Menú Portada
Al margen de los cambios de criterios contables que ya reseñamos ayer

La venta de jugadores salvó las primeras cuentas de Ramón Calderón

Octubre 2, 2007

Antes del 30 de junio, el Real Madrid vendió a 7 jugadores por un valor total de 38 millones de euros

Sobre el presupuesto se desvió en 24 millones de euros, que fueron maquillados con el cambio de criterio en las amortizaciones y la venta de jugadores

La sección de baloncesto, campeona de Liga, tuvo unas pérdidas contables de 17,4 millones de euros


Si diésemos por buenos los números presentados por Ramón Calderón a sus socios en la pasada asamblea, los 43,7 millones de euros que presenta como beneficios antes de impuestos resulta que se han obtenido gracias al maquillaje del cambio de criterio contable en la amortizaciones como ya les hemos contado en días anteriores, más la venta de jugadores, algo que no estaba presupuestado. Los 86,7 millones de euros no amortizados hubiesen sido insuficientes si no se llega a producir la venta de Ronaldo (8 millones), Woodgate (10,5), Digo (4,5), Diego López (6), Raúl Bravo (2), Mejía (2) y Emerson (5). Las ventas de Cicinho (9), De la Red (4), Negredo (4), Portillo (1,5) y Javi García (2) llegaron después del 30 de junio y no están contabilizadas.

La catalogada como mejor temporada económica en la historia del Real Madrid –con un aumento del endeudamiento reconocido por el club de casi 87 millones de euros-, supuso un desvío en el presupuesto de 24,3 millones de euros al alza, que llegaron de la quiebra del patrocinador Benq, que en esta temporada dejó de pagar 15 millones de euros, al margen de que el resto del contrato hasta los 100 millones de euros, ya no se ingresarán. Bwin, la nueva empresa patrocinadora, firmó un contrato multianual (3 años), a razón de 15 millones anuales, o sea, cinco menos de lo que tenía firmado Benq.
Como consecuencia de ello, el club se ha visto obligado a provisionar otros 19 millones de euros para futuras contingencias y riesgos. Si ustedes son de los que tienen buena memoria, o si son socios del Real Madrid les bastará con tirar de la memoria de hace un par de años para recordar que el club rebajo de 21 millones a 8 la provisión de fondos para imprevistos para de esa forma no dar pérdidas. Fueron las últimas cuentas de Florentino Pérez. Ahora, este año, Calderón y los suyos han tenido que pagar lo que el propio Calderón con Florentino gastaron del club para no tener que ponerlo de su bolsillo propio. Y luego se insultan en público.

El Márketing sí, pero no

Por segundo año consecutivo las previsiones de ingresos de márketing no se han cubierto. Bien es cierto que han aumentado los ingresos por ese concepto, pero no se ha llegado a lo previsto. Claro que el golpe no ha sido tan duro como hace un año en que se presupuestó ingresar 136 millones de euros y se quedaron en 116 millones. Este año presupuestaron 126 millones y se han quedado en 124. Está muy bien, se van acercando, pero sigue siendo la única partida de ingresos que no se cumplen la expectativas. Y si tenemos en cuenta que se invierten 99 millones de euros para ingresar esos 124, la verdad es que la cosa deja bastante que desear. Y mucho peor deben pensar que irá la cosa si para el ejercicio corriente la previsión de ingresos por márketing es de 111,5 millones. ¿Cada día venderán menos camisetas? Debe ser por el ‘efecto Beckham’.

El baloncesto, cada vez peor

Pero si decimos eso del márketing, qué tendríamos que decir de la sección de baloncesto. El segundo deporte de la casa blanca ha perdido la friolera de 17,5 millones de euros. Ingresan 4,6 millones y se gastan 22 millones. Increíble.
En esta sección sí que vale preguntarse cómo es que no liquidan el equipo. Cualquier entidad seria y responsable lo tendría que hacer, pero la historia no lo permite. No les digo nada si en próximas temporadas repercuten el gasto del pabellón que se va a construir en Valdebebas sobre la sección de basket.
Con los cuatro millones que ingresa el Real Madrid de baloncesto, si tuviera que competir con esa cantidad contra el resto de los equipos ACB, tendría uno de los ingresos más bajos de la categoría. Posiblemente estaría por debajo del presupuesto mínimo marcado por la propia ACB.

Acuerdos en vigor: las teles y la Esquina

Y acabamos con este análisis de las cuentan del gran Calderón. Los acuerdos en vigor, esos que se firman por períodos superiores a la vida de las juntas directivas y que los que vienen detrás tienen que ir arreando o recomprando, con las consiguientes pérdidas para el Real Madrid, como el legendario de Ramón Mendoza con Dorna que luego recompró Lorenzo Sanz, cosas que vendió Sanz que recompró Florentino, que vendió Florentino y recompra Calderón, y así seguirá la rueda por mucho tiempo.
Acuerdos en vigor. Dice Calderón que entre 1998 y 2000 el club vendió sus derechos audiovisuales de la Liga y la Copa a Sogecable hasta la temporada 2007-08, con un año de renovación automática a precios similares. Y que los derechos europeos y del baloncesto también están vendidos hasta la campaña 2009-10.
Calderón ha vendido derechos a Mediapro desde la temporada 2008-09 hasta la 2011-12. Nunca ha especificado qué comprende esa venta que según la propia memoria del club, sumándolo todo, lo de Sogecable, TVE y Mediapro se llegan a los 1.100 millones de euros en siete temporadas. Una simple división nos dice que hablan de ingresar por esos conceptos audiovisuales no especificados 157 millones anuales. De momento en el presupuesto corriente sólo han marcado como ingresos 115,2 millones. Algo empieza a no cuadrar.
Adidas, el proveedor de material, tiene contrato hasta 2012. Bwin ha firmado hasta 2010.
Pero con todo, lo más rocambolesco de las cuentas del Real Madrid es la famosa Esquina del Bernabéu. En 1992 Ramón Mendoza cedió por veinte años, hasta 2012 , la explotación de los locales comerciales y el parking a la empresa Centro Comercial Concha Espina SA, cuya titularidad era de Dorna y Banesto. En 1995 INFOSA compró la explotación de la Esquina por 23 millones de euros.
El Real Madrid lo cobró todo en mano y especies en 1992, y para las cuentas de los próximos ejercicios, hasta junio de 2012, tiene que imputar 4,5 millones de euros, ya cobrados en su día. Un negocio redondo… para otros.
Lo único cierto es que a partir de 2012 el Real Madrid recuperará un patrimonio fantástico que en sus manos podrá explotar de mejor manera que la que en su día gestó del finado Mendoza.