Menú Portada
INFORME DE FISCALIZACIÓN DEL EJERCICIO DE 2005 DEL CONSEJO DE CUENTAS (III)
El Banco de España aumentó en 393 millones de euros la deuda de la Xunta de Galicia

Las algo más que deficiencias de las cuentas de Touriño y Quintana

Septiembre 7, 2008

En 2005, la Comunidad Autónoma de Galicia incumplió el objetivo de estabilidad que tenía fijado

pq__touriño_quintana.jpg

A lo largo de nuestras últimas ediciones Extraconfidencial.com ha informado del contenido del “Informe de Fiscalización Da Conta Xeral Da Administración” redactado por el Consello de Contas de Galicia correspondiente al ejercicio económico de 2005. Algunas conclusiones son para echarse a temblar. Por ejemplo: los compromisos de gastos con cargo a ejercicios futuros, exactamente hasta el año 2035, se disparan hasta los 8.086,5 millones de euros; los gastos financieros ascendieron a un total de 923 millones de euros; y, por último, el endeudamiento de la Xunta le costará a cada gallego en torno a 3.000 euros.
Eran tiempos de bonanza económica que permitían a Emilio Pérez Touriño, presidente de la Xunta de Galicia, y a su socio Antxo Quintana ciertas ligerezas sobre los presupuestos. A las citadas, añadan ustedes estas otras:
El endeudamiento de la Comunidad Autónoma en el ejercicio de 2005fue de 2.988 millones de euros, mientras que el Banco de España lo elevó a 3.381 millones de euros. La diferencia entre ambas cantidades es de 393 millones y se debe a que la Cuenta General rendida del citado ejercicio no incluye información del endeudamiento consolidable en temas de protocolo de déficit excesivo”.
La falta de información sobre las desviaciones de financiación del ejercicio, impide validar el resultado el resultado del superávit presentado por la Administración General (4,048 millones de euros) El resultado consolidado, Administración y organismos autónomos, presentan un saldo negativo de 87,76 millones de euros…
En 2005 la Comunidad Autónoma incumplió el objetivo de estabilidad que tenia fijado. Este hecho obligó a actualizar el plan económico-financiero, sin elevar los niveles de endeudamiento autorizado ni ampliar su plazo de vigencia”.