Menú Portada
Las televisiones públicas costarán este año 2.217 millones de euros y recibirán ayudas directas por valor de 1.244 millones

Las cadenas autonómicas “tapan” el 74% de su presupuesto con subvenciones; en el lado opuesto, CRTVE solo necesita el 31% de dinero público para cubrir sus cuentas

Febrero 1, 2013

Mientras Televisión Española recibirá en 2013 directamente de las arcas públicas 6,22 euros por habitante, las autonómicas lo triplican hasta los 22,17 euros

pq__presupuestos-teles-publicas2.jpg

A pesar de la obligación de ajustar sus cuentas públicas, y que la gran mayoría de las Comunidades Autónomas van a incumplir sus objetivos de déficit público, los gobiernos autonómicos se gastarán en sus radios y televisiones en 2013 al menos 951,2 millones de euros, una reducción de sólo 51,6 millones con respecto a lo presupuestado en el 2012, año en el que se aportaron 120 millones menos. Y lo que es peor, con un claro deterioro de las cuentas a costa del bolsillo del contribuyente: se gasta sólo un 5% menos, mientras la facturación publicitaria se desploma un 36%. Pero eso sí, las aportaciones públicas se mantienen y como pueden ver en el cuadro adjunto cubren el 74% de los presupuestos de los distintos entes autonómicos, 951,2 millones de euros que supone más del triple de los 293,46 millones que recibirá de subvención directa CRTVE, cuyo ratio supone un 31%, y eso que esta última no contabiliza ingresos por publicidad.

Un modelo insostenible

El resultado actual es un modelo económico inviable. Mientras que Televisión Española cuesta en subvenciones directas 6,22 euros por habitante, la media de las autonómicas alcanza los 22,17 euros, con dos de ellas que destacan por encima de las demás: Cataluña con 50,78 euros por habitante y el País Vasco con 63,45 euros. Ambas cadenas no han recortado su presupuesto en 2013, manteniendo las cifras del 2012, aunque en el caso de la televisión catalana, cuyo Convenio Colectivo finalizó el 31 de diciembre, puede haber cambios. Este jueves, elconfidencial.com publicaba que Artur Mas estudia un ERE de 400 trabajadores, algo complicado ya que este mismo mes, su socio en el gobierno, ERC, ya ha avanzado que no permitirá que “se toque un pelo a TV3”. De momento, los presupuestos de la Generalitat están prorrogados al menos hasta marzo y habrá que esperar a esa fecha para ver si hay cambios.

En el lado contrario se sitúa Murcia, la única región cuya televisión cuesta menos por habitante que TVE. Este año estima que su Corporación apenas ingresará 305.000 euros en concepto de anuncios cuando en 2012 preveía facturar 8 veces más, 2,05 millones. La Comunidad que preside Ramón Luis Valcárcel ha metido la tijera drásticamente en el presupuesto. En 2013 prevé gastar 7,5 millones, un 71,1% menos que los 26 millones de 2012.

Dos velocidades de ajuste

En el otro extremo, Andalucía, Canarias y Extremadura, que han aumentado el presupuesto público para compensar el descenso de las ventas. La Junta de Andalucía ha blindado la aportación pública para la Radio Televisión de Andalucía (RTVA), en 138 millones anuales para el trienio 2013-2015, acuerdo prorrogable un año más como máximo. Esa aportación evitará despidos sobre una plantilla de 1.600 personas que suponen 81 millones en gastos de personal. Canal Sur prevé pérdidas de 22 millones este año. Por su parte, Canarias y Extremadura han incrementado la partida en 1,6 millones y 400.000 euros, respectivamente.

Madrid y Valencia incluyen en sus cuentas el ajuste por los ERE realizados y Galicia ha reducido en 6,3 millones la aportación pública. Un esfuerzo inexistente en algunos casos y escaso en la mayoría que desde luego choca con las cuentas de CRTVE. Los 51,6 millones de ajustes de los 13 entes autonómicos analizados, supone un ahorro de un 5%, mientras que los 50 millones de Radio Televisión Española, supone un recorte del 14,5%.

Otro claro ejemplo de las dos velocidades de ajuste en las cuentas públicas del Estado y de las Comunidades Autónomas.