Menú Portada
Betfair, una de las empresas punteras en el juego, coloca al actual presidente muy cerca de la reelección

Las casas de apuestas entran en las elecciones y dan a Zapatero como ganador

Diciembre 3, 2007

El triunfo de Zapatero se paga en estos momentos 1.21 a 1, frente al 3.40 a 1 con que se cotiza a Rajoy

Las apuestas no creen que haya mayoría absoluta en los comicios de marzo, pero sí que gobernará nuevamente el PSOE

pq_399_rajoy-zapatero.jpg

Las apuestas con las elecciones generales españolas del próximo mes de marzo ya han comenzado, cuando la fecha oficial de celebración de las mismas aún no está confirmada, aunque se da casi por seguro que serán el 9 de marzo de 2008. José Luis Rodríguez Zapatero, actual presidente del Gobierno de España, se perfila como el ganador de los comicios y por tanto como futuro presidente.
Algunas casas de apuestas se han dado tiempo en abrir el mercado sobre las elecciones generales españolas del próximo mes de marzo. Aún no hay listas de candidatos ni tan siquiera de los partidos que acudirán a las elecciones, pero en el gigantesco mundo de las apuestas está claro que el triunfo final va a ser sólo cosa de dos, PSOE y PP, por lo que no es tan disparatado abrir la apuesta con tanto tiempo.
La cuestión para los políticos es el grado de fiabilidad de estas apuestas. Los que no entienden del tema pensarán que es algo más, parecido a las encuestas que tanto han fallado en los últimos tiempos. Se equivoca quien piense así porque aquí no se trata de opinar sino de jugarse cada uno su dinero y nadie juega a perdedor. Las cotizaciones que marca cada casa de juego no son tampoco a su libre albedrío, sino que son fruto inicialmente de estudios de datos de mucha índole, y una vez hallada una cuota se marca para que los jugadores vayan apostando. En función de esas apuestas se van produciendo las correcciones hasta llegar al valor real de cada opción en cada momento.
Betfair, una de las casas de más prestigio y volumen de apuestas del mundo, ha sido la primera en abrir su mercado con las cuotas del nombre del futuro presidente de Gobierno y para saber si alguno de los partidos que concurran a las urnas obtendrá mayoría absoluta. Y sus primeras cuotas marcan que el actual presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, va a repetir triunfo en las urnas. Su victoria se paga hoy a 1.21 a 1. Es decir, por cada euro apostado a favor de Zapatero nos pagarán 1,20 euros si es el ganador. Su gran rival, Mariano Rajoy, cotiza en estos momentos a 3.40. Si ninguno de los dos fuese el elegido para gobernar, las apuestas se pagan a 20 a 1 para ese tercer candidato, sea quien sea.

La gestión del atentado de ETA ha relanzado el valor de ZP

Aquellos que crean saber qué va a pasar el 9 de marzo es un buen momento para hacer su apuesta. Del viernes al lunes el valor de Zapatero se ha reforzado y ha pasado del 1.31 a 1 al 1.21 a 1. La gestión del atentado de ETA en Bayona ha fortalecido al candidato socialista, frente a los negativos datos económicas del IPC que teóricamente iban a potenciar al candidato popular.
En Betfair también se puede apostar por si habrá mayoría absoluta de alguno de los partidos. Las apuestas se inclinan porque no habrá mayoría absoluta, apuesta que se pagaría en estos momentos a 1.28 a 1. La posible mayoría absoluta del PSOE está a 2.98 a 1, y la del PP se paga 5.50 a 1. La última encuesta del CIS situaba la intención del voto en 39.7 por ciento para el PSOE y 37.4 por ciento para el PP. La última encuesta de la Cadena SER elevaba la intención de voto para los socialistas en torno al 45 por ciento, lo que les colocaría al borde de la mayoría absoluta. Como ven, mucho tiempo por delante y muchos temas incontrolados que pueden variar las expectativas.
Para los incrédulos de este tipo de juegos, pueden valer dos ejemplos. Las apuestas llevan dando a Hillary Clinton como futura presidenta de Estados Unidos más de dos años y conforme se acercan las elecciones -Noviembre de 2008- más se ratifica esa postura. Y justo hace tres años, en las elecciones USA de 2004, mientras las encuestas de medios de comunicación colocaban en la Casa Blanca a Kerry, las apuestas de las casas de juego apostaron por la reelección de Bush, que fue lo que se produjo.
Lo mismo en que en las apuestas deportivas se pueden producir incidencias que varíen un resultado por muy claro que parezca de antemano, en apuestas económicas o políticas la cosa es bastante más complicado que haya errores. De momento, si lo quieren creer, en Ferraz estarán bastante más tranquilos que en Génova.