Menú Portada

A QUIÉN CORRESPONDA

A QUIÉN CORRESPONDA

La verdad sobre el ‘caso Theo Hernández’: Pasó desapercibido en la cantera del Atlético y siempre estuvo a la sombra de su hermano Lucas

Mayo 31, 2017
theo hernandez

La vida -y el fútbol- da muchas vueltas. El Atlético de Madrid se fijó antes en Theo que en Lucas Hernández. Pero después, a medida que los años fueron pasando, fue el mayor de los hermanos el que atrajo la atención de los formadores colchoneros. Ahora, en otro bandazo más del destino, es Theo el que acapara portadas al incorporarse al Real Madrid (aún no de forma oficial, pero sí oficiosa).

Gran parte de la afición rojiblanca está de uñas con el pequeño de los hermanos, más por una cuestión emocional que futbolística. Y es que realmente el Atlético sólo echará de menos al Theo del Alavés. La explosión del jugador ha venido, de forma inesperada (al menos para los técnicos que siguieron su crecimiento en la cantera colchonera), en la élite del fútbol español. Lo cierto es que en lo deportivo el club colchonero nunca había mostrado especial interés en el flamante subcampeón de Copa. No es cosa únicamente de Simeone, viene de mucho atrás.

Una historia rocambolesca

Lucas y Theo jugaban en el Rayo Majadahonda en el momento en el que el Atlético preguntó por el pequeño y le cita para unas pruebas en Orcasitas. Lucas acompañó a su hermano y de forma casual comenzó a dar unos toques con él. Fue entonces cuando los responsables técnicos decidieron que también iban a contar con el ahora zaguero. Así pues, los dos se marcharon del Rayo al Atlético y ahí fue cuando la historia comenzó a virar.

Los responsables de la cantera atlética vieron, casi desde el principio, más cualidades en Lucas. Le creían más dotado técnica y físicamente, con mayores posibilidades de llegar a ser profesional. Nunca fue una cuestión de carácter. “Los dos siempre fueron muy competitivos, nunca dieron un problema en ese sentido”, reseñan entrenadores que coincidieron con ambos. La situación llegó a un punto casi de no retorno. El Atlético intentó desprenderse de Theo en varias ocasiones. No era un caso especial. Cientos de chavales recalan al año en equipos así y son muchos -la mayoría- los descartados. La madre de los ‘zurdos de oro’ fue la que frenó la salida de Theo. Le dijo al Atlético que o los dos o ninguno. Sus hijos debían mantenerse juntos y eso fue lo que al final sucedió.

No se trata, en cualquier caso, de un error histórico de los responsables de la cantera en ese momento. “Theo no era un mal jugador, simplemente no destacaba, no sobresalía en ese momento. Si me hubieran dicho que iba a acabar en el Madrid, me hubiera jugado las dos manos a que no. Ahora estaría manco”, confiesa uno de los entrenadores de la cantera del Atlético en aquel entonces.

Todo siguió igual con Simeone

Las cosas no cambiaron cuando los dos comenzaron a coquetear con el primer equipo. El Cholo Simeone contó bastante antes con Lucas que con Theo. El mayor fue convocado por primera vez en noviembre de 2014, mientras que el pequeño tuvo que esperar hasta febrero de 2016. Esta diferencia tiene parte de lógica por la diferencia de edad de los futbolistas (21 años Lucas, 19 Theo), aunque lo cierto es que la confianza del técnico argentino siempre ha ido dirigida hacia Lucas. Por ello, la dirección deportiva colchonera no tuvo problemas en que Theo saliera cedido al Alavés, pero quiso mantener en la plantilla del primer equipo a Lucas, al que ve como jefe de la zaga en un futuro no muy lejano.

Por todo ello, uno –Lucasha renovado con el Atlético hasta 2022 con una cláusula cercana a los 50 millones y otro ha salido con rumbo al eterno rival. Que esa salida se haya producido dos días antes del último derbi en el Vicente Calderón es harina de otro costal. Eso sí, ninguno de los profesionales que coincidieron con Theo se han extrañado del desenlace. Nunca tuvo sitio en el Atlético. Los hermanos Hernández, ahora sí, separan sus caminos.

Felipe de Luis Manero

@FelipedeLuis99