Menú Portada

La vieja guardia se mueve en el PSOE al rescate de Rubalcaba

Octubre 3, 2013
pq_937_felipe_rubalcaba_bono.jpg

De nuevo, Felipe González ha levantado la voz. Como en los viejos tiempos ha demostrado que su timbre es capaz de llamar a filas, prietas las filas, a todos los que ejercían (y en algunos casos aún ejercen), poder en el seno del PSOE. Interpreta que el reto soberanista catalán puede tumbar los débiles cimientos del socialismo español. Tras analizar los que han sido de nuevo unos pésimos resultados electorales de los socialistas en Alemania, ha decidido salir a la palestra, al terreno de juego. Interpreta que los movimientos del PSOE y los giros y fintas que tiene que hacer para mantener una línea política de acuerdo con el PSC pueden tumbar cualquier expectativa electoral próxima.

Con Felipe ya se sabe, Corcuera, el príncipe de la patada en la puerta, como su gran lugarteniente, su sargento de hierro. Marcando el ritmo, para que nadie se salga de nuevo de un discurso españolista claramente abandonado por el PSOE, que está camino de perder la sigla. Y, por último, José Bono, como el estandarte de lo que sería el gran comunicador del PSOE del españolismo… Ya se sabe las cercanías entre González y Bono, grandes muñidores de la llegada de Garzón a su partido.

Apuntalar a Rubalcaba

Claman entre todos por una defensa de la unidad de España y por un evitar caer en las trampas de ERC como ha caído ya sin remisión CiU. Pero realmente, su intención es evitar que la confrontación en Cataluña suponga la desaparición del PSOE en el resto de España.

¿La intención? ¿Qué Bono vuelva a la política? Los tiros no van en ese sentido. El objetivo de la operación es apuntalar a Rubalcaba como líder de los socialistas. La vieja guardia brama de nuevo y entiende que cualquiera que no sea su sempiterno ministro será peor y el partido caerá en la total desorientación y en una deriva electoral intangible

Matías Galdós