Menú Portada
La ronda ha perdido otro 30 por ciento de audiencia este año

La Vuelta Ciclista a España cae en picado fruto del desastre organizativo

Septiembre 24, 2007

La Vuelta Cicilista a España sigue perdiendo aliciente para los espectadores. Desde que hace tres años los hermanos Franco vendieron su empresa, Unipublic, a Antena 3 TV, la ronda española organizada por esta empresa ha ido de mal en peor, hasta alcanzar esta edición unos índices de audiencia que la hacen incompatible con el éxito.

pq__podio.jpg

Ignacio Ayuso, el director general de Unipublic desde que esta empresa fue comprada por el grupo mediático Antena 3 TV, mentía ayer en el diario As cuando decía que la audiencia de La Vuelta había bajado del 1.100.000 espectadores de media de 2006 a los 900.000 de media en 2007. Como un bellaco. Ni el año pasado llegaron al millón ni éste han alcanzado los 700.000. Bien es cierto que el producto es infumable y los 683.000 espectadores de media de estos veinte días de carrera hay que considerarlos un éxito, pero tan cierto como que los responsables del fracaso son los propios rectores de Unipublic.
Uno veía el trazado de este año y anticipaba que el fracaso estaba cantado. Miraba el elenco de ciclistas y se ratificaba en sus trece. Por eso he aguardado a que la ronda finalizase para saber de primera mano los números y cargarme de razón en los comentarios. Fracaso solemne es la mejor expresión para definir la que se supone debería ser una de las tres mejores carreras ciclistas del mundo junto a Tour de Francia y Giro de Italia. Igual es la tercera, pero a lo mejor es que sólo hay dos grandes rondas ciclistas, la francesa y la italiana. Y nada más.

Propiedad de Antena 3TV, emitida por TVE

Cuando Antena 3 compró Unipublic por un pastizal, los aficionados pensamos convencidos que la idea de la cadena era producir la señal para emitirla en su canal. La sorpresa llegó cuando no fue así desde un principio, pero se debió a que TVE tenía comprados los derechos de un par de ediciones. Lo anormal es que ese contrato se amplió. En una guerra de audiencia como la existente en España, donde menos tiros se hace de todo para cargarse a la competencia, que Antena 3 no esté dando ya la Vuelta en directo es para sospechar. Lo único que se me ocurre es que los organizadores lo están haciendo rematadamente mal a propósito para que TVE se aburra y abandone y a partir de ahí, con las audiencias bajo mínimos, recoger el testigo la propia Antena 3 y relanzar el producto, con recorridos atractivos, ciclistas de primera línea, llegadas con público, etapas competidas e interés del primer al último día.
Porque como se vuelva a repetir una ronda como la de este año, directamente será mejor echar el cierre. Ni los ciclistas se creen la carrera. Y menos mal que había un ciclista español empeñado el pobre en ganar, Carlos Sastre. Lo que pasa es que su nivel no se lo permite en cuanto en el pelotón hay alguien que se defiende bien en todos los terrenos como ha sido este año el ruso Denis Menchov, porque el de Avila contra el reloj va marcha atrás. Si la organización hubiese querido animar la carrera pensando en el público no hubiese metido una contrarreloj de 54 kilómetros a los cinco días de carrera, por una autopista, en la que Menchov ganó la Vuelta y Sastre la perdió sin remisión. La organización sabe perfectamente que el público se pega a la televisión y a las cunetas si los españoles son protagonistas y no meros comparsas.

Tres años de bajadas

Total, que las retransmisiones ofrecidas por La 2 de TVE arrojan un promedio de 683.000 espectadores y un ‘share’ del 6,2 por ciento. El ‘share’ es justo el de La 2. Y ese número de espectadores equivale a un 30 por ciento menos que los 957.000 espectadores de promedio diario alcanzado en la Vuelta 2006. Y eso que la edición de 2006 ya perdió medio millón de espectadores sobre la edición de 2005, que ya venía perdiendo del año anterior. O sea, tres años de Antena 3 al frente, tres bajonazos.
Y hubo un par de etapas que no llegaron ni a los 300.000 espectadores, aunque la supuesta etapa reina de la carrera, la que acabó en Los Lagos de Covadonga, fue la más vista con un 9,2 por ciento de cuota y 1.103.000 espectadores. Pero eso ocurrió el cuarto día de carrera. Luego llegó la contrarreloj de Zaragoza y el público desconectó para siempre.
¿Se juegan algo que los mundiales de ciclismo que se disputan el próximo fin de semana y que dará TVE2 tendrán mucho más público? Afición hay, y para desgracia de los actuales rectores de Unipublic-Antena 3, lo que no es es gilipollas.