Menú Portada
En el 2007 esta partida supuso 3.043 millones de euros

Las bonificaciones a la creación de empleo por los empresarios aumentaron un 66% en 6 años

Octubre 19, 2009

Estas bonificaciones se pagan a cargo a los trabajadores por vía del Instituto Nacional de Empleo, que lo abona a las arcas de la Seguridad Social

Toda esta cuantía ayudo a multiplicar los beneficios empresariales desde el año 2000


Con el diálogo social en este momento roto, los empresarios siguen insistiendo en reducir la cotización a la Seguridad Social, para sobrevivir en el entorno actual, pero lo que no recuerdan es como desde hace años, se benefician de bonificaciones para crear empleo que pagamos todos los trabajadores. Unas bonificaciones que en apenas 6 años han aumentado más del 66% y que han ayudado a mejorar los resultados empresariales y crear una burbuja de empleos muchas veces artificiales, que han llevado al desplome del sistema al iniciarse la crisis.

El importe de la menor cotización de la empresa repercute de forma distinta en los ingresos del Sistema, toda vez que las bonificaciones están financiadas por el Servicio Público de Empleo Estatal y las reducciones suponen menor recaudación. Es decir los trabajadores en activo no sólo han ayudado a crear un superavit, si no también a financiar el crecimiento empresarial.

Así, con fecha de agosto 2008, existían 1.229.588 contratos que presentaban algún tipo de bonificación y 2.091 contratos con reducción.

Estas bonificaciones para el Régimen General ascienden a 2.690,50 millones de euros, que se compensan por la correspondiente transferencia al Sistema por el Servicio Público de Empleo Estatal junto a las cuotas de los desempleados. También hay que tener en cuenta aquellas reducciones que en las cotizaciones sociales se realizan en determinados contratos y colectivos y que son asumidas por el Sistema de Seguridad Social. Para el año 2009 se estiman en 170,00 millones de euros.

Todo ello parece olvidarlo Díaz Ferrán, que pide pagar menos, cuando ya los trabajadores están financiando deducciones a 1,2 millones de trabajadores.