Menú Portada
El mismo día se anunciaba también la contratación de 125 brigadas de refuerzo al dispositivo anti incendios

La Xunta de Galicia contrata 8 aviones para la prevención y defensa contra los incendios forestales durante los años 2013, 2014 y 2015

Julio 9, 2013
pq_937_feijoo_incendios.jpg

Hace poco más de tres meses, El País retomaba una guerra sin cuartel contra la Xunta de Galicia. En este caso, la Consejería del Medio Rural y del Mar se convertía en el centro de sus iras. El motivo: la adjudicación de un contrato a través de un procedimiento negociado sin publicidad para el alquiler de los helicópteros de lucha contra incendios por 12,3 millones de euros para este curso y el próximo. El caso es que Inaer es, desde hace años, la empresa encargada de la prestación del servicio de helicópteros contra incendios del Gobierno Autonómico y desde que ha cogido las riendas de tamaño cometido parece que el monte gallego respira mejor. En los últimos seis años, el período comprendido desde 2007 a 2012, la superficie total quemada en Galicia ha sido de 96.797 hectáreas, prácticamente la misma cifra que la desgraciadamente sucedida en el aciago año 2006: 95.947 hectáreas.

La Xunta de Galicia ahonda en su compromiso con el medio ambiente. A través de labores de prevención y defensa del medio natural y de las producciones forestales contra los incendios, el Gobierno de Galicia defiende la sostenibilidad y la biodiversidad, protegiendo, del mismo modo, a los bienes y personas del medio rural. La política de la Xunta en defensa del ecosistema natural no queda ahí. El pasado 6 de junio, el Consejo de la Xunta autorizaba la contratación de un servicio de ocho aviones con destino a la coordinación, vigilancia, prevención y defensa contra los incendios forestales durante los años 2013, 2014 y 2015. De esos ocho aviones, siete son de carga en tierra para tareas de extinción y 1 avión de vigilancia y coordinación de medios aéreos. Veinte días más tarde, el Boletín Oficial del Estado daba publicidad a la resolución de la Consejería del Medio Rural y del Mar por la que se anunciaba la contratación de los aviones a través de un procedimiento abierto y trámite ordinario. En total, los ocho aviones y sus servicios costarán a la Administración Autonómica más de 3 millones de euros (3.087.618 euros). Un presupuesto no excesivo tratándose del futuro de los montes y la naturaleza del ecosistema nacional, máxime de una zona tan rica como Galicia, un pulmón en el noroeste español.

Más medios

Además de la contratación de los aviones, con la misma fecha -6 de junio-, la Xunta aprobaba la encomienda de gestión de la Consejería del Medio Rural y del Mar para la ejecución de trabajos preventivos cofinanciados con el Fondo Europeo Agrícola de Desenvolvimiento Rural (FEADER) en el marco del PDR de Galicia 2007-2013 y servicio de brigadas de prevención, vigilancia y defensa contra los incendios forestales durante la campaña del año 2013. Así, durante la época de alto riesgo -julio, agosto y septiembre- serán 125 las brigadas contratadas de la empresa pública Seaga que actuarán de refuerzo al dispositivo del Servicio de Prevención y Defensa contra los Incendios Forestales, es decir, 500 personas más que se suman al operativo.

En estos últimos años, desde la Administración Autonómica de la Xunta de Galicia se ha enderezado el rumbo de un monte gallego desahuciado en los últimos tiempos -en 1989 llegaron a arder cerca de 200.000 hectáreas-, y en gran parte ese logro bebe de la política seguida en su dispositivo de Servicio de Prevención y Defensa contra los Incendios Forestales, a pesar de que algunos medios nacionales quieran vender otra imagen a la opinión pública.