Menú Portada
El Juzgado en Lo Criminal de Instrucción nº 35 de Buenos Aires le cita a declarar el próximo mes de marzo

Las autoridades argentinas requieren un informe psiquiátrico del abogado Emilio Rodríguez Menéndez para determinar si tiene bien sus facultades mentales

Febrero 12, 2015

El controvertido letrado se encuentra actualmente imputado en distintos Juzgados Federales de Argentina por presuntos delitos de estafa y delitos sexuales. Aquí, en España, se le abrieron cuatro expedientes disciplinarios desde el año 2005 hasta que se fugó, por lo que tiene prohibido ejercer la abogacía


Las autoridades judiciales argentinas han solicitado un exhaustivo “examen psiquiátrico y psicológico de estilo” del abogado español José Emilio Rodríguez Menéndez, quien se encuentra inmerso en varios procedimientos judiciales por presuntos delitos de estafa y delitos sexuales en distintos Juzgados Federales de Argentina. Según el documento exclusivo al que ha tenido acceso Extraconfidencial.com, el Juez Osvaldo Daniel Rappa, titular del Juzgado en Lo Criminal de Instrucción nº 35 de Buenos Aires, ha ordenado inmediatamente una inspección psiquiátrica forense que determine el estado mental del imputado Rodríguez Menéndez a raíz de una reciente declaración judicial “incoherente y esquizofrénica” ante dicho magistrado en la causa seguida contra él con el número 49847/2014.

El pasado día 5 de febrero este juez argentino dictó un escrito sobre Rodríguez Menéndez en el que se indicaba textualmente que:

“Remítase la presente causa al Cuerpo Médico Forense a fin de solicitarle se examine al imputado Rodríguez Menéndez a efectos de que mediante un examen psiquiátrico y psicológico de estilo, determine las facultades mentales del nombrado, y si evidencia alguna característica de la personalidad relacionada con el delito que se le atribuye. Se le solicita que las entrevistas con el nombrado se fijen para un mismo día y de ser posible para los primeros días del mes de marzo del año en curso, debido a que Rodríguez Menéndez debe viajar a España el día de mañana y regresará al país a fines de este mes y año, quedándose por unos pocos días en Argentina. También deberá notificarse, vía telefónica, a este Juzgado de la fecha en que se realizara la entrevista para contactarse con el encartado”.

En España, está expedientado

Como se observa en el escrito oficial, que reproducimos a continuación, el Juzgado en Lo Criminal de Instrucción nº 35 de Buenos Aires cita a declarar a José Emilio Rodríguez Menéndez el próximo mes de marzo. El abogado se encuentra imputado por presuntos delitos de acoso sexual a varias mujeres. Al menos dos de ellas, según las investigaciones de Extraconfidencial.com, han tenido la valentía de denunciarlo, por lo que el abogado ya ha sido citado a declarar por estos hechos en el citado Juzgado bonaerense, que ahora le pide determinar sus facultades mentales. También está imputado por presuntos delitos de estafa que le pueden llevar a la cárcel en este país, en el que se refugió tras la fuga de España para no cumplir su condena. Entre los supuestos estafados por Rodríguez Menéndez se encuentra el Doctor Mulhberger y otras personas más.

En España, al abogado se le han abierto cuatro expedientes disciplinarios desde el año 2005 hasta que se fugó a Argentina. Eso ha llevado al Colegio de Abogados, como ya publicó este periódicoha advertir por escrito a todos los Juzgados de la incompatibilidad profesional de Rodríguez Menéndez para ejercer como letrado. Menéndez se encuentra suspendido oficialmente del ejercicio de la abogacía, sin solución de continuidad, desde el 17 de agosto de 2014 hasta el 16 de enero de 2016. A pesar de ello, ha abierto despacho profesional en la capital de España con el fin de presentarse en todos los casos de corrupción y hacer de acusación popular en ellos, como actualmente hace el sindicato Manos Limpias. Para ello, ha creado la Asociación Pro-Justicia Siglo XXI con la que ha conseguido que le estimen parcialmente sus querellas contra Artur Mas y la familia del ex honorable Jordi Pujol.

La preocupación en los estamentos oficiales por la aparición en la escena pública de Rodríguez Menéndez es máxima ante las presuntas ilegalidades que pudieran cometerse. Por ello, el propio Colegio de Abogados ha pedido a los jueces que eviten las actuaciones profesionales del mencionado abogado y que “trasladen a este Colegio de Abogados la eventual actuación profesional con quebrantamiento de sanciones disciplinarias”. 

José Emilio Rodríguez Menéndez comenzó como abogado hace ya más de 34 años, creando el 6 de octubre de 1981 su primer despacho especializado entonces en Derecho Penal y Económico. Ahora, después de su paso por la cárcel y su huida a Argentina -donde consiguió evitar ser extraditado y volver preso a España-, ha reabierto su despacho ubicándolo en la calle del Marqués de Villamejor, en la zona noble de oficinas de Madrid junto al Paseo de la Castellana y el Hotel Villamagna, y con sucursales en Buenos Aires, Miami, Cuba e Islas Caimán.

Su convulsa vida en Argentina

El que fuera uno de los abogados más controvertido y famoso de la España de la década de los noventa ha vivido desde hace varios años en Argentina, donde se instaló en Buenos Aires en septiembre de 2008 al estar perseguido por la policía española. Allí abrió un bufete con una docena de empleados, ya que él tampoco figuraba como letrado en ninguno de los juicios de sus defendidos. Ya con anterioridad, estando preso en España, Rodríguez Menéndez también se las arreglaba para despachar con sus colaboradores y trabajar como letrado.

Recientemente, ha solicitado la ciudadanía argentina y aspira vivir a caballo entre los dos países. Pero, en los dos, puede de nuevo ingresar en prisión por las denuncias que pesan sobre él. Ya en el año 2005 la Audiencia Nacional le condenó a dos años de prisión por haber difundido en 1997 un vídeo de contenido sexual en el que se atentaba contra la intimidad del entonces director de El Mundo, Pedro J. Ramírez. Tras esta condena, Rodríguez Menéndez se fugó a Argentina. Pero regresó a España de incógnito en 2006 para visitar a su madre, que se encontraba gravemente enferma. Fue entonces cuando se le detuvo y fue encarcelado. Ese mismo año, el Tribunal Supremo elevó de seis a diez años otra condena que ya pesaba sobre él por defraudar cuatro millones de euros entre 1990 y 1994 a la Hacienda Pública española. En agosto de 2008, tras pasar varios meses en prisión, volvió a escaparse aprovechando un permiso de cuatro días.

La Justicia de España no ha cesado en reclamar su extradición. Sin embargo, el 30 de diciembre de 2013, el Juez federal argentino Marcelo Martínez de Giorgi denegó esta petición. Desde entonces, Rodríguez Menéndez se sentía libre para vivir entre Argentina y España sin temor a ser encarcelado de nuevo. Pero ahora, la situación puede cambiar radicalmente. Lo primero que reclaman las autoridades argentinas es saber si tiene bien y correctas sus facultades mentales para tomar a continuación las medias oportunas. 

 Juan Luis Galiacho
 juanluisgaliacho@extraconfidencial.com
@jlgaliacho