el Real Madrid, que no se arrepiente de nada de lo que hace o dice, que volvería a hacerlo, que se alegra de la derrotas del rival blanco, que seguirá jugando en la selección española… Vamos, algo parecido a un así soy yo y si me quieres bien y si no también. Piqué suma puntos entre sus adeptos y se aleja de los que no le tragan. A la vista está que le da igual.

Si alguien no sabía como es Piqué, ya lo sabe. El central es muy del Barça. Esa es su justificación para hacer lo que hace. Para cantar en contra del Madrid, para acordarse de Kevin Roldán, para decir que vio las semifinales Juventus-Real Madrid con una camiseta de Buffon, para contar que aprovechó una llamada de Casillas, para desearle que el Atlético le metiera cuatro y así fue. Reconoce el central que no fue elegante con lo de Kevin Roldán, que él no siempre va de traje y que a veces va en chanclas, que lo que dijo es como ir con bañador y chanclas.

Lejos de suavizar las tensiones

“A mí no me molesta, lo siento por el equipo”, dice. Como si fuera un superhombre al que nada le afecta, Piqué va por la vida sumando popularidad entre sus adeptos y desafectos en el resto. Lejos de suavizar las tensiones, incita a los silbidos, dice que en el Bernabéu le suenan a sinfonía. Si alguien tenía dudas, ya sabe lo que le gusta. El central del Barcelona se ha convertido en el centro de atención y es de esas personas a las que le gustan los focos, no le ciegan, algo así como un Juanito del Real Madrid, que recordaba Miguel Rico.

Para reforzar su sentimiento con la selección recordó cuando llegó en 2003 al equipo nacional, los setenta partidos que ha jugado, los títulos conseguidos y recordó que no lo hace por dinero porque gana más en el Barcelona y tiene el ego cubierto de títulos con dos tripletes, uno de ellos que terminó en sextete. Piqué no quiere dejar la selección, entre otras cosas porque no puede así como así, pero es cierto que no se le escucha decir que es de España con tanta fuerza como dice que es del Barcelona. Mientras tanto, habrá que mirarle los pies para saber si viste zapatos o chanclas.