Menú Portada
El desplome del banco de Emilio Botín hunde a miles de ahorradores

Las acciones del Santander acumulan un descenso del 35% desde el inicio de la ampliación

Noviembre 20, 2008

“Todos al Santander, maricón el último”. Esta frase no la escribió ningún directivo del Santander desde la ciudad financiera de Boadilla del Monte, si no el presidente de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (AUSBANC) Luis Pineda Salido.

pq_641_botin1.jpg

En estos días no vemos ninguna declaración de Luis Pineda Salido sobre el descalabro de la entidad presidida por Emilio Botín, que no sólo arrastra a miles de accionistas que no creen en el banco y se deshacen de sus derechos (su precio ha caído un 77%) si no a otros miles de ahorradores, aplastados por la enorme maquinaria de venta de las sucursales del Santander que compraron unos bonos convertibles arrastrados por unos tipos de interes elevados en sus primeros años pero que con los precios actuales (mínimo en cinco años) tendrán que esperar que las acciones suban un 170% para recuperar la inversión. ¿Fueron informados todos los inversores de este riesgo? Todo se reflejaba en el folleto aprobado por la CNMV pero a la hora de vender no todos fueron debidamente informados, no hay que darse una vuelta por los foros de Internet para ver la opinión de miles de consumidores. No hay que olvidar que en un ataque de arrogancia los directivos del Santader se jactaron de colocar los convertibles a toda velocidad. Ahora los tiempos no son tan buenos, por lo menos para los accionistas que no se creen ni un pelo lo de la ampliación preventiva. Aviso a navegantes para otros bancos. Maricón el último como dijo el Robin Hood de la banca.